Las lesiones más frecuentes en los deportistas de élite

Ya sea en los músculos, ligamentos o huesos, los deportistas profesionales suelen sufrir dolencias a causa de la actividad que desarrollan. Estas son las que se presentan con mayor frecuencia.
Las lesiones más frecuentes en los deportistas de élite
Joseph Wickman

Escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman.

Última actualización: 02 noviembre, 2021

Todos los atletas se exponen a sufrir molestias físicas, pero hay lesiones más frecuentes en los deportistas de élite. Esto no quiere decir que sean lesiones que afecten únicamente a este grupo de deportistas, ya que cualquier persona las puede sufrir.

A continuación, vamos a conocer en detalle cuáles son estas lesiones tan frecuentes. Al hacerlo, entenderemos perfectamente por qué son tan frecuentes.

Los 3 tipos de lesiones más frecuentes en deportistas de élite

Ser deportista de élite requiere un gran esfuerzo diario. Se trata de un grupo pequeño de personas que llega a la máxima categoría de su deporte. Esto se logra en parte gracias a habilidades innatas y también mediante un riguroso entrenamiento y esfuerzo, tanto físico como con la alimentación, y otros hábitos durante años.

A esta vida centrada en el deporte se le suma el peligro de lesiones. Los que consideramos el deporte un pasatiempo también podemos lesionarnos si nos excedemos o tenemos mala suerte.

En el caso de los deportistas de élite, están poniendo su cuerpo al límite a diario. Saben que hay un riesgo de lesión a corto plazo, pero también que pueden enfrentarse a secuelas a largo plazo.

Sin embargo, la motivación por ser el mejor en su disciplina —y la posible recompensa monetaria— los llevan a darlo todo. Estas son las lesiones más frecuentes a las que tienen que hacer frente.

1. Lesiones de rodilla

En esta primera categoría englobaremos 2 lesiones. Al ser frecuente tener que correr y saltar en la mayoría de los deportes, la rodilla es una de las articulaciones que más sufren.

En primer lugar, tenemos la lesión del ligamento cruzado anterior. Esta es una lesión grave que ocurre cuando se rota la pierna estando el pie inmovilizado. Suele ocurrir en deportes como el fútbol, baloncesto o esquí y lleva varios meses de recuperación.

Una de las consecuencias negativas del exceso de ejercicio es el riesgo de sufrir una lesión.

La segunda lesión es la lesión meniscal. Los meniscos son cartílagos que tenemos dentro de la rodilla y ayudan a distribuir las fuerzas, proporcionar estabilidad y evitar la fricción entre huesos. Cuando se degeneran o sufren un daño, es posible que haya que cortar o quitar parte de uno de ellos. Si es el caso, tendremos menos protección en la rodilla para siempre, ya que el cartílago no se regenera.

De hecho, los estudios señalan a estas 2 lesiones de rodilla como las más frecuentes entre deportistas varones jóvenes, así que hay que tener cuidado a cualquier edad. Esto se refleja en una investigación que publicó la Revista de la Facultad de Ciencias Médicas de Quito.

2. Lesiones musculares

Los músculos tiran de los huesos para que estos se muevan. Por lo tanto, los músculos son la base de cualquier movimiento que hagamos. Un deportista de élite está constantemente utilizándolos y tensionándolos.

La lesión más común es la contractura muscular. Debido al uso intenso, prolongado en el tiempo o por la falta de calentamiento, el músculo se retrae como medida protectora. Sin embargo, esto causa que las demás estructuras que dependen de él también estén en una posición antinatural.

Asimismo, la propia contracción acabará causando dolor porque los músculos necesitan realizar su ciclo de contracción-relajación correctamente para oxigenarse y eliminar residuos.

Por otra parte, también está la rotura o el desgarro. Dentro de las roturas, pueden haber microrroturas —agujetas— o roturas totales o parciales. Las roturas totales o parciales hacen referencia a la rotura de las fibras que componen el músculo. Estas provocarán dolor y harán que este quede parcial o totalmente inutilizado.

3. Fracturas

Por último, otra lesión frecuente son las fracturas óseas. Estas pueden ocurrir tanto por estar constantemente aplicando presión sobre los huesos como debido a un choque o golpe.

La fractura de tobillo a menudo requiere una cirugía para su tratamiento.

Los huesos son fuertes, pero no indestructibles. En cualquier deporte en el que haya contacto, puede haber un choque fuerte que acabe fracturando un hueso. También hay microfracturas o fracturas por estrés que pueden aparecer sin ningún choque aparente, simplemente por la presión continuada a largo plazo.

Todo tipo de lesiones

Como vemos, hay una gran variedad de lesiones más frecuentes en los deportistas de élite. Estas van desde algo tan básico como una contractura a algo muy serio como la rotura del ligamento cruzado anterior.

Estas dolencias son tan frecuentes que es probable que hayas oído hablar de todas ellas si eres un aficionado al deporte. Todas tienen su tiempo de recuperación y tratamiento individualizado, como detalla la literatura académica. Por suerte, los atletas de élite suelen tener un equipo médico listo y con experiencia tratándolas todas.

Te podría interesar...
Consejos para hacer ejercicio después de una lesión de rodilla
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Consejos para hacer ejercicio después de una lesión de rodilla

Acatar los consejos para hacer ejercicio después de una lesión de rodilla puede brindarte el impulso que necesitas para entrenar de nuevo.



  • J. Rivera, G. Suquillo y J. Páe. Características de las lesiones de rodilla en deportistas: hallazgos en los estudios de resonancia magnética. Revista de la Facultad de Ciencias Médicas (Quito); 33(2): 101-107, 2008
  • T. Águila, F. Delgado, S. Bermúdez et al. Atención segura a lesiones de rodilla en atletas. Finlay; 3(1), 2013