5 lesiones en las partes íntimas

La zona íntima, como cualquier otra parte del cuerpo, también puede lesionarse al practicar deporte. ¿De qué debemos cuidarnos y qué nos puede llegar a pasar?
5 lesiones en las partes íntimas
Joseph Wickman

Escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman.

Última actualización: 26 noviembre, 2021

Cuando practicamos deporte de forma consistente, nos exponemos a una serie de lesiones y dolencias. Esto incluye lesiones en las partes íntimas, que quizá no se tratan a menudo en los medios, pero que también merecen atención.

A continuación, vamos a analizar las principales lesiones que afectan a esta zona tan sensible del cuerpo, así como a sus zonas aledañas.

Lesiones en las partes íntimas

A menos que juguemos a un deporte como el cricket, en el que las partes íntimas van protegidas, se trata de una zona muy expuesta, tanto como la cara, los brazos o las piernas. Por lo tanto, son igual de susceptibles de sufrir lesiones.

Estas son las principales lesiones que podemos sufrir en esta zona y en estructuras adyacentes.

1. Golpes

La primera también es la más obvia. Como hemos dicho, las partes íntimas están expuestas, a menos que llevemos un objeto de protección.

Así, practicando cualquier deporte, no es extraño llevarse un golpe que pueda lastimarnos. Tanto si es entrando en contacto con un rival o por un golpe de balón, las partes íntimas corren peligro de ser dañadas.

El golpe puede ser leve. En este caso, solo tendremos un dolor pasajero sin mayores complicaciones. Sin embargo, si hay sangrado, problemas para orinar, sangre en la orina o una hinchazón significante, conviene buscar ayuda médica inmediatamente.

2. Pubalgia

La pubalgia es una lesión bastante frecuente entre deportistas. Se trata de una patología que produce dolor en el pubis y, dependiendo de qué estructuras la hayan causado, distintos puntos de la ingle. Puede ser causado por factores intrínsecos o estructurales o, en cambio, por microtraumatismos repetidos.

Las causas de la hernia deportiva no están del todo probadas todavía.

En cuanto a este segundo caso, hay que entender que en las ramas bajas de la pelvis se insertan muchos músculos que músculos estarán constantemente tensionando la zona y dando pequeños estirones. Si no calentamos adecuadamente o intentamos hacer demasiado esfuerzo sin preparar el cuerpo, esto puede desembocar en una pubalgia.

Como veremos más adelante con otras patologías, los estudios indican que puede ser complicado obtener un diagnóstico correcto. Eso es lo que confirma precisamente un estudio publicado por Annals of Plastic Surgery.

3. Tendinitis

Estos mismos músculos que se insertan en la pelvis pueden causar lesiones en las partes íntimas de otra forma. Por una parte, recordemos que los tendones conectan los músculos con los huesos. Como hemos dicho, grandes músculos de la pierna acaban en la pelvis. Así, si se dañan y se inflaman los tendones, notaremos el dolor en la zona inguinal, alrededor de las partes íntimas.

En este caso, no deja de ser una tendinitis como cualquier otra, pero la sintomatología puede llevar a confusión. Tendremos que guardar reposo relativo unos días y después realizar contracciones excéntricas, estiramientos y aplicar calor sobre la zona para tratarla.

4. Fracturas

Si hemosrecibido un golpe y el dolor es muy intenso o persistente, también puede ser que hayamos sufrido una fractura. En tales circunstancias, la fractura habrá ocurrido en la pelvis.

Recordemos que es un hueso que está bastante expuesto y es bastante superficial. Así, tal y como ocurre con la clavícula, por ejemplo, se puede fracturar con facilidad si se recibe un golpe en esa zona.

Una fractura en la pelvis sí que nos alejará de los terrenos de juego durante un buen tiempo. Deberemos reposar cierta cantidad de tiempo, dependiendo del alcance de la fractura. Después iremos recuperando movilidad, y poco a poco podremos reentrenar la musculatura.

5. Disfunción de la sínfisis púbica

Por último, el causante del dolor a nivel inguinal o alrededor de la zona íntima también puede ser una disfunción de la sínfisis púbica. Esta patología suele aparecer por una asimetría de los miembros inferiores o por una masa muscular desigual.

Hombre con dolor en el pubis por lesión en las partes íntimas.

Así, cada pierna tira de una parte de la pelvis de una manera distinta. Al ocurrir esto, se daña la sínfisis púbica, que es la articulación cartilaginosa que une ambos lados de la pelvis.

De hecho, los estudios muestran que la sínfisis púbica puede tener toda una serie de problemas. Esto se explica con detenimiento en una investigación que publicó la Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología.

Las lesiones en las zonas íntimas son molestas

Como vemos, las lesiones en las partes íntimas pueden afectar tanto a los genitales como a las zonas circundantes. En todos los casos, hablamos de patologías que cursan con dolor en esta zona, que es bastante pequeña.

Por lo tanto, si el dolor es persistente o empeora, deberemos obtener un diagnóstico médico que averigüe exactamente qué problema tenemos. Una vez que tengamos esto, todos los casos mencionados tienen solución, así que no debemos preocuparnos demasiado.

Te podría interesar...
Pubalgia: causas, síntomas y tratamiento
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Pubalgia: causas, síntomas y tratamiento

La pubalgia incluye varias condiciones patológicas vinculadas a la pelvis. Se trata de una lesión frecuente entre deportistas, sobre todo futbolist...



  • Ahumada, M. Ashruf, A. Espinosa et al. Athletic Pubalgia, Annals of Plastic Surgery. October 2005 – Vol. 55 – Núm. 4 - p 393-396
  • Duque y J. Barco. Variaciones morfológicas en la sínfisis pública humana. Serie de casos. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología. Julio-Septiembre 2010 - Vol. 61 - Núm. 3