¿En qué consiste la luxación de hombro?

Además de ser dolorosas, las luxaciones de hombro tienen otros peligros. Te presentamos sus tres posibles causas y cómo suele ser el tratamiento de esta dolencia.
¿En qué consiste la luxación de hombro?
Joseph Wickman

Escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman el 15 octubre, 2021.

Última actualización: 15 octubre, 2021

La luxación de hombro es una lesión muy dolorosa. Sin embargo, tiene buen pronóstico y la recuperación suele ser total. Como veremos más adelante, el problema no es la lesión en sí, sino otros problemas que pueden aparecer después.

A continuación, vamos a aprender un poco más sobre la compleja articulación del hombro. Después, veremos cómo se produce la luxación y daremos unas pinceladas sobre el tratamiento y la prevención de recaídas.

La compleja estructura del hombro

El hombro es una articulación formada por 3 huesos: la clavícula, la escápula y el húmero. Pese a que todos juegan un papel importante en cuanto a movilidad, vamos a centrarnos en 2 de ellos, la escápula y el húmero.

Lo que ocurre a nivel óseo es que la cabeza del húmero se inserta en un orificio circular que tiene la escápula en su parte lateral. Este orificio se llama cavidad glenoidea, y posibilita que el brazo se mueva en todas direcciones.

Además de los huesos, la articulación del hombro la rodean un gran número de ligamentos, músculos y demás tejidos blandos. Estos tejidos posibilitan que se produzcan los movimientos, además de asegurar que ocurran de manera estable y controlada.

Luxación de hombro

Ahora que tenemos una imagen más completa del hombro a nivel interno, ya podemos entender qué es una luxación de hombro. Esta patología describe el momento en el que la cabeza del húmero sale de la cavidad glenoidea.

La luxación de hombro es una lesión para considerar.

En la gran mayoría de casos, esta salida se produce hacia adelante, aunque también puede haber casos en los que se desplaza hacia atrás o abajo. Puede verse afectado solo el hombro o los tejidos de forma ligera, pero los estudios avisan de posibles complicaciones graves en casos severos, como se explica en uno publicado por la Revista Española de Cirugía Osteoarticular.

Causas de esta lesión

En general, la luxación se produce por 3 causas. Primero, puede darse por un factor externo, es decir, un golpe o una caída. En este caso, el impacto en la articulación es tan fuerte que el sistema de tejidos blandos es incapaz de reaccionar y mantenerlo en su sitio.

En segundo lugar, puede ser resultado de la debilidad muscular. Una de las funciones de los músculos es ayudar a mantener las estructuras duras del cuerpo en su sitio. Si están débiles, es posible que no sean capaces de realizar su función correctamente. En cuanto al hombro, puede ocurrir que hagamos un gran esfuerzo de manera repentina con unos músculos y que los demás no puedan soportarlo.

Por último, puede haber debilidad de las otras estructuras. Esto se da frecuentemente cuando hay una luxación en personas jóvenes, porque se debilitan los tejidos circundantes y aumenta la probabilidad de sufrir recaídas. Este es uno de los grandes peligros de la luxación de hombro, que puede condicionar al paciente en el futuro.

Cómo se trata la luxación de hombro

Cuando una persona sufre una luxación de hombro, notará un dolor intenso y será incapaz de mover el brazo. Así, lo primero que necesitará será que le recoloquen la articulación en su sitio. Esto se hace mediante una maniobra muy específica.

Como indica una investigación publicada por la Universidad Técnica de Machala, esto va a depender de hacia dónde se haya luxado el hombro. Además, la maniobra deberá ser realizada por un profesional.

En segundo lugar, será esencial tratar todas las estructuras relacionadas con el hombro. Cuando hay una luxación, muchas estructuras son estiradas o movidas de forma antinatural, por lo que también quedarán dañadas. Por lo tanto, habrá que hacer un trabajo de recuperación para los ligamentos, cápsulas articulares, tendones, etc.

Recaídas

El segundo punto del tratamiento es esencial para evitar recaídas. Como hemos visto, una luxación en edades tempranas predispone al paciente a sufrir más luxaciones en el futuro. La única manera de contrarrestar esto es realizando un trabajo concienzudo de rehabilitación de los tejidos blandos al sufrir la primera luxación.

Mujer haciendo press militar de hombro tras nuca.

Asimismo, si el paciente realiza deportes en los que la luxación de hombro es relativamente frecuente, deberá mantener la zona en forma siempre. Deberá realizar ejercicios específicos de estabilidad y fortalecimiento muscular, tener la musculatura compensada y, en la medida de lo posible, tratar de evitar gestos potencialmente lesivos.

No confiarse

Visto todo lo anterior, se entiende que la luxación de hombro es una lesión muy dolorosa y con la que no podemos confiarnos. No podemos pensar que, como nos la han recolocado en su sitio y ya no nos duele, estamos como antes de la lesión.

El trabajo posterior reviste gran importancia, tanto para recuperarnos en el momento como para evitar su aparición en el futuro. Debemos tomarnos la lesión muy en serio y centrarnos en la rehabilitación si queremos evitar disgustos futuros.

Te podría interesar...
Las luxaciones más comunes en los deportes de contacto
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Las luxaciones más comunes en los deportes de contacto

Las luxaciones más comunes en los deportes de contacto son tres: hombro, rótula y tobillo. Algunas requieren tratamiento quirúrgico para solucionar...



  • A. Fajardo. Enfoque actual en el manejo de la luxación de hombro (examen complexivo). UTMACH, Unidad Académica de Ciencias Químicas Y De La Salud, Machala, Ecuador. 2018
  • M. Escuder, J. Monllau y J. Ballester. Parálisis del plexo braquial por pseudoaneurisma de la arteria axilar tras luxación de hombro. Revista Española de Cirugía Osteoarticular. Vol. 32, no. 192. 1997