4 consejos para mantenerte en forma con una lesión

En este artículo te damos varios consejos para que puedas seguir en forma incluso tras haber sufrido una lesión.
4 consejos para mantenerte en forma con una lesión
Joseph Wickman

Escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman.

Última actualización: 26 julio, 2022

Mantenerte en forma con una lesión a cuestas puede ser complicado, sobre todo si piensas que cualquier movimiento que hagas puede perjudicarte retrasando la recuperación.

A continuación, vamos a ver unos cuantos consejos para que mantengas un buen nivel físico sin poner en peligro tu rehabilitación. Está claro que recuperarse de la lesión es lo más importante, pero no podemos obviar el estado físico general que más temprano que tarde se verá afectado durante el tiempo que estés alejado del deporte o ejercicio.

Mantenerte en forma con una lesión

En general, los estudios han tendido a no recomendar el reposo absoluto en favor de empezar con la rehabilitación activa cuanto antes. Está claro que dependerá del alcance de la lesión, pero por regla general, será preferible descansar lo mínimo necesario.

Aparte de esto, mientras estés reposando la parte del cuerpo dañada, siempre habrán cosas que puedas hacer con el resto del cuerpo. Estos son algunos consejos que puedes aplicar si te encuentras en esta situación.

Hay algunos factores que se pueden tener en cuenta para evitar las lesiones en el deporte.

1-Ejercicios específicos

Al igual que hay ejercicios para grandes grupos musculares, existen ejercicios muy específicos para todos los músculos del cuerpo.

Por lo tanto, si te has lesionado la pierna, siempre vas a poder buscar ejercicios para el miembro superior, cuello y tórax. Hablamos de movimientos que aíslan estos músculos y que puedes hacer sin problemas. Por lo tanto, busca ejercicios para las partes del cuerpo que no necesiten reposo. Como tienes mucho tiempo libre, podrás hacerlos sin límite de repeticiones con la garantía de mantenerte en forma.

2-Ayudas externas

Puede que si has sufrido una lesión severa no te puedas mover en exceso. O que no sea una lesión demasiado grave, pero que afecte a una parte de tu cuerpo que limite tu movimiento.

En estos casos, o aunque simplemente te parezca más divertido, puedes tirar de elementos externos. Tenemos mancuernas, bandas elásticas, pedales con los que puedes trabajar pies o manos. Hay un sinfín de elementos que podemos utilizar a nuestro favor. No debes perder tiempo pensando que ‘ya harás ejercicio cuando te recuperes’. Varios días de reposo pueden tener un claro efecto negativo sobre el cuerpo tirando por la borda todos los progresos realizados previamente.

3-Ten confianza en la recuperación

Este consejo va enfocado a un aspecto más psicológico. Tienes que tener bien en claro que te vas a recuperar y vas a estar al 100%, o lo más cerca posible al ideal. Así, aunque estés con la lesión y no puedas realizar muchos movimientos que te gustaría hacer como caminar, debes saber que se trata de una situación temporal.

Los días pasan. En unas semanas estarás de nuevo con tu vida normal, y en ese momento agradecerás el hecho de haber realizado el trabajo físico sobre las zonas adyacentes mientras estabas lesionado. De lo contrario, vas a tener que empezar desde un nivel mucho más bajo.

4-Cardio

Para mantener una forma física aceptable estando lesionado, es más útil e importante enfocarte en el trabajo de cardio que en la musculación.

Piensa que vas a estar varios días en reposo, ya sea total o absoluto. En esta situación, lo que mejor le va a venir al cuerpo es hacer trabajo que ayude a la circulación. Así, cuanto más tiempo puedas estar haciendo ejercicio de intensidad moderada, mejores serán los resultados para el cuerpo. Por el contrario, hacer unas cuantas repeticiones máximas y dejarlo reposar el resto del día, no tendrá un efecto tan beneficioso.

Esto no quiere decir que sea malo hacer ejercicios de musculación. Quiere decir que hay que priorizar el cardio. Si después de un tiempo de cardio quieres entrenar la fuerza para grupos específicos, genial. Pero no ignores la importancia del trabajo cardiovascular.

Las máquinas de cardio en el gimnasio son una excelente opción para perder peso.

Una situación compleja que se puede resolver

De este artículo te tiene que quedar claro que estar lesionado no significa estar inválido y confinado al reposo total. Es decir, todavía puedes mover el cuerpo, a excepción de la parte del cuerpo lesionada. Y estas regiones sanas necesitan su trabajo para mantenerse en buena forma.

Así, mantenerte en forma si tienes una lesión es posible, y debes trabajar para ello. Si lo necesitas, apóyate en tus seres queridos para conseguir motivación o para que te ayuden al realizar ciertos ejercicios. Al igual que tú, ellos querrán tu bienestar y estarán dispuestos a ayudarte a conseguirlo. De hecho, muchos estudios contemplan la importancia de la psicología dentro de la rehabilitación.



  • M. Muntión, M. Benítez, J. Bordás et al. Lumbalgia: ¿seguimos las recomendaciones de las guías? Atención Primaria. Volume 37, Issue 4, March 2006, Pages 215-220.
  • L. Abenza. Tesis para la Universidad Católica San Antonio de Murcia. 2010.

Los contenidos de esta publicación se redactan con fines informativos. En ningún momento facilitan o sustituyen diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.