Medidas de prevención del estrés térmico en deportes extremos

El estrés térmico en deportes extremos es un peligro evidente, pero silencioso. Descubre cuáles son las medidas preventivas que pueden evitar problemas mayores en tu salud.
Medidas de prevención del estrés térmico en deportes extremos
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 08 noviembre, 2022

Cuando hablamos de estrés térmico en deportes extremos nos referimos a aquellas prácticas de ejercicios en condiciones límite de temperatura. Mucho calor o mucho frío en el ambiente pondrán en riesgo a la salud, sobre todo al estar exigiendo el organismo con una actividad extrema.

Hay personas que practican deportes bajo techo, en condiciones controladas, pero otros tantos lo hacen al aire libre, y no sólo expuestos a temperatura regular, sino a condiciones extremas. Un poco por el contacto con la naturaleza diversa y otro tanto por el desafío personal.

Así aparece el riesgo de estrés térmico en los deportes extremos. Y hablamos de estrés porque realmente se está proponiendo al cuerpo una situación que lo estresa, que lo obliga a funcionar en parámetros que puede soportar, pero para los cuales debe esforzarse demasiado.

Por supuesto que el entrenamiento y la aclimatación son claves, al punto de que existen deportistas para quienes parece que el frío de la montaña no es nada. U otros que corren bajo soles radiantes por kilómetros y kilómetros sin agotar las fibras musculares.

De todas maneras, el riesgo del estrés térmico en los deportes extremos está, aún en los entrenados profesionales. Por eso hay que considerar ciertas precauciones y saber cómo reacciona el cuerpo en esas condiciones.

El estrés térmico por calor en los deportes extremos

Uno de los factores de estrés térmico es el calor, cuando el deporte extremo sucede en ámbitos demasiado cálidos. Puede ser el ejemplo de las maratones en climas tropicales, superando los 40 kilómetros bajo un sol radiante. En efecto, el organismo necesita disipar calor mientras lo produce por el entrenamiento o por la competencia. Si ese calor interno extra no abandona el cuerpo, se elevaría la temperatura interna, lo cual puede ser fatal.

Grupo de runners corriendo con calor durante el mediodía
El calor extremo puede generar deshidrataciones severes en el organismo si no se toman las medidas adecuadas.

Recordemos que las células y los órganos nos mantienen vivos a los humanos porque nuestra temperatura interna es constante. Las variaciones por fuera de los límites aceptados como normales derivan en fallas orgánicos y, a la larga, muerte.

El estrés térmico por calor en los deportes extremos tiene como destino final la elevación de la temperatura interna a valores que anulan las funciones de los tejidos. No se trata sólo de un cuerpo con piel caliente, sino de una temperatura interna por encima de los 40 ºC.

El mecanismo principal por el que el cuerpo disipa ese calor extra que se genera en el interior es la sudoración. Si el deportista no asegura la viabilidad de ese proceso, sufrirá hipertermia. Del mismo modo, si la sudoración se vuelve límite, y no hay reposición de líquidos, el resultado grave será la deshidratación.

El frío como factor de estrés térmico en deportes extremos

Los deportes de nieve y de montaña se exponen a los fríos extremos, y el cuerpo se somete a estrés térmico. A diferencia de lo que sucede con el calor, aquí la principal solución proviene de agentes externos que usemos como cobijo, o sea, el abrigo.

La vestimenta para el frío extremo es clave en los deportes que se practican en estas condiciones. El ser humano no tiene un proceso interno lo suficientemente eficiente para generar tanto calor que contrarreste los fríos de la altitud, por ejemplo. Lo que se debe evitar es la pérdida desmedida, y para ello son las ropas en capas.

Además, no sólo la temperatura del aire pura es la que determina el riesgo de estrés térmico en los deportes extremos. También influye la humedad del ambiente, la velocidad con la que sopla el viento y la presencia o no de luz solar.

¿Qué medidas preventivas son las más eficientes?

En los extremos de calor hay una clave que es la hidratación. Si el deportista se deshidrata, rápidamente sobrevendrá la fatiga muscular, y eso lo obligará a detener lo que estaba realizando. Si se excede, el peligro obvio es la hipertermia que conduzca a situaciones graves, incluso la muerte.

El entrenamiento continuado permite aclimatar el cuerpo a esas condiciones extremas de calor, y se ha verificado con estudios científicos que es posible soportar temperaturas internas de 40 ºC en maratonistas de élite, por ejemplo. De todos modos, esa adaptación particular no está siempre, y depende de la buena hidratación del deportista.

En el otro extremo, un buen hábito para luchar contra el estrés térmico por frío en los deportes extremos es regular la dieta del deportista aumentando las calorías. Esto debe estar elaborado en el marco de un plan nutricional, y controlando las tendencias al sobrepeso.

Hacer ejercicios con frío puede ayudarte a quemar más grasas.
El frío es un factor que repercute sobre los músculos generando lesiones.

La ropa confeccionada con tecnología de punta es, también, una clave en la exposición al frío. El desarrollo de telas y materiales con alta retención de calor interno ha evolucionado muchísimo. Pero como bien decíamos, la humedad es otro factor en los climas extremos, por lo que no debe despreciarse la capa impermeable de ropa.

¿Puedo practicar deportes extremos sin riesgo de estrés térmico?

Es posible practicar deportes extremos maximizando los cuidados y prevenciones, pero nunca estaremos en un nivel de riesgo que sea cero. Las situaciones de mucho calor y mucho frío exigen al organismo a niveles superiores, y debemos ser conscientes de ello para tomar los recaudos necesarios.

Te podría interesar...
Los 5 deportes menos seguros
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Los 5 deportes menos seguros

En muchas disciplinas deportivas, el riesgo de lesión o de accidentes es grande. ¿Cuáles son los deportes menos seguros y cómo prevenir inconvenien...



  • Redondo, Raquel Blasco. "Aclimatación al ejercicio físico en situaciones de estrés térmico." Archivos de Medicina del Deporte: Revista de la Federación Española de Medicina del Deporte y de la Confederación Iberoamericana de Medicina del Deporte 29.148 (2012): 621-631.
  • Gómez, Jesús. "La aclimatación al calor en el deporte." Recuperado el 8.7 (2013): 16.
  • Castelló Roca, A. "Técnica de aclimatación y superaclimatación." Apunts Medicina de l" Esport (Castellano) 4.013 (1967): 47-51.
  • Perez-Quintero, M., et al. "Hipertermia: aclimatación al calor y posibles efectos en parámetros cardiopulmonares." Revista Andaluza de Medicina del Deporte 10.4 (2017): 203-203.