Sarcopenia: síntomas y tratamientos

La sarcopenia es una de las patologías que afectan a la masa magra y a la fuerza muscular. Es posible prevenirla cambiando ciertos hábitos de vida... ¿De cuáles se trata?
Sarcopenia: síntomas y tratamientos
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 12 agosto, 2021.

Última actualización: 12 agosto, 2021

La sarcopenia es una patología compleja que afecta a millones de adultos a nivel mundial. Por ello, te vamos a contar lo que necesitas saber al respecto: tanto qué es la sarcopenia como los síntomas y los tratamientos que se proponen en la actualidad.

Esta es una enfermedad que se asocia a un incremento significativo del riesgo de muerte por todas las causas. La sarcopenia suele manifestarse durante las últimas etapas de la vida, aunque también puede aparecer de forma prematura. Los hábitos de vida son claves en la prevención de esta patología, tanto la dieta como el ejercicio.

¿Qué es la sarcopenia?

Como hemos comentado, la sarcopenia es una patología compleja que afecta al tejido y a la función muscular. Esta enfermedad cursa con una destrucción progresiva de la masa magra. Además, produce que se experimente una reducción de la fuerza, lo que dificulta la motricidad.

El riesgo de desarrollar sarcopenia se incrementa a medida que se cumplen años. No obstante, una dieta inadecuada y el sedentarismo pueden propiciar su aparición en etapas tempranas. Así lo evidencia un estudio publicado en la revista BioMed Research International, en el que se propone una intervención a nivel de estilo de vida para prevenir la aparición de esta enfermedad.

Normalmente, las personas con sarcopenia experimentan una bajada no intencionada del peso corporal, procedente del tejido magro. La masa grasa se mantiene o incluso se incrementa. Esto se debe a que el metabolismo también se ve afectado, con lo que disminuyen las calorías gastadas en estado de reposo a lo largo del día.

Por otra parte, este cambio negativo en la composición corporal afecta a otras muchas funciones fisiológicas. Tal es el caso de la producción de ciertas hormonas, como la testosterona y la hormona del crecimiento, que se ve afectada. Esto repercute negativamente en la libido y en la vitalidad de la persona.

Mujer mayor que padece de sarcopenia y posee músculos debilitados.

Tratamientos para la sarcopenia

A pesar de que existen fármacos para el tratamiento de la sarcopenia asociada a diferentes patologías, como el cáncer, en la mayor parte de los casos los mejores resultados se obtienen interviniendo sobre los hábitos. Es fundamental incrementar el aporte de proteínas en la dieta, asegurando que al menos la mitad son de alto valor biológico.

Por otra parte, es determinante la promoción del ejercicio de fuerza. A través de la estimulación de las fibras musculares, se consigue una reducción del catabolismo, lo que ayuda a preservar el tejido y mantener sus funciones. De hecho, la fuerza del agarre se propone como uno de los marcadores asociados al riesgo de muerte por cualquier causa durante la edad adulta avanzada.

Asimismo, existen algunas ayudas ergogénicas utilizadas en el contexto de la nutrición deportiva que pueden servir para impedir la progresión de la sarcopenia. La creatina es una de ellas, según una investigación publicada en la revista Biomolecules. Ahora bien, es necesario que la ingesta de este suplemento se promocione en el contexto de la práctica de ejercicio.

El rol de los ácidos grasos en los tratamientos de la sarcopenia

Además de garantizar el aporte proteico, es necesario asegurar que se ingieren ácidos grasos de calidad de forma diaria durante el tratamiento de la sarcopenia. Algunos de ellos, como los de la serie omega 3, cuentan con efectos anticatabólicos, por lo que mejoran la salud muscular. Su presencia en el plasma reduce la destrucción de proteínas musculares, lo que cuida la salud del tejido magro.

Paralelamente, será preciso reducir la presencia de grasas trans en la dieta. Estas cuentan con un carácter inflamatorio que puede acelerar el proceso de atrofia muscular, además de empeorar otras patologías que puedan coexistir y afectar al bienestar. En lugar de consumir estos lípidos, se ha de priorizar una pauta basada en el consumo de alimentos frescos.

Las grasas trans pueden empeorar rápidamente los síntomas de la sarcopenia.

La sarcopenia, una patología compleja que pone en riesgo la vida

Aunque muchos no le dan la importancia que se merece, la sarcopenia es una patología crónica que pone en riesgo la vida de las personas. La destrucción de la masa muscular y la pérdida de fuerza se consideran marcadores muy preocupantes para el estado de salud. Normalmente, estos pacientes cuentan con muy mal pronóstico.

Por este motivo, es determinante apostar por una buena educación alimentaria durante las primeras etapas de la vida, para evitar que este problema aparezca de forma temprana. Con el mismo objetivo, se recomienda la promoción del ejercicio físico a cualquier edad, siempre adaptado a las limitaciones y posibilidades de cada persona.

Te podría interesar...
Alimentos para aumentar la masa muscular
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Alimentos para aumentar la masa muscular

Es importante que los atletas incluyan en la dieta alimentos para aumentar la masa muscular y así conseguir un mejor desempeño.



  • Martone, A. M., Marzetti, E., Calvani, R., Picca, A., Tosato, M., Santoro, L., Di Giorgio, A., Nesci, A., Sisto, A., Santoliquido, A., & Landi, F. (2017). Exercise and Protein Intake: A Synergistic Approach against Sarcopenia. BioMed Research International, 2017, 2672435. https://doi.org/10.1155/2017/2672435
  • Dolan, E., Artioli, G. G., Pereira, R., & Gualano, B. (2019). Muscular Atrophy and Sarcopenia in the Elderly: Is There a Role for Creatine Supplementation?. Biomolecules, 9(11), 642. https://doi.org/10.3390/biom9110642