Cómo tratar y prevenir la rodilla del saltador

La rodilla del saltador puede ser muy molesta. Sigue leyendo para saber más acerca de esta lesión y saber cómo prevenir su aparición.
Cómo tratar y prevenir la rodilla del saltador
Joseph Wickman

Escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman.

Última actualización: 05 diciembre, 2021

Prevenir la rodilla del saltador es importante, ya que es una patología que afecta a un gran número de deportistas. Pese a su nombre, no es una lesión que afecte únicamente a personas que salten mucho; la sufren personas que practican un amplio abanico de deportes que quizá no se asocien con ese movimiento.

A continuación, vamos a ver de qué trata exactamente esta patología. También veremos qué opciones de tratamiento tenemos y qué podemos hacer en el día a día para evitar su aparición.

¿En qué consiste la rodilla del saltador?

Recibe este nombre la patología médicamente denominada tendinitis rotuliana. Dicho de otra manera, estamos ante una lesión del tendón que une la rótula con la tibia.

Cuando se contrae el cuádriceps, manda la fuerza al tendón del cuádriceps. Este la hace llegar a la rótula, la cual transporta esa fuerza al tendón rotuliano para llegar por fin a la tibia, la cual realiza el movimiento deseado.

Vemos que este tendón realiza una función vital, ya que, sin él, no podríamos mover la pierna respecto del muslo. En otras palabras, no podríamos extender la pierna y siempre tendríamos la rodilla flexionada. Por otra parte, al estar conectado tanto con la rótula como con la tibia, el tendón rotuliano también ayuda con la estabilización de la rodilla.

Qué produce la rodilla del saltador

¿Qué causa la rodilla del saltador? Como nos encontramos con una tendinitis, la causa más frecuente es el sobreuso. Hablamos de esfuerzos demasiado intensos para el tejido, así como esfuerzos repetitivos durante un largo periodo de tiempo. En ambos casos, el tendón no es capaz de hacer frente a lo que se le exige y se produce un daño en sus fibras.

Debido a su función y localización, es un tejido que se tensiona siempre que estiremos la pierna. Por lo tanto, si tenemos esta lesión, nos molestará el simple hecho de caminar. Será un dolor que mejore con el reposo y que claramente causará molestias al realizar ejercicio.

Hay algunos factores que se pueden tener en cuenta para evitar las lesiones en el deporte.

Podremos observar cómo está más hinchado que el tendón de la otra pierna. Al cursar con inflamación, puede que la zona esté más enrojecida y caliente.

¿Saltador?

Esta lesión recibe el nombre de rodilla del saltador debido al mecanismo lesional. El tendón rotuliano se tensiona al máximo cuando caemos tras un salto o al frenar cuando el cuerpo se mueve en horizontal.

Es por ello que la lesión es frecuente entre deportistas que practican deportes como el voleibol o baloncesto. Sin embargo, también es frecuente entre futbolistas, corredores y deportistas que practican diferentes pruebas de atletismo. Por ello debemos tener cuidado, ya que no solo la sufren aquellos cuyo deporte los obliga a saltar con frecuencia.

Tratamiento

La rodilla del saltador puede ser de grado 1 a 5, dependiendo de la gravedad. De acuerdo con el grado, se puede recibir un tratamiento u otro. Sin embargo, también hay técnicas comunes, y son las siguientes:

  • Cese de las actividades que causaron la lesión. Deberemos dejar de practicar el deporte que nos ha provocado la rodilla del saltador hasta que nos recuperemos. Si no, solo alargaremos la lesión y probablemente la empeoremos.
  • Frío y calor. En momentos de dolor agudo, aplicaremos frío. Si la lesión ya lleva varios días con pequeñas molestias, aplicaremos calor.
  • Los masajes ayudarán a relajar la musculatura y, por lo tanto, a quitarle tensión al tendón.
  • Ejercicios de fortalecimiento muscular. El objetivo es fortalecer el cuádriceps y los demás músculos para que le quiten trabajo al tendón. Así, al pedirle un gran esfuerzo, las fibras musculares podrán encargarse de ello sin necesitar gran estabilización por parte del tendón.
  • Medicación antiinflamatoria. La tomaremos solo en el caso que se complique la rehabilitación o si es un caso severo. Es conveniente evitarla en la medida de lo posible.

Más allá de las posibilidades comentadas, los estudios también muestran la efectividad de otros tratamientos fisioterapéuticos. Estos incluyen el ultrasonido o las ondas de choque, según una investigación publicada en la Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica.

Fisioterapeuta rehabilitando una lesión de ligamento cruzado anterior.

Prevenir la rodilla del saltador

Para prevenir la rodilla del saltador, lo más importante será cuidarnos a la hora de practicar deporte. Debemos asegurarnos de realizar gestos deportivos correctos y respetar los tiempos de ejercicio y descanso para no sobrecargar la estructura. También convendrá intercalar sesiones de otros deportes entre varias de nuestro pasatiempo favorito.

Y por último, también será vital adaptar el esfuerzo a nuestras capacidades. Esto implica progresar poco a poco de acuerdo al nivel personal; no intentemos correr una maratón al segundo día.

Buen pronóstico para la rodilla del saltador

Pese a ser una lesión limitante, la buena noticia es que recuperarse completamente de una tendinitis rotuliana es muy factible. La gran mayoría de los casos se resuelven a las pocas semanas y el paciente vuelve a su vida habitual.

Sin embargo, debemos recordar los pasos que se han de seguir para prevenir la rodilla del saltador. Hay que hacer deporte con cabeza y no machacar siempre al mismo tendón.

Te podría interesar...
Consejos para hacer ejercicio después de una lesión de rodilla
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Consejos para hacer ejercicio después de una lesión de rodilla

Acatar los consejos para hacer ejercicio después de una lesión de rodilla puede brindarte el impulso que necesitas para entrenar de nuevo.



  • U. Bonilla, B. Chavarría y N. Grajales. Tendinitis rotuliana (rodilla del saltador). Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica. Núm. 73, Vol. 620. 2016
  • V. Salar y T. León. Tratamiento fisioterápico en tendinopatía rotuliana (rodilla de saltador) en un jugador de baloncesto. Trabajo para la Universidad de Zaragoza. 2012