¿Cómo afecta la anhedonia al deportista?

La anhedonia es la pérdida en la capacidad de experimentar placer y emociones positivas. Aunque parezca una patología infrecuente, es una manifestación muy presente en la población general, incluso en deportistas.
¿Cómo afecta la anhedonia al deportista?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 28 junio, 2021.

Última actualización: 28 junio, 2021

Quizás el término anhedonia resulte desconocido para muchos, pero lo cierto es que seguramente más de uno habrá experimentado sus efectos. Te contamos sobre esta condición y sus posibles efectos para un deportista.

«Anhedonia» es una palabra procedente del griego y significa ‘falta de placer’. Es un estado más o menos persistente en el que la persona deja de disfrutar de aquello que antes generaba placer. Este es un síntoma muy típico de afecciones como la depresión, pero también se da en población no clínica sin ningún tipo de patología.

¿Qué causa la anhedonia en un deportista?

Normalmente, la anhedonia es transitoria y suele durar unas horas. Sin embargo, en otros casos es más persistente y puede llegar a comprometer el rendimiento y salud del deportista. A continuación, desarrollaremos cómo afecta la anhedonia al deportista.

Menor motivación intrínseca

Una de las consecuencias más inmediatas de la anhedonia es una disminución significativa de la motivación intrínseca. En este sentido, no hay que confundir la falta de placer con la falta de motivación.

Esta última se llama apatía y es un estado diferente de la anhedonia. Aunque puede existir una tenue conexión entre ellas, la apatía se relaciona directamente con la motivación, y la anhedonia con la afectividad y las emociones.

Es normal confundirse entre ambas, pero en este caso lo que se quiere remarcar es que, si el deportista deja de sentir placer a la hora de entrenar, es muy probable que acabe dejando la actividad y dedicándose a otras cosas, a ver si puede obtener el placer de ellas.

Disminución drástica de la productividad

La anhedonia puede causar una baja pronunciada en la productividad.

Otra consecuencia de la anhedonia en el deportista está estrechamente relacionado con el punto anterior, y tiene que ver con la productividad. Y es que si el deportista no experimenta sensaciones positivas con el entrenamiento, difícilmente sea capaz de conseguir los objetivos marcados, especialmente si estos son psicológicos.

Todo lo anterior tiene que ver con un trastorno en el que la anhedonia es un síntoma muy común: la depresión. Según un estudio publicado en la Gaceta Médica de Caracas, la depresión reduce significativamente la calidad de vida, la interacción interpersonal y la productividad laboral de la persona.

Aun así, hace falta más investigación porque la relación puede ser circular. A causa de la depresión, la persona se siente con menos ganas de ser productiva; y como es menos productiva y más inactiva, aumentan los sentimientos negativos.

Desconexión del resto de personas

El aislamiento social es una de las consecuencias más citadas por los deportistas que sufren de anhedonia. Cuando se padece este estado, no solo se pierde la capacidad de disfrutar de las actividades, sino también de relaciones sociales y de intimar con otras personas.

A los ojos de los demás, el deportista que sufre anhedonia puede parecer como una persona borde, fría y cortante, pero esto no representa la realidad. Esto solo perpetúa el sufrimiento de la persona, por lo que es muy importante hacer énfasis en la confianza a la hora de crear relaciones.

Solo gracias a la confianza es posible abrirse a los demás y expresar que no se está pasando por un buen momento afectivo. Pedir ayuda es solo el primer paso para vencer el malestar.

Alteración de los biorritmos

Como ya hemos dicho, la anhedonia es un estado generalizado de ausencia de emociones positivas. Asimismo, se ha mencionado que está en estrecha relación con la depresión. Por tanto, es posible que se produzcan alteraciones en la cantidad y calidad de sueño.

El insomnio puede ser una de las consecuencias de la anhedonia.

Siguiendo esta idea, un estudio publicado por la Revista Médica de Clínica Los Condes ha encontrado una correlación positiva entre los síntomas de la depresión —entre ellos, la anhedonia— y la gravedad de los trastornos el sueño. Esto significa que, a mayor nivel de intensidad de la anhedonia, más dificultades y problemas de sueño.

No dejes que la anhedonia te quite eso que disfrutas

En determinadas épocas de la vida, es normal que uno se sienta con un estado de ánimo más bajo, y esto no es necesariamente malo. Las emociones negativas son necesarias, ya que cumplen una función, pero lo que no hay que permitir es que se instauren y poco a poco vayan consumiendo los gustos personales.

Para no dejar de disfrutar de los pequeños placeres y de las actividades cotidianas, hay que identificar y tratar la anhedonia tan pronto como sea posible. Este siempre es un estado reversible, pero mejor acabar con él cuando las consecuencias son abarcables.

Te podría interesar...
¿Cómo han superado la depresión algunos deportistas?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Cómo han superado la depresión algunos deportistas?

Muchos deportistas han superado la depresión gracias a su valentía, fuerza de voluntad y a contar con profesionales de la salud mental.



  • Marsiglia, I. (2008). Depresión: Visión holística de la medicina interna. Gaceta Médica de Caracas, 116(1), 10-17.
  • Seguel, L. M. (2013). Trastornos del sueño en trastornos del ánimo y de la conducta alimentaria. Revista Médica Clínica Las Condes, 24(3), 487-493.