¿Cómo afecta el retiro a los atletas?

Todo en la vida tiene un comienzo y un final, y en el caso del deporte no iba a ser de otra manera. La retirada deportiva es una etapa muy especial y complicada, pero se puede aprender a gestionar.
¿Cómo afecta el retiro a los atletas?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 28 septiembre, 2021.

Última actualización: 28 septiembre, 2021

El retiro es un momento universal que llega a todos los atletas en algún momento. Aunque sea una etapa más, puede suponer mucho estrés si no se sabe gestionar.

El retiro significa principalmente una ruptura con el estilo de vida y el tomar conciencia de que la vida no volverá a ser como antes; los momentos de gloria y las victorias, al menos como deportista, no volverán a repetirse. Además, pueden darse problemas adicionales como los económicos, familiares o la dificultad para encontrar una ocupación.

Consecuencias del retiro para los atletas

El retiro deportivo es un momento de crisis, y es necesario enseñar al deportista cómo gestionarlo. Si esto no se hace, es muy probable que este acabe desarrollando problemas psicológicos. Lo primero es conocer cómo afecta el retiro a los atletas. A continuación, se tratará esta cuestión.

Demasiado tiempo libre que es necesario ocupar

El primer cambio que experimenta el atleta durante el retiro es que la rutina cambia por completo. Los deportistas de alto rendimiento pasan de entrenar unas 8 horas al día a no tener nada más que hacer que dedicar el tiempo a ellos mismos.

Esto que parece relajante, como unas vacaciones, no lo es tanto. Hay que tener en cuenta que la vida de estos atletas gira en torno al deporte, y en el momento que este elemento desaparece, el estilo de vida tambalea.

El retiro para un atleta puede significar una gran desmotivación.

En estos casos, es normal que se experimenten sensaciones de vacío, aburrimiento y hasta de depresión. Por esa razón, es fundamental que se encuentren otras aficiones u ocupaciones para llenar todo el tiempo libre del que se dispone.

Hay que seguir cuidando la salud

Muchas veces se habla del bajón físico de los antiguos deportistas una vez que dejan de entrenar. Esto sucede porque cuando no se tiene la carga física tan fuerte, es muy tentador abonarse a la vida sedentaria y los malos hábitos.

En el momento del retiro, los atletas tienen que seguir cuidando la salud con más motivos. Aunque cueste más, hay que hacer un esfuerzo extra para seguir comiendo bien, conservar los horarios de sueño y hacer algo de ejercicio todos los días.

No hay que pensar que por haber cuidado el físico durante mucho tiempo uno va a tener buena salud para siempre. La única manera de prevenir afecciones y enfermedades es mantener siempre los hábitos saludables.

Puede suponer una oportunidad para iniciar proyectos

El retiro deportivo es un evento inevitable en la carrera de cualquier deportista, pero existen 2 maneras de afrontarlo: como una oportunidad para emprender proyectos o como un obstáculo en la vida que lleva a la inactividad.

Existen muchos ejemplos en el deporte de atletas que después de retirarse montan su negocio, escuela o marca personal para seguir inspirando a otros futuros deportistas. Por ejemplo, el exgimnasta Gervasio Deferr decidió montar por su cuenta un gimnasio en el que enseña a los niños los fundamentos básicos de la gimnasia deportiva.

Joven que hace meditación antes de comenzar a estudiar.

De acuerdo con un estudio publicado por la Revista de Psicología Deportiva, la mejor adaptación al proceso de retirada se produce cuando el deportista se implica en proyectos personales y es capaz de sacar lo mejor de él mismo.

Gestionar la retirada para crecer en la vida

La carrera deportiva es una sucesión de etapas, cada una con unas características determinadas. La fase de la retirada se define por un cambio muy importante en los hábitos y el estilo de vida.

Es comprensible que el cambio de primeras asuste, pero como todo en la vida, hay que adaptarse y tratar de sacar lo mejor de cada uno. Al principio cuesta, pero uno se va acostumbrando.

Por otro lado, cada atleta tiene su forma de ser y unas estrategias de afrontamiento personales. Esto quiere decir que es muy difícil tratar de establecer un proceso que se adapte bien a todas las personas.

La forma de experimentar las emociones, sensaciones y pensamientos es totalmente individual. Hay que respetar y tener paciencia con todos los ritmos de progreso, pero sin dejar de tener una cosa clara: hay vida más allá del deporte.

Te podría interesar...
El retiro de Petr Cech: una leyenda del arco
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El retiro de Petr Cech: una leyenda del arco

Muchas de las estrellas que supimos conocer abandonan el fútbol con el paso del tiempo. Recientemente fue el turno de Petr Cech, un histórico porte...



  • Fernández, M. D. G., y López, J. B. (2008). Después del deporte,¿ qué? Análisis psicológico de la retirada deportiva. Revista de Psicología del Deporte, 17(1), 61-69.