La ansiedad y su impacto en el deporte

Sufrir ansiedad puede llegar a ser muy incapacitante para la persona que ve cómo su cuerpo está controlado por sus pensamientos negativos. En el deporte, pasa algo parecido y afecta el rendimiento.
La ansiedad y su impacto en el deporte
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 02 septiembre, 2021.

Última actualización: 02 septiembre, 2021

Una de las experiencias más agobiantes que puede sufrir alguien es un ataque de ansiedad mientras practica deporte. Este fenómeno parece algo poco frecuente, pero lo cierto es que es más habitual de lo que parece.

Lo que se conoce como ansiedad es un conjunto de síntomas físicos y pensamientos negativos que pueden resultar muy desagradables. No es lo mismo que el estrés, dado que este es una reacción más larga y menos fuerte ante un evento que se percibe como una amenaza.

Cómo afecta la ansiedad en el deporte

La gente que sufre ansiedad tarda en pedir ayuda porque piensa que se irá sola. Creer esto es peligroso y poco eficaz, y lo único que ocasiona es que el problema se cronifique y sea más difícil de solucionar.

El primer paso para afrontarla es conocer qué efectos tiene la ansiedad sobre el rendimiento en el deporte. A continuación, trataremos este tema.

Perjudica a las capacidades físicas

Antes de una competición deportiva, el atleta debe estar concentrado y con el cuerpo y la mente a punto. Conseguir este estado requiere una seria preparación y un buen calentamiento, tanto físico como mental. Puede parecer que esto es tarea sencilla, pero en ocasiones conseguir el estado óptimo antes de competir ocasiona más de un quebradero de cabeza.

Cuando ese estado precompetitivo es demasiado activo, aparece la llamada «ansiedad precompetitiva». Uno de sus principales síntomas es el aumento de la tensión muscular. Con esto, es probable que el rendimiento se vea deteriorado, ya que el aumento de la tensión provoca que los movimientos sean menos fluidos y precisos.

Aumenta la probabilidad de sufrir una lesión

Hay algunos factores que se pueden tener en cuenta para evitar las lesiones en el deporte.

Si hay algo que temen los deportistas es sufrir una lesión que los aleje del entrenamiento durante un cierto periodo de tiempo. Prevenirlas es mucho más fácil de lo que parece; tan solo hace falta influir sobre los factores de riesgo.

El deportista que sufre un nivel alto de ansiedad se distraerá más fácilmente. Esto podría ocasionar despistes que, de producirse de manera continuada, incrementasen la vulnerabilidad a sufrir un accidente que acabase en lesión.

En un estudio publicado en la revista Emotional Psychology se descubrió una relación positiva entre la ansiedad de los deportistas y el número de lesiones. Es decir, aquellos que sufrían más ansiedad presentaban mayor número de lesiones a lo largo de su carrera.

Deteriora la relación con los demás

El efecto de la ansiedad en el deporte no solo se nota de manera individual en la persona, sino que también afecta al nivel interpersonal. Esto abarca las relaciones que tiene la persona con el entrenador y sus compañeros.

A medida que un deportista tiene más nivel de ansiedad, su comportamiento cambia. Así, se vuelve una persona irritable, hostil y tiende a aislarse de los demás.

El cambio es percibido por los otros, pero no todas las personas tienen la capacidad para gestionarlo de manera correcta. La reacción más habitual es discutir o enfadarse, lo que provoca un malestar más grande en el deportista que ve cómo sus personas más cercanas se alejan.

Refuerza estrategias de afrontamiento improductivas

A la hora de estudiar la ansiedad en el deporte, los psicólogos se han orientado más a los efectos que esta tiene sobre el rendimiento. Sin embargo, hay una línea de investigación muy interesante que trata de averiguar las consecuencias de la ansiedad más allá de los síntomas personales.

Mujer que experimenta los síntomas de la ansiedad en el deporte.

En concreto, estos expertos pretenden estudiar cómo reaccionan las personas ante el malestar y qué estrategias de afrontamiento utilizan. Por lo general, las personas con ansiedad tienden a evitar los conflictos o utilizar técnicas dirigidas al control de las emociones, como la distracción.

En este sentido, una investigación realizada por profesionales de la Universidad del Miño halló que los deportistas con mayor ansiedad suelen afrontarla mediante conductas como el abandono de la tarea, la autocrítica y el desahogo emocional.

La ansiedad se puede controlar, pero hay que trabajar

Quien en algún momento haya sufrido un ataque de ansiedad sabrá que es una de las experiencias más desagradables que se pueden tener. Ahora bien, que una persona no lo haya sufrido no significa que sea inmune, y es que la ansiedad es un problema que afecta a todas las personas.

Lo mejor para que no perjudique el rendimiento es evitar que aparezca. La prevención siempre va a ser mejor que la intervención, pero en ocasiones no es posible llevarla a cabo y habrá que pasar a minimizar su impacto.

La buena noticia de todo esto es que es posible reducir al mínimo la ansiedad en el deporte. Para ello, lo único que se necesita es que el atleta trabaje con un psicólogo y se tome en serio su salud mental.

Te podría interesar...
¿Cómo afrontar una crisis de ansiedad?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo afrontar una crisis de ansiedad?

Sufrir una crisis de ansiedad es una situación negativa que hay que saber manejar a tiempo para evitar consecuencias negativas en el futuro.



  • Dias, C. S., Cruz, J. F. A., y Fonseca, A. M. (2011). Ansiedad, percepción de amenaza y estrategias de afrontamiento en el deporte: diferencias individuales en el rasgo de ansiedad.
  • Olmedilla Zafra, A., Álvarez, A., Ortín Montero, F. J., y Blas Redondo, A. (2009). Ansiedad competitiva, percepción de éxito y lesiones: un estudio en futbolistas.