¿Cuáles son los beneficios de tener una mentalidad flexible?

Tener una mentalidad flexible es una virtud de gran ayuda para resolver situaciones nuevas y adaptarse con facilidad a los cambios. Esta cualidad se relaciona estrechamente con la creatividad y las habilidades de afrontamiento.
¿Cuáles son los beneficios de tener una mentalidad flexible?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 18 Septiembre, 2020.

Última actualización: 18 Septiembre, 2020

Tener una mentalidad flexible es una de las mejores cualidades que puede tener una persona. La mayoría de las problemas que se deben resolver no tienen una única solución o procedimiento, sino que se puede llegar a una solución por múltiples caminos.

Las empresas, equipos deportivos o centros académicos valoran muy positivamente a una persona con mentalidad flexible. Estas personas son capaces de pensar, según la terminología inglesa, out of the boxEsto significa que son capaces de buscar soluciones alternativas a problemas nuevos. Por tanto, la mentalidad flexible está muy relacionada con la creatividad.

Las personas con una mentalidad flexible no solo son más creativas, sino que se adaptan mejor a los cambios e imprevistos. No entran en pánico cuando algo inesperado ocurre porque su manera de pensar les permite explorar nuevas alternativas para hacer las cosas. Son muchos los beneficios de tener una mentalidad flexible; te explicamos los más sobresalientes.

El proceso de aprendizaje se optimiza

Las personas difieren en su capacidad y velocidad de aprendizaje. Todos tenemos la capacidad de aprender las mismas cosas, pero tanto el camino y como el ritmo hasta llegar a la meta será diferente en cada caso.

Una mentalidad flexible es una ventaja significativa cuando se trata de aprender nuevas habilidades por dos razones: el proceso de aprendizaje se hace más rápido y es más generalizable, es decir que las nuevas habilidades adquiridas se pueden usar en múltiples contextos.

Todas las personas podemos aprender por ensayo y error u observando cómo resuelven situaciones los demás. Sin embargo, aquellas personas con mentalidad flexible pueden ir más allá y pensar en alternativas antes de ponerlas en acción.

Una mentalidad flexible ayuda al deportista a sortear obstáculos.

Más empatía y relaciones sociales más fuertes

Una mentalidad flexible es una capacidad fundamental para formar vínculos sociales más estrechos. Gracias a esta característica psicológica, es posible comprender mejor a las personas y ponerse en el lugar del otro.

Por el contrario, a las personas que no poseen esta capacidad les resulta muy difícil empatizar con los demás; en otras palabras, se les hace difícil entender que cada persona es única con sus pensamientos y emociones. Asimismo, empatizar es ir más allá de uno mismo y empezar a pensar cómo experimentan los demás las situaciones.

Por tanto, la flexibilidad mental es un rasgo cuyos beneficios van más allá de las capacidades de razonamiento. De hecho, se extienden también al ámbito social.

Mejor ajuste a las situaciones novedosas por la mentalidad flexible

La vida está llena de situaciones imprevistas que no se pueden controlar. Ser capaz de resolverlas con éxito lo antes posible es una cualidad personal muy positiva.

La característica esencial de la flexibilidad mental es pensar a lo grande, evitando las viejas costumbres y los hábitos aprendidos. Esto resulta muy útil en situaciones desconocidas, en las que no basta con aplicar lo aprendido.

Para tener éxito en estas circunstancias, hay que explorar nuevas opciones y exprimir la creatividad con el objetivo de pensar soluciones nunca antes contempladas.

Es cierto que la experiencia da pistas de cómo poder actuar en situaciones nuevas, y la intuición también puede ser de gran ayuda para lograr el ajuste. Sin embargo, es la mentalidad flexible la gran aliada para desenvolverse con soltura en ambientes inestables.

Aumenta la capacidad de hacer varias cosas a la vez

Con frecuencia se dice que las personas solo podemos hacer una cosa a la vez, y esta afirmación no es del todo equivocada; las capacidades cognitivas como la atención o la memoria son limitadas. No obstante, gracias a la flexibilidad mental, es posible minimizar esas limitaciones.

Una mente flexible aumenta la habilidad de hacer varias cosas a la vez, lo que en inglés se denomina multitasking. Esta cualidad implica manejar varios tipos de información a la vez y ser capaz de cambiar de una tarea a otra con facilidad.

El deportista puede sentir más presión cuando hay público en las gradas.

El multitasking se hace especialmente visible cuando la persona tiene que trabajar bajo presión. Aquellos con una mente flexible no se agobian cuando tienen que desempeñarse en condiciones adversas, sino que son capaces de pensar con claridad y hacer operaciones mentales complejas.

La mentalidad flexible se construye, no es innata

La flexibilidad mental es una habilidad psicológica como cualquier otra; esto significa que se puede desarrollar y potenciar con el entrenamiento adecuado. Lejos de ser un rasgo innato y fijo, todos tenemos la capacidad de expandir la mente y ser más creativos.

Según una tesis de grado presentada en la Universidad de Mar del Plata de Argentina, esta característica es más fácil desarrollar en niños y adolescentes, cuando los hábitos y maneras de hacer las cosas no están muy instaurados. Sin embargo, esto no significa que esté todo perdido para los adultos.

La gran ventaja de los humanos es que tenemos la capacidad de aprender a lo largo de la vida, no solo durante la infancia. Por esa razón, nunca es demasiado tarde para ponerse a trabajar en tener una mente flexible.

Te podría interesar...
5 consejos para conseguir el éxito personal
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
5 consejos para conseguir el éxito personal

Conseguir el éxito personal es una meta que interesa a todas las personas. Alcanzarlo depende de factores tanto ambientales como personales.



  • Álvarez, E. (2010). Creatividad y pensamiento divergente. Desafío de la mente o desafío del ambiente. Recuperado de: http://www. interac. es/adjuntos/crea_pensa_diver. pdf.
  • Domingo, L., y Galli, J. I. (2015). Desarrollo de la flexibilidad cognitiva en adolescentes (Doctoral dissertation).