4 claves del rendimiento en el deporte

Todo deportista está interesado en conocer cómo aumentar su rendimiento. Para conseguirlo, tienes que conocer qué factores lo conforman y cómo interactúan.
4 claves del rendimiento en el deporte
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 08 diciembre, 2020.

Última actualización: 08 diciembre, 2020

Todos los deportistas están interesados en obtener claves para aumentar su rendimiento en el deporte. Aunque den todo de ellos mismos en los entrenamientos, a veces el ritmo de progreso no es el esperado y hace falta una ayuda para potenciarlo.

Las claves del rendimiento consisten en unos sencillos consejos que casi cualquier deportista puede poner en práctica. Con respecto a esto, los deportistas de élite cuentan con un equipo de profesionales que los evalúan y asesoran a lo largo de toda la temporada.

Sin embargo, los deportistas amateur no tienen esos recursos, pero eso no significa que no puedan contar con ayuda para mejorar. A continuación, veremos unas claves esenciales para optimizar el rendimiento en el deporte.

1. Adquiere una visión holística

El rendimiento deportivo está formado por muchos factores. Si bien algunos de ellos suelen pasar desapercibidos, su contribución a la mejora es muy significativa.

Es una idea aceptada que el rendimiento en el deporte está formado por cuatro pilares esenciales:

  • Físico: cualidades físicas como la velocidad, fuerza o elasticidad.
  • Técnico: los movimientos y gestos específicos de cada modalidad que permiten alcanzar una mejor actuación si son ejecutados correctamente.
  • Psicológico: incluye variables como la concentración, motivación, confianza o control de las emociones.
  • Táctico o estratégico: se trata del planteamiento dinámico de la competición para obtener una ventaja sobre los rivales.
Mujer realizando entrenamiento funcional con TRX en un gimnasio.

Para obtener el mejor rendimiento posible, hay que trabajar esos cuatro aspectos. No hay uno más importante que otro: los cuatro son indispensables y están relacionados entre sí.

2. Practica de forma consciente

Los modelos antiguos del rendimiento deportivo creían que la única manera de mejorar era repetir una y otra vez hasta la extenuación. Como consecuencia, los atletas dominaban la tarea, pero no sabían qué es lo que estaban haciendo.

Según un estudio publicado por la Revista de Psicología del Deporte, para llegar a dominar una habilidad, hay que ensayarla durante 10 000 horas. No obstante, no solo es importante la practica per se, sino cómo se practica. Para que esta sea eficaz, tiene que reunir tres cualidades:

  • La habilidad tiene que estar bien definida y suponer un reto para el deportista.
  • Hay que proporcionar feedback sobre el rendimiento: reforzar lo que se ha hecho bien y corregir lo que se ha hecho mal.
  • Ofrecer oportunidades para la repetición y corrección de los errores.

3. No olvides que el deporte también es diversión

El deporte tiene dos componentes principales: uno competitivo y de resultado y otro lúdico y de diversión. A veces, el componente competitivo resulta más atractivo y el deportista se ofusca tanto con él que se olvida de divertirse y pasarlo bien entrenando.

No siempre resulta fácil disfrutar durante los entrenamientos, ya que uno se tiene que esforzar y dar lo máximo de sí mismo. Sin embargo, al acabar con la sesión, la sensación debe ser de satisfacción y orgullo con lo que se hace.

Las reglas y el objetivo del baloncesto promueve su espíritu de equipo.

Si se pierde el componente lúdico del deporte, se corre el riesgo de perder también la motivación interna. Si esto sucede, es más probable que el deportista encuentre excusas en lugar de motivos para no ir a entrenar.

4. Déjate asesorar por las personas de tu entorno

Aumentar el rendimiento de forma autodidacta es una tarea más complicada de lo que parece a simple vista. Por el contrario, contar con la opinión de otros deportistas aporta información muy valiosa. En primer lugar, los demás pueden brindar nuevas soluciones o perspectivas a los problemas que surjan. Después de todo, es cierto el refrán que dice que cuatro ojos ven más que dos.

Además, uno puede tener información acerca de cómo hace los ejercicios si es observado y corregido por otra persona. Por ende, no desestimes lo que puedan decir los demás.

Optimizar el rendimiento en el deporte está en tus manos

No hace falta contar con grandes recursos para potenciar el rendimiento. Tan solo hay que tener la mente abierta y pensar en todos los factores que intervienen en la mejora.

Por último, una idea que hay que tener en la cabeza es que el proceso no tiene que ser necesariamente lineal. Pueden darse altibajos o periodos de estancamiento, y esto no tiene que significar que uno no puede dar más de sí. El camino es muy largo y más vale disfrutarlo, los resultados acabarán llegando para aquellos que sean tenaces.

Te podría interesar...
Cómo podemos mejorar nuestro rendimiento de forma natural
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Cómo podemos mejorar nuestro rendimiento de forma natural

Comer la comida adecuada, mantener una buena hidratación y descansar son algunas de las claves para mejorar nuestro rendimiento de forma natural.



  • Ruiz Pérez, L. M. (1999). Rendimiento deportivo, optimización y excelencia en el deporte. Revista de psicología del deporte, 8(2), 0235-248.
  • Riera, J. R. (1995). Análisis de la táctica deportiva. Apunts: Educación física y deportes, (40), 47-60.