¿Cómo estar presentes y manejar las distracciones en el deporte?

No hay nada más común en el deporte que sufrir un despiste y las faltas de atención pueden tener serias consecuencias para el rendimiento del deportista.
¿Cómo estar presentes y manejar las distracciones en el deporte?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon.

Última actualización: 27 octubre, 2022

Todos los deportistas deben aprender cómo manejar las distracciones en el deporte. Tener un despiste es algo natural que le puede pasar a cualquiera, pero sus consecuencias pueden llegar a tirar por tierra el trabajo de toda una temporada.

El manejo de las distracciones en el deporte necesariamente pasa por gestionar la atención. A medida que más se trabaje esta variable, menos probable es que tenga lugar una distracción. Aunque hay que tener claro que llegar a una tasa cero de distracciones es quizás un objetivo demasiado exigente, ya que siempre pueden aparecer factores que uno no controla.

Perder una competición o lesionarse son los ejemplos de consecuencias más sonados, y dolorosos, fruto de una distracción. Lo bueno es que en muchas ocasiones estos males es posible evitarlos si se hace un trabajo de preparación psicológica constante. Por todas estas razones, a continuación veremos cómo manejar las distracciones en el deporte.

Practica ejercicios de meditación

Cada persona debe escoger el adecuado entre los tipos y características de la meditación.
La meditación es una excelente manera de manejar las distraciones.

Si hay una técnica estrella para manejar las distracciones en la vida diaria esa es la meditación. La práctica diaria de esta disciplina permite adquirir recursos interesantes para manejar la atención.

Básicamente con la meditación lo que se pretende es tener un espacio para desconectar del frenesí de la rutina y dirigir la atención sobre uno mismo. Normalmente las personas no nos damos cuenta de lo que sucede dentro porque tenemos la atención hacia fuera. Sin embargo, no tener espacios para pensar sobre uno mismo al final acaba pasando factura.

Existen sencillos ejercicios de meditación que se pueden practicar a diario. Uno de ellos se llama “body scan” y consiste en precisamente lo que dice su nombre. Utilizar la atención como si fuese un escáner para dirigirla a todas las partes del cuerpo y pararse a pensar: ¿qué estoy sintiendo? ¿qué sensaciones experimento en esta parte en concreto?

Trabaja el nivel de activación

Un error que cometen los deportistas habitualmente es olvidarse de regular su nivel de activación. El nivel de activación es la base del resto de variables psicológicas. Esto quiere decir que un nivel de activación inadecuado va a lastras el resto de factores psicológicos.

El nivel de activación en el deporte se debe ajustar muy cuidadosamente. Hay que tener cuidado en no pasarse tanto por exceso como por defecto. Y lo que es más importante, hay que estar atento a posibles cambios rápidos que puedan provocar distracciones.

Un nivel de activación bajo se sube con un buen calentamiento y con rutinas precompetitivas. Por el contrario, un nivel de activación demasiado elevado se regula con las técnicas de relajación, entre las que destaca el control de la respiración.

Examina los pensamientos que tienes

La mayor fuente de distracción para los deportistas no es algo externo como pueda parecer, sino que viene de dentro de uno mismo. En concreto, la mayoría de los despistes que perjudican al deportista provienen de los pensamientos que se tienen en un momento importante.

Los pensamientos negativos, como las dudas y la autoexigencia, son una potente fuente de distracción. Lo problemático de los pensamientos es que desde fuera no se puede identificar el distractor, por lo que la tarea de manejar la atención recae íntegramente sobre el deportista.

En este sentido, es interesante examinar los pensamientos que se tienen en momentos clave, como el inicio de una competencia. Este ejercicio debe hacerse con tiempo antes de un evento importante, ya que se necesita un estado mental tranquilo. Además, es una tarea que requiere tiempo y dedicación. Trabajar con los pensamientos es complicado, y los avances vienen despacio.

No permitas que una distracción enturbie el trabajo duro

Es curioso que se ha estudiado la función del deporte como un medio de distracción. El deporte se utiliza para distraerse de las preocupaciones del día a día y así encontrar un estado emocional mejor. No obstante, las distracciones dentro de lo que es la práctica deportiva es perjudicial, hasta el punto de que el rendimiento se verá negativamente afectado.

Cómo manejar las distracciones en el deporte no es tarea complicada, siempre y cuando se tenga el hábito de trabajar el aspecto psicológico. De hecho, el camino se pone de varias paradas bien conocidas por aquellos que tengan un mínimo de conocimiento en psicología deportiva. No hay técnicas más básicas y fundamentales que la meditación, el control de la activación o el trabajo sobre los pensamientos.

Te podría interesar...
Consejos para mantener concentración en competencia
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Consejos para mantener concentración en competencia

Los consejos para mantener la concentración en una competencia son acciones muy útiles que el deportista puede aprovechar para mejorar.



  • Brohm, J. M., y Ollier, F. (2019). El deporte como arma de distracción masiva. RES. Revista Española de Sociología, 28(3), 429-443.