¿Compite mejor el deportista con el público en las gradas?

El público es un elemento fundamental de las competiciones deportivas. Su influencia es tal que, en ocasiones, su comportamiento se vuelve centro de la escena, y no lo que está pasando en la cancha.
¿Compite mejor el deportista con el público en las gradas?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 10 agosto, 2020.

Última actualización: 10 agosto, 2020

La influencia que tiene el público en el rendimiento del deportista ha sido una cuestión muy estudiada en el ámbito del deporte. Ningún equipo, deportista o árbitro puede afirmar que el comportamiento de los espectadores les sea completamente ajeno.

El público da aliento a los deportistas, los arropa y es capaz de sacar su mejor versión en los momentos difíciles. Aún así, algunos atletas perciben la presencia de audiencia como una presión añadida y rinden peor.

En términos generales, el público no tiene necesariamente que aumentar o disminuir el rendimiento. Su influencia puede ser positiva o negativa, dependiendo de muchos factores, tanto personales como ambientales.

Debido a que en la mayoría de las competiciones la presencia de audiencia es un aspecto muy presente, te proponemos hacer una revisión de la influencia del público en el rendimiento del deportista.

La presencia de público y el rendimiento del deportista

Numerosas investigaciones han encontrado que, en las competiciones en las que existe público, el deportista es capaz de alcanzar un mayor rendimiento. A continuación, se expondrán los procesos psicológicos que podrían explicar esta relación.

1. Facilitación social

La facilitación social es la mejora en la ejecución que se produce cuando otras personas nos observan. Esa mejora se produce en comparación con la ejecución de esa misma tarea sin audiencia.

Este fenómeno aparece cuando la tarea que se realiza es sencilla o está muy automatizada. Por el contrario, en el caso de una acción que todavía no se domina, es muy probable que la presencia de público tenga el efecto contrario, es decir, una actuación peor.

Aplicado al ámbito del deporte, en un partido con público, un jugador de fútbol puede realizar mejores pases cortos, paredes o remates de cabeza, porque son acciones sencillas que no requieren mucha elaboración. Sin embargo, a su vez podría realizar peores pases largos o lanzamientos de faltas, ya que estas tareas son más complicadas.

Niño concentrado durante un partido de tenis con público.

2. Competir en un ambiente conocido

Aunque parezca un factor muy obvio, existe diferencia en el rendimiento entre competir en casa y competir fuera. Normalmente, los deportistas rinden mejor y se encuentran más cómodos cuando compiten en un ambiente conocido.

La ventaja de jugar en casa, o como se utiliza en la literatura Home Advantage, ha sido ampliamente estudiada en muchos deportes. Por ejemplo, en un estudio realizado por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid se encontró que la ventaja de jugar en casa para el equipo local es del 56 % en el fútbol.

No solo eso: los equipos con mejor clasificación y mayor puntuación son los que presentan mayores valores de Home Advantage. Es decir, son los más sensibles al efecto de la audiencia.

3. Aumentan el sentimiento de pertenencia

La presencia de espectadores en las gradas animando a un deportista es muy importante para que este se sienta querido y menos nervioso antes de competir.

En situaciones desconocidas, es normal sentir ansiedad, y esto no es beneficioso para el rendimiento. Por otro lado, sentirse apoyado por la gente, aunque sean desconocidos, aumenta la sensación de control y disminuye la incertidumbre.

Esto es especialmente importante cuando se comete un error. Si el público actúa como si no pasase nada y anima al deportista a volver a intentarlo, este sentirá mayor motivación para no tirar la toalla y se esforzará más.

El público puede empeorar el rendimiento deportivo

Como ya hemos visto, los espectadores tienen el poder de provocar una mejor actuación. No obstante, el efecto contrario también se ha encontrado en varias investigaciones. El público también puede ser un impedimento para que el deportista dé su mejor versión.

1. Inhibición social

La inhibición social es la otra cara de la facilitación social; se produce cuando la presencia de otras personas empeora la ejecución en una tarea. Principalmente, este efecto se da en tareas difíciles o que todavía se están aprendiendo.

La presencia de otras personas provoca un aumento de la activación en el deportista. Cuando la tarea es compleja o no se domina, ese aumento de la activación es perjudicial, ya que la persona se encuentra excesivamente tensa y preocupada. En estos casos, las técnicas de respiración son eficaces para eliminar esa tensión añadida.

El deportista puede sentir más presión cuando hay público en las gradas.

2. Miedo a la evaluación

El miedo a equivocarse delante de otras personas está muy instaurado. A nadie le gusta decepcionar o sentir que ha fallado a quien espera mucho de él.

El deportista crea expectativas y creencias respecto a cómo está siendo percibido por el público. A muchos atletas les importa mucho crear una buena impresión en el público. Además, cuando tienen una baja confianza o son muy autoexigentes, crear una buena impresión se convierte en una preocupación que genera ansiedad.

3. El efecto de distracción

Los espectadores pueden animar a un deportista durante una competición con la intención de arroparlo y hacerle sentir querido. Sin embargo, inconscientemente pueden convertirse en una fuente de distracción que dificulta que la persona se mantenga concentrada en aquello que es relevante durante una competición.

El efecto de distracción no afecta por igual a todos los deportistas. Según un estudio de profesionales de la Universidad de Arizona, es más probable que este efecto aparezca en deportistas amateur.

Por el contrario, los deportistas profesionales son capaces de ignorar de forma más efectiva a la audiencia, incluso cuando se comportan de manera ruidosa o intentan llamar su atención.

Aprende a sacar partido del público en las gradas

Competir bajo la atenta mirada de otras personas puede jugar a favor o en contra del deportista. Este debe ser consciente de su influencia y tratar de convertirlo en algo positivo.

Para ello, es preciso hacer hincapié en trabajar las variables psicológicas que se ven afectadas, como la confianza, motivación y concentración. De este modo, se podrá utilizar ese impulso del público a favor y conseguir así mejores resultados.

Te podría interesar...
Los 6 estadios más grandes del mundo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Los 6 estadios más grandes del mundo

En el siguiente artículo te contaremos sobre los estadios más grandes del mundo en cuanto a capacidad de espectadores. ¡Son impresionantes!



  • García, M. S., Aguilar, O. G., Romero, J. F., & Marques, P. S. (2015). Ventaja de jugar en casa en el fútbol español (1928-2011). Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte/International Journal of Medicine and Science of Physical Activity and Sport, 15(57), 181-194.
  • Gray, R. (2004). Attending to the execution of a complex sensorimotor skill: Expertise differences, choking, and slumps. Journal of Experimental Psychology: Applied, 10(1), 42.
  • Hill, D. M., Hanton, S., Matthews, N., & Fleming, S. (2010). Choking in sport: A review. International Review of Sport and Exercise Psychology, 3(1), 24-39.