4 consejos para afrontar emocionalmente una lesión

En el proceso de recuperación tras una lesión, es igual de importante tratar el aspecto físico y el mental. Solo de esta manera se asegurará que la vuelta a la práctica deportiva sea al mismo nivel que antes de la interrupción.
4 consejos para afrontar emocionalmente una lesión
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 01 noviembre, 2020.

Última actualización: 01 noviembre, 2020

Todos los deportistas tienen que estar dotados de habilidades que les permitan afrontar emocionalmente una lesión. Sufrir una lesión es un obstáculo por el que la mayoría de las personas que hacen deporte pasan, pero solo las que son fuertes mentalmente la superan con éxito.

Las lesiones pueden aparecer en cualquier momento. Muchas pueden ocasionarse por accidentes o lances del juego, pero en otras existe un gran componente de responsabilidad del deportista, como cuando no realiza un calentamiento adecuado.

Sea cual sea el origen de la lesión, los deportistas tienen que tener las habilidades y recursos necesarios para afrontarla. Al contrario de lo que pueda parecer, el proceso de rehabilitación es activo y requiere el compromiso del deportista. Los profesionales enseñan los ejercicios, pero es el deportista quien tiene que aplicárselos y ser constante.

La recuperación es de vital importancia para que el deportista vuelva a la práctica y que no se produzca una bajada del rendimiento. A continuación, te ofrecemos unos consejos para afrontar emocionalmente una lesión.

No busques culpables, solo soluciones

Tras sufrir una lesión, es normal que el deportista sienta emociones negativas como la rabia o la frustración. No obstante, esas emociones mantenidas en el tiempo perjudican y ralentizan la recuperación.

Buscar culpables es una forma de descargar el enfado, pero en lo práctico, no aporta nada de valor. Además, muchas veces las lesiones se producen de forma accidental, por lo que buscar un culpable es en este caso más inútil.

El foco de atención tiene que estar en tratar de buscar soluciones y alternativas que sean positivas para la rehabilitación. La actitud del deportista debe ser optimista; este debe tratar de mirar hacia el futuro y evitar lamentaciones respecto al pasado.

Mujer sufre una lesión en el tobillo en un partido de fútbol.

Establece metas para afrontar emocionalmente una lesión

Mantener la motivación alta también debe ser importante durante la rehabilitación. Un deportista que esté motivado se comprometerá más con el proceso y lo afrontará con una actitud positiva.

De la misma manera que durante los entrenamientos hay que establecer objetivos para aumentar la motivación, en el caso de pasar por una recuperación es igual. Los modelos psicológicos de recuperación de lesiones comentados en un estudio publicado por la Revista de Psicología del Deporte coinciden en que el establecimiento de objetivos es una técnica fundamental.

Los objetivos establecidos tienen que contar con el conocimiento de los profesionales que intervengan en el proceso. Además, deben ser flexibles y permitir adaptaciones según vaya evolucionando el proceso. Cuando se habla de recuperación tras una lesión, es mejor ir despacio pero seguro.

Infórmate sobre la lesión y rehabilitación

Todas las personas tenemos una fuerte necesidad de saber qué está ocurriendo continuamente. Por el contrario, la incertidumbre o la falta de información generan incomodidad y ansiedad.

Obtener información acerca de la lesión y el proceso de recuperación favorece un afrontamiento realista y funcional de la situación. Hay que preguntar a los especialistas acerca del tipo, gravedad, pronóstico y alternativas de tratamiento.

Tampoco es bueno la sobreinformación y aportar detalles que no sean relevantes para la recuperación. Tanto la falta como el exceso de información confunden al deportista e impiden afrontar emocionalmente la lesión.

Busca apoyo para afrontar emocionalmente una lesión

Todos los deportistas, aunque ellos no sean conscientes, cuentan con estrategias de afrontamiento. Estas no son otra cosa que la manera en la que cada persona resuelve las situaciones complicadas de la vida.

Fisioterapeuta ayuda a paciente a afrontar emocionalmente una lesión.

Aunque existan muchas formas de lidiar con los problemas, no todas son igual de eficaces y útiles. La evitación o la ira no ayudan a afrontar mentalmente una lesión. Por el contrario, la búsqueda de apoyo social, abrirse y confiar en los demás sí es una estrategia de afrontamiento eficaz.

Según un estudio realizado por profesionales de la Universidad Autónoma de Barcelona, si un deportista se siente más apoyado, el nivel de estrés que siente es menor. Esto influye positivamente en la recuperación, pero también ayuda a prevenir lesiones.

Que las lesiones no frenen tus ganas de mejorar

Es un hecho que sufrir una lesión no es una situación agradable para ningún deportista, pero es posible aprender de ella y volver a la práctica más reforzado.

El proceso de recuperación requiere una gran coordinación entre profesionales del deporte. Cada uno aporta desde su disciplina información muy valiosa, que complementa a las demás para formar una visión global y completa.

Por último, el deportista también interviene en la rehabilitación. Como se dijo anteriormente, es un proceso activo en el que solo se tendrá éxito si el deportista se implica y se esfuerza.

Te podría interesar...
¿Cómo recuperarse de una lesión?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Cómo recuperarse de una lesión?

Para recuperarse de una lesión, el paciente debe seguir ciertos consejos al pie de la letra. De lo contrario, pueden aparecer otra serie de problem...



  • Montero, F. J. O., Tenza, E. O., Cano, L. A., Hernández, J. G., y Vera, P. J. (2014). Influencia de la lesión en la vida deportiva y personal del deportista, y propuestas de intervención. Revista de Psicología del Deporte, 23(2), 465-471.
  • Olmedilla Zafra, A., García Montalvo, C., y Martínez Sánchez, F. (2006). Factores psicológicos vulnerabilidad a las lesiones deportivas: un estudio futbolistas. Revista de psicología del Deporte, 15(1), 37-52.