3 consejos para aprender de los errores

Aunque se sigue creyendo que equivocarse es algo de lo que habría que avergonzarse, los errores tienen la capacidad de hacernos mejores personas si sabemos cómo aprender de ellos.
3 consejos para aprender de los errores
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 03 febrero, 2021.

Última actualización: 03 febrero, 2021

La capacidad de aprender de los errores es una de las habilidades más valiosas que existen. Cometer errores es una cualidad básica que nos define como personas. Sin embargo, no todas las personas aprovechan el potencial de los errores para ser mejores.

Equivocarse no debe verse como algo humillante o de lo que hay que avergonzarse. Puede que no sea agradable reconocer que uno no ha hecho las cosas bien, pero se puede aprender una lección valiosa que de otra manera no habría sido experimentada.

Cómo aprender de los errores

Para poder aprender de los errores, primero es necesario liberarse de miedos e inseguridades. Una vez que esto se ha conseguido, hay que trabajar sobre los pensamientos irracionales y emociones negativas. A continuación, te damos unos sencillos consejos para que puedas lograrlo.

1. Reconoce el error, pero no te castigues por ello

El primer paso básico y fundamental para aprender de los errores es tan simple como reconocer que uno se ha equivocado. Esto no siempre es fácil, pues muchas personas prefieren mantener su orgullo y negar el fallo.

En los deportes, aprender de los errores sirve para hacerlo mejor la próxima vez.

Reconocer el error abre las puertas para aprender a cómo hacer las cosas mejor en el futuro. Sin embargo, reconocer la responsabilidad no significa que haya que machacarse o cargar con toda la culpa.

Castigarse por cometer un error es solo una fuente de frustración y emociones negativas. En este sentido, hay que tratar a uno mismo como a un niño cuando comete un error: haciéndole ver que es responsable de sus actos, pero con la ternura necesaria para guiarlo y tranquilizarlo.

2. Mira hacia el futuro, no hacia el pasado

Cuando se ha cometido un error, es un pensamiento muy común pensar en lo que habría pasado si se hubiesen hecho las cosas de otra manera. No obstante, esto es simplemente una ilusión porque no hay ninguna manera de saber como sería el presente en realidades alternativas.

Además, vivir pensando constantemente en lo que podría ser y no fue es un fuerte distractor que impide avanzar. Hay que aceptar que no se puede volver atrás en el tiempo y que las cosas son como son. Con esto, la actitud debe ser la de mirar hacia el futuro con valentía.

De hecho, esta clase de pensamientos encierran una trampa, y es que siempre aparecen cuando las cosas no han salido como se esperaba. Si fuese posible anticipar lo que va a pasar en el futuro, no habría errores, pero la capacidad de aprendizaje sería nula.

3. Relativiza los pensamientos negativos

Otro aspecto que hay que tener en cuenta para aprender de los errores es que los juicios de valor que se realizan son muy importantes. Es decir, no existen buenas o malas decisiones per se, sino que es una valoración personal de las consecuencias que han tenido las acciones.

Por ello, tener una mentalidad positiva aporta mucho para ver el presente de otra manera. No se trata de cerrar los ojos y creer que uno hace siempre las cosas bien, sino de aceptar el error y también creer que estos tienen solución y que es posible hacer algo para remediarlos.

Aprender de los errores es importante en todos los ámbitos.

Alrededor de los errores se generan una gran cantidad de pensamientos negativos que conviene evitar. Mantener a raya los pensamientos negativos es posible con técnicas como la defusión cognitiva.

Esta técnica consiste básicamente en tomar distancia respecto de los pensamientos y tratarlos como lo que son, productos de la mente, pero que no necesariamente representan la realidad. Para esto, se añade la fórmula «Estoy pensando que…» delante de cualquier pensamiento negativo que se tenga.

Aprender de los errores es una manera de crecer

El error tiene una valoración negativa dentro de la sociedad actual. Tal es así que muchas personas tienen tanto miedo a equivocarse que por ello dejan de intentar cosas por el temor a que no salgan como ellos esperaban. No obstante, ahí está el verdadero error: permitir que la inseguridad coarte la libertad.

Para finalizar, aprender de los errores es la base para que se dé un aprendizaje transformacional y significativo, tal y como explica un artículo publicado por la revista Educación Médica. La reflexión de los problemas y la búsqueda de soluciones para estos es un poderoso estímulo que promueve el cambio personal.

Te podría interesar...
Errores que no te permiten bajar de peso
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Errores que no te permiten bajar de peso

Cuando seguimos una dieta, hay una serie de acciones que creemos efectivas, pero no lo son. .¿Qué errores no te permititen bajar de peso?



  • Padilla, C. A., y Alcaraz, A. M. C. (2018). Análisis de incidentes críticos: una herramienta para aprender de los errores. Educación Médica, 19(1), 60-63.