4 consejos para evitar procrastinar

Procrastinar es la tendencia a posponer las tareas hasta que llega un punto que es difícil cumplir con ellas. Para evitar que se convierta en un problema habitual, te proponemos unos sencillos consejos.
4 consejos para evitar procrastinar
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 20 marzo, 2021.

Última actualización: 20 marzo, 2021

Conocer consejos para evitar procrastinar es algo que interesa a la mayoría de la gente. En muchas ocasiones, la procrastinación es culpable de que no se alcancen los objetivos propuestos.

En resumidas cuentas, procrastinar es igual a posponer. Se produce principalmente cuando la persona se enfrenta a una tarea que no lA motiva o que la interpreta como demasiado difícil.

Aunque ambas se puedan explicar por el mismo fenómeno, las formas de abordarla serán diferentes. En el primer caso habrá que hacer énfasis en potenciar la motivación, mientras que en el segundo hay que trabajar la autoconfianza y la ansiedad que la tarea produce.

4 consejos para evitar procrastinar

La primera idea que hay que tener clara es que procrastinar no es producto de la holgazanería, sino de un déficit en la regulación de las emociones. La persona se ve abrumada por la tarea y las emociones que esta suscita, y su manera de afrontarla es mediante la evitación.

Estos consejos para evitar procrastinar son aplicables a ocasiones diversas. Por ende, si quieres mejorar tu productividad y alcanzar los objetivos que te propongas, toma nota.

1. Centra tu atención solo en una tarea

Un error muy común cuando se trata de cumplir con varias tareas es querer abarcarlas todas a la vez y finalizarlas lo antes posible. Como resultado, no solo se tiene un peor rendimiento en todas ellas, sino que resulta imposible llegar a terminarlas.

Por ello, una estrategia más adecuada es desplegar todos los recursos en una tarea y no cambiar a otra hasta que se haya terminado.

Esto también influye en las emociones negativas. Cuando una persona intenta llegar a todo a la vez, es normal que acabe «quemándose». Por todas estas razones, es mejor tener la mente centrada solo en una tarea.

El método kaizen promueve la mejora personal continua.

2. Usa técnicas de gestión del tiempo

Para vencer la tendencia a procrastinar, es fundamental manejar correctamente la gestión del tiempo. Esto incluye cuánto tiempo se trabaja, pero también e igual de importante, cuál es el tiempo de descanso.

Existen muchas técnicas que pueden ayudar a aprovechar mejor el tiempo que se trabaja. Por ejemplo: la técnica Pomodoro consiste en concentrarse en una tarea durante 25 minutos sin interrupciones y, justo después, descansar 5 minutos. Este ciclo se repite 4 veces para finalizar con una pausa larga de 30 minutos.

Con respecto a esto, y según una investigación realizada por profesionales de la Universidad Católica Boliviana, la aplicación de la técnica Pomodoro en estudiantes fue efectiva para aumentar la motivación, concentración y el rendimiento académico.

3. No te castigues por procrastinar

Parece paradójico pero, para evitar procrastinar, no hay que castigarse cuando uno lo hace. Como se dijo al principio, la procrastinación no se debe a rasgos de la persona, sino a reacciones defensivas ante el estrés que sufre.

Por ello, cuando uno se castiga por no cumplir los objetivos, lo único que consigue es aumentar el malestar y, por tanto, que sea más difícil seguir avanzando. Por el contrario, es una mejor estrategia reforzarse cada progreso que se hace, por muy pequeño que pueda parecer. El refuerzo hará que se fije la atención en los aspectos positivos y que se incremente la frecuencia de conductas deseables.

4. Establece rutinas para tus tareas diarias

Seguir rutinas es importante para evitar estancarse.

La planificación es un elemento clave para ser productivo. Esto implica establecer un plan de acción y comprometerse con su cumplimiento.

Además, las rutinas tienen mucho poder para evitar procrastinar. Cuando uno se fija una rutina, automatiza secuencias de acciones de manera que, cuando tiene que ejecutarlas, lo hace de manera automática, sin pararse a replantear otras alternativas.

Toma nota de estos consejos para evitar procrastinar

La procrastinación puede ser un auténtico lastre a la hora de cumplir con las tareas, pero como se dijo al principio, esta es una respuesta emocional. Por tanto, hay que ser más compresivo con uno mismo y prestar atención a las emociones negativas que una tarea suscita.

Tendrás días que te resulte más fácil ser productivo y otros que las tareas diarias te supondrán todo un desafío. Con todo esto, solo nos queda desearte mucho ánimo en el proceso y que estos consejos te sean de utilidad.

Te podría interesar...
5 estrategias para ser más productivo
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
5 estrategias para ser más productivo

Las estrategias para ser más productivo son un asunto de interés para los deportistas, ya que esto influye positivamente en el rendimiento.



  • Torrico, B. C. H., Tavera, C. A. A., Murillo, N. V., y Quintanilla, M. (2019). Multitasking en el colegio y la universidad: implementación de la técnica del pomodoro para la mejora del rendimiento académico en estudiantes de ingeniería. In Congresos CLABES (pp. 789-798).