¿Es bueno darse un descanso del deporte durante vacaciones?

Las vacaciones constituyen un descanso de ciertas obligaciones, la rutina, el trabajo... ¿Y qué pasa con el deporte? ¿Es recomendable seguir practicándolo o parar?
¿Es bueno darse un descanso del deporte durante vacaciones?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 19 octubre, 2021.

Última actualización: 19 octubre, 2021

Siempre se ha dicho que el descanso forma parte del entrenamiento. Para obtener el máximo rendimiento posible en el deporte, es muy recomendable medir los tiempos del descanso y el entrenamiento, incluido el periodo de vacaciones.

La forma de tomarse las vacaciones depende del deportista. Algunos usan este periodo como una manera de desconectar totalmente de la rutina para volver con mas fuerza. Otros aprovechan para entrenar más suave o probar experiencias nuevas en la naturaleza, como el surf, yoga o escalada.

No hay una respuesta absoluta respecto a si es bueno darse un descanso del deporte durante las vacaciones. Como todo en la vida, hay ventajas y desventajas, a continuación repasamos ambos aspectos.

Ventajas de darse un descanso del deporte durante vacaciones

Hay deportistas que se organizan de tal manera que solo entrenan durante el periodo competitivo. Cuando este acaba y tienen vacaciones, aprovechan para disfrutar de la vida y hacer todo aquello que no pueden en otro momento por falta de tiempo. Estas son algunas ventajas de no hacer deporte durante el periodo de vacaciones:

Los músculos y la mente se relajan

El deporte competitivo pone a la persona en una gran situación de tensión física y mental para alcanzar los objetivos. La tensión es un estado que prepara al atleta para afrontar los desafíos y no tiene mayores consecuencias si ocurre por un corto periodo de tiempo.

No obstante, a largo plazo y sin descansos, puede dar lugar al síndrome de agotamiento o burnout, como detalla un artículo de la Revista Iberoamericana de Psicología del Ejercicio y el Deporte. El burnout es muy peligroso, pues aparece poco a poco y cuando se instala es difícil deshacerse de él. Incluso puede provocar el abandono del deporte a largo plazo.

Hombre descansando y tomando café.

Se puede «conectar» con la familia y los amigos

Una de las cosas que más lamentan los deportistas es no tener tiempo suficiente para pasarlo con los amigos y la familia. Esto no solo por las incansables horas de entrenamiento, sino porque después de entrenar se encuentran demasiado cansados como para hacer otros planes.

Por esa razón, el momento vacacional es el ideal para poder quedar y fortalecer los vínculos con los allegados. No hay mejor plan que hacer una escapada de unas semanas con la familia. Cultivar la salud social también es un pilar fundamental de la salud.

Motivos para seguir practicando deporte en vacaciones

Entrenar durante las vacaciones también tiene unas ventajas añadidas. No hace falta entrenar al mismo nivel que durante la temporada; de hecho, es mejor bajar la intensidad y disfrutar de la actividad.

Probar actividades nuevas

La mayor ventaja de practicar deporte durante las vacaciones es que es posible aprovechar para probar un deporte que no se puede hacer en el lugar de residencia habitual. Esta práctica se conoce como turismo deportivo, como detalla un estudio publicado en la Revista Internacional de Sociología.

Por ejemplo, si se pasa unos días en la costa, es muy buena idea intentar el surf o el yoga en la playa. En la montaña, en cambio, la mejor opción es la escalada o el senderismo.

No importa tanto el lugar, ya que en ambos hay alternativas muy interesantes. Lo que importa es pasarlo bien e ir con la mente libre de cualquier expectativa de resultado.

Mantener el ritmo a baja intensidad

Un problema muy común al que se enfrentan los deportistas cuando vuelven de vacaciones es retomar el ritmo y librarse de los excesos durante las vacaciones. Es perfectamente normal y comprensible bajar la guardia cuando no se está en el periodo activo, pero mantener cierta rutina ayudará a que la vuelta no sea tan dura.

Por esa razón, mantener cierto grado de actividad física es muy buena idea para mantener la forma física. Es mejor que el ejercicio sea a baja intensidad. De esta manera, es posible descansar y no forzar el cuerpo para evitar que aparezca una lesión.

Caminar 10 000 pasos no es una obligación para estar saludables.

El descanso del deporte también es necesario

Para rendir bien, hay que descansar lo suficiente. El ideal de productividad sin fin es una utopía imposible de alcanzar, pues todos los deportistas tienen un límite.

Las vacaciones son un periodo para descansar y coger fuerzas para volver a la rutina, pero no significa que haya que estar parado necesariamente. Durante las vacaciones, es posible —y recomendable— mantener cierto nivel de actividad. Todo esto sin obsesionarse o preocuparse. Si las vacaciones no se disfrutan, la vuelta a la rutina se hará demasiado pesada.

Te podría interesar...
¿Cómo empezar a entrenar después de vacaciones?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo empezar a entrenar después de vacaciones?

Las vacaciones suelen ser una excelente alternativa para dejar de lado actividades cotidianas. ¿Cómo regresar a entrenar después de las vacaciones?



  • Latiesa, M., & Paniza, J. L. (2006). Turistas deportivos. Una perspectiva de análisis. Revista Internacional De Sociología, 64(44), 133–149. https://doi.org/10.3989/ris.2006.i44.31
  • Maicon Carlin, Enrique Javier Garcés de Los Fayos Ruiz, Cristina de Francisco Palacios. 2012. El síndrome de burnout en deportistas: nuevas perspectivas de investigación. Revista iberoamericana de psicología del ejercicio y el deporte.