4 consejos para encontrar motivación para hacer ejercicio

Encontrar motivación para hacer ejercicio es una parte esencial para tener un buen rendimiento. Los objetivos, el refuerzo y el compromiso son los pilares fundamentales.
4 consejos para encontrar motivación para hacer ejercicio
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 09 abril, 2021.

Última actualización: 09 abril, 2021

Mantener la motivación es un aspecto fundamental para hacer ejercicio. Las personas más motivadas valoran más positivamente el ejercicio, y se muestran más satisfechas con su realización.

La motivación es como la gasolina que mueve a la persona. Es decir, se trata de los motivos o las razones que están detrás del inicio, mantenimiento o persistencia en las conductas. Existen 2 tipos de motivación: intrínseca, cuando algo se hace por el mero placer; y extrínseca, que implica realizar una conducta para obtener una recompensa externa.

Aplicado al ámbito de la actividad física, la motivación es una característica con muchas aplicaciones prácticas e implicaciones positivas para el rendimiento. Tal es así que sin motivación es difícil que la persona sea constante y cumpla con la rutina de entrenamiento.

4 consejos para encontrar motivación para hacer ejercicio

La relación entre motivación y ejercicio es un círculo vicioso. A medida que la primera aumenta, la persona experimenta más beneficios y más ganas tiene de seguir entrenando. Además, como entrena más y progresa más rápido, la motivación sigue aumentando continuamente.

Teniendo esto en cuenta, a continuación damos unas pautas para incrementar la motivación dentro del ámbito de la actividad física.

1. Encuentra el tipo de ejercicio que más se ajusta a tus gustos

Uno de los aspectos fundamentales para aumentar la motivación, especialmente la intrínseca, es realizar algún ejercicio o rutina de entrenamiento que se perciba como divertida o retadora.

La preparación física en el pádel es importante por diversos motivos.

En este sentido, es más interesante centrarse en la motivación interna en lugar de la externa. La conducta que depende de recompensas externas es más inestable y se corre el riesgo de que se abandone en el momento que la recompensa desaparece.

Siguiendo esta idea, y según una investigación realizada por profesionales de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, las personas que practican ejercicio por voluntad propia, sin presiones externas, están más satisfechas tanto con el ejercicio como con sus vidas.

2. Establécete objetivos a corto, medio y largo plazo

Todos las personas que practican ejercicio deberían saber cómo establecerse objetivos, ya que estos dan sentido al entrenamiento y permiten obtener información acerca del ritmo de progreso. Aun así, mucha gente siente estrés cuando se le marcan plazos, y esto no debería ser así. Las metas bien establecidas deben motivar a la persona, no estresarla.

Para evitar que esto suceda, una sencilla solución es flexibilizar los objetivos. A la hora de pensar sobre lo que se quiere alcanzar, hay que tener en cuenta que pueden surgir imprevistos que requieren una actuación especial.

Asimismo, se ha de tener presente que el ritmo de progreso no es lineal. Esto sería lo ideal, pero en la vida real, el camino hacia el éxito es más bien una sucesión de altibajos.

3. Busca compañeros de entrenamiento

Entrenar con otras personas aporta beneficios añadidos que es imposible obtener cuando se entrena solo. Y no solo estas ventajas afectan de manera positiva al rendimiento, sino que también influyen en la motivación.

La relación entre los compañeros y la motivación está mediada por el compromiso. Cuando uno decide entrenar con otra persona, no solo se compromete con la rutina, sino que también lo hace con el compañero. Este compromiso social resulta más difícil de romper que el compromiso personal.

4. Refuerza cada progreso conseguido, incluso los más pequeños

Para encontrar motivación para hacer ejercicio, una conducta que no puede faltar es felicitarse por cada avance o progreso realizado: ya sea alcanzar una nueva marca o simplemente hacer el esfuerzo de ir a entrenar cuando no apetece.

Una aplicación muy interesante conjugando refuerzo y motivación es lo que se conoce como Principio de Premack. Este consiste en utilizar una actividad u objeto apetecible como reforzador una vez se ha hecho una conducta poco atractiva, con el objetivo de aumentar la frecuencia de esta última.

Aunque no lo creas, el descanso también ayuda a mejorar la productividad.

Por ejemplo, si lo que resulta poco atractivo es salir a correr, se puede aumentar su frecuencia si como refuerzo por haber realizado el entrenamiento se realiza algo después que resulta apetecible a la persona, como jugar a videojuegos, ver una película o cocinar algo sabroso.

Encuentra la motivación y encontrarás el éxito

Una concepción errónea acerca de la motivación es que esta puede aumentarse fácilmente mediante frases o libros de autoayuda. El origen de este error es confundir la motivación y la simple activación. La motivación es una variable más estable que interviene más allá del impulso de querer hacer algo; es la responsable de que la conducta persista a pesar de las dificultades.

Por último, aunque es cierto que la motivación es relativamente estable, también puede cambiar en función de los obstáculos que aparezcan en el camino. Por ello, la mejor estrategia es anticiparse a estos y hacer hincapié en trabajarla especialmente en los momentos complicados.

Te podría interesar...
La importancia de la motivación durante el ejercicio
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La importancia de la motivación durante el ejercicio

La motivación es un factor clave para nuestro rendimiento en el ejercicio. Por este motivo, discutiremos la importancia de la motivación en el ejer...



  • León, J., Núnez, J. L., Domínguez, E. G., y Martín-Albo Lucas, J. (2013). Motivación intrínseca, autoconcepto físico y satisfacción con la vida en practicantes de ejercicio físico: análisis de un modelo de ecuaciones estructurales en el entorno de programación R. Revista Iberoamericana de psicología del ejercicio y el deporte.