Formas en las que la psicología deportiva mejora tu rendimiento

La psicología deportiva es la disciplina que pretende aumentar el rendimiento deportivo mediante el trabajo sobre la mente. En este artículo te contamos las ventajas que tiene el trabajo psicológico.
Formas en las que la psicología deportiva mejora tu rendimiento
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon.

Última actualización: 16 abril, 2022

Son muchas las formas mediante las cuales la psicología deportiva mejora tu rendimiento. De hecho, trabajar el aspecto psicológico es una parte fundamental del deporte, igual de importante que trabajar el físico o la técnica.

A pesar de que se han hecho muchísimos avances en este sentido, en ciertos ámbitos deportivos hablar de salud mental sigue siendo tabú. Muchos deportistas todavía tienen la idea equivocada de que el trabajo con un psicólogo es para gente desequilibrada mentalmente. En efecto, dichos mandatos heredados por generaciones precedentes pueden alejar a los deportistas de una consulta con un profesional de la salud.

Queda claro que esto no es para nada así y a cualquier persona que quiera mejorar en su deporte le va bien hacer sesiones con un profesional de la mente.

Para resolver cualquier tipo de duda y convencer a aquellos que son más escépticos, a continuación trataremos las formas en las que la psicología deportiva mejora tu rendimiento.

1. Te ayuda a tener más confianza en ti mismo

La autoconfianza es fundamental para afrontar nuevos retos.
La autoconfianza es una de las bondades de la psicología deportiva.

Una de las variables clave en el rendimiento deportivo es la autoconfianza. Creer en las capacidades de uno mismo y estar seguro del trabajo propio es una de las creencias más valiosas que puede tener cualquier persona.

Contrario de lo que la gente piensa, la autoconfianza no es un factor estable e innato, sino que es posible trabajarla y aumentarla con ayuda adecuada. Sin embargo, para ello hace falta esfuerzo y determinación. Aún con esto, el resultado merece de sobra la pena, ya que un deportista con una fuerte autoconfianza es más probable que supere los obstáculos.

2. Te enseña a cómo tener más motivación

La motivación es otra variable que la psicología deportiva abarca. Mantenerse motivado es muy importante, ya que cuando la motivación escasea las ganas de entrenar se desvanecen. Al fin y al cabo la motivación es la gasolina que mueve a las personas a esforzarse y superarse día a día en disciplinas donde la autosuperación es esencial.

En el extremo contrario, cuando la motivación se acaba aumenta la probabilidad de que el atleta desarrolle el síndrome de agotamiento, o burnout. Según lo que afirma un estudio realizado por la Universidad de Murcia.

El burnout es un estado igual a “estar quemado”. Cuando de tanto trabajar sin recompensa uno se acaba cansando y sin ganas de seguir intentándolo. En último término, acabará abandonado el deporte que tantas alegrías le ha dado.

3. Te pone en contacto con tus emociones

Todos los deportistas experimentan muchas emociones, pero no todos son capaces de identificarlas y regularlas. Las emociones son una parte fundamental de la vida de cualquier persona, y por ello hay que potenciar su descubrimiento.

Las emociones sin regular son un lastre para conseguir los progresos. Esto se debe a que la falta de regulación de las mismas puede obstaculizar los pensamientos racionales de planificación. En efecto, la situación se vuelve demasiado intensa y difícil de manejar.

La regulación de las emociones es más que su control. Con el control lo único que se consigue es oprimirlas, pero hace falta también cambiarlas, sustituyendo las negativas por otras más positivas. Una vez más, la psicología deportiva es la disciplina idónea para conseguir ambos objetivos.

4. Adquieres una mentalidad más positiva

La mayoría de las veces los obstáculos que frenan el rendimiento no están fuera, sino que están en la mente del deportista. Los pensamientos negativos son el peor enemigo, y es una pena llegar a perder una competición por culpa de una actitud negativa.

Por otro lado, la actitud positiva ofrece muchos beneficios. El más notable es que permite relativizar los eventos negativos. Nada es tan extremo como pueda parecer de primeras. En esto consiste relativizar, en darle a cada cosa la importancia justa que se merece.

Corredores con pensamiento positivo por conseguir sus resultados.
El pensamiento positivo es un efecto de la psicología deportiva.

Tómate en serio el trabajo psicológico para ser mejor deportista

Hasta aquí se ha visto que el trabajo psicológico es un aspecto imprescindible si se quiere seguir avanzando. Aún así, no todo el mundo le da la importancia que se merece.

El dominio sobre la mente es una de las tareas más difíciles que existen. La mente es el músculo más duro, pero también el más agradecido. No lo hagas solo por el rendimiento deportivo, sino por tener más satisfacción con la vida.

Te podría interesar...
4 formas en las que la psicología deportiva es clave en el rendimiento
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 formas en las que la psicología deportiva es clave en el rendimiento

Para alcanzar un rendimiento óptimo, es esencial prestar atención a la psicología deportiva. El aspecto mental es igual de importante que el físico...



  • Barata, N. P. (2012). Emociones en el deporte y Sociología.(Emotions in Sport and Sociology). RICYDE. Revista Internacional de Ciencias del Deporte. doi: 10.5232/ricyde, 8(28), 106-108.
  • Garcés, E., y Cantón, E. (1995). El cese de la motivación: el síndrome del burnout en deportistas. Revista de Psicología del deporte, 4(2).