¿Cómo hacer que una rutina se vuelva divertida?

La monotonía es el gran enemigo de los entrenamientos productivos. Para que este tenga sentido, es necesario que la persona lo perciba como divertido. ¿Cómo llegar a entretenerse ejercitando?
¿Cómo hacer que una rutina se vuelva divertida?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 09 mayo, 2021.

Última actualización: 09 mayo, 2021

Uno de los aspectos más importantes a la hora de entrenar es que la rutina resulte divertida. Cuando esto sucede, la motivación y el compromiso aumentan significativamente. Sin embargo, no siempre es algo fácil de lograr, ¿cierto?

El hecho de introducir variaciones o elementos divertidos a la rutina es una cuestión individual, ya que esto tiene que ver con los gustos personales. Algunos deportistas encuentran divertido añadir condiciones de tiempo, a otros les gusta meter equipamiento variado, mientras que para algunos esa diversión se puede lograr mediante la música.

4 claves para obtener una rutina divertida

Aunque hacer una rutina divertida sea algo personal, lo cierto es que existen pautas comunes que se pueden aplicar a la mayoría de los deportistas. A continuación, te invitamos a conocer cuáles son.

1. No hagas siempre lo mismo, introduce variación

El mayor error a la hora de programar una rutina de entrenamiento es no introducir un grado de variación suficiente. La monotonía es el gran enemigo que impide que las rutinas se perciban como divertidas.

De la misma manera que la falta de estimulación en la vida diaria produce aburrimiento y apatía, en el ejercicio físico es necesario introducir cambios para mantener la motivación alta.

La variación se puede introducir de varias maneras: cambiando los grupos musculares que se entrenan, la modalidad de ejercicio practicada, o incluso el orden de los ejercicios. La decisión más acertada es incluir un poco de las tres.

2. Establece pequeños objetivos de forma semanal

Entrenador colaborando en la planificación de la rutina.

Una forma de que la rutina resulte divertida consiste en establecer pequeños objetivos cada semana. El hecho de trazarse metas tiene una doble función: por un lado, motiva a cumplirlas; y por otro, da información acerca del ritmo de progreso.

A la hora de pensar qué objetivos establecer, hay que tener en cuenta que hay que encontrar el punto intermedio entre metas demasiado fáciles, que no despierten interés, y las difíciles, que generen miedo o desconfianza.

Esto se relaciona muy de cerca con el estado de flow. Cuando una persona se encuentra en el flow —o ‘flujo’, en español, significa que se encuentra totalmente inmersa en la tarea. Se produce cuando hay una identificación total con la tarea y un nivel muy alto de motivación intrínseca.

3. Prueba con nuevos objetos cotidianos

La rutina de entrenamiento puede resultar aburrida cuando se agotan las posibilidades que ofrece. Por ejemplo, si esta consiste solo en trabajar con el peso corporal o con pesas, puede ocurrir que te aburras de «siempre lo mismo».

No obstante, para evitar que esto ocurra no hace falta comprarse un equipamiento completo; basta con elegir objetos que se tengan a mano en casa y ser creativo para darles un nuevo uso. Mucha gente usa botellas de agua llena como mancuernas o toallas como bandas de resistencia. Las probabilidades son infinitas, tan lejos como llegue el ingenio.

4. Incluye música de ritmo vigoroso

La música es una gran aliada para aumentar el rendimiento deportivo. Quizás es por eso que en la mayoría de los gimnasios y competiciones deportivas siempre hay música alegre sonando.

En relación con la diversión, la música influye en cómo se percibe el entrenamiento. Es decir, si se escucha música energizante durante la realización de ejercicios, es más probable que al acabar uno tenga el ánimo por las nubes.

La música para entrenar puede potenciar la motivación.

Según una revisión realizada por profesionales de la Universidad de Costa Rica, los principales beneficios de la música durante el entrenamiento son: una mejora el rendimiento en ejercicio aeróbico y anaeróbico, disminución de la percepción de la fatiga y cambios a nivel cardiovascular y hormonal.

Una rutina divertida, la clave para alcanzar el éxito

Los modelos que optimizan el rendimiento deportivo han cambiado mucho la concepción de cómo tenía que ser el entrenamiento. Antiguamente, se creía que lo único que garantizaba el aprendizaje era la repetición continua, sin importar las emociones. Por suerte, esta concepción ha cambiado y ahora se le otorga igual importancia al aprendizaje y al aspecto psicológico.

Crear una rutina divertida es consecuencia de saber cómo manejar las contingencias del entrenamiento. Además, es preciso tener unas dosis altas de creatividad que permitan ver las cosas con otra perspectiva.

Te podría interesar...
7 beneficios de practicar deporte por diversión
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
7 beneficios de practicar deporte por diversión

¿Se puede hacer deporte por diversión? Realmente es la opción más recomendada, para conseguir efectos mucho más saludables.



  • Herrera, B. M. (2016). Efectos de la música sobre el rendimiento físico-motor: una revisión sistemática de la literatura científica. Ágora para la Educación Física y el Deporte, 18(3), 305-322.