¿Cómo influyen los compañeros de mesa en lo que comemos?

Las personas con las que solemos comer tienen mucha más influencia de lo que pensamos. Esto se debe a que el comer es una conducta no solo fisiológica, sino también emocional y social.
¿Cómo influyen los compañeros de mesa en lo que comemos?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 30 septiembre, 2021.

Última actualización: 30 septiembre, 2021

Comer es algo más que una conducta para quitarse el hambre. En todas las culturas también es una actividad social en la que los compañeros de mesa influyen sobre lo que se come.

Las personas con las que se suele comer influyen en cuánto, cómo y cuándo se consume. Aunque normalmente no se es consciente de esta influencia, la interacción entre personas es un factor muy importante para tener en cuenta.

Tal es esta influencia que muchas de las reuniones de trabajo, amigos o familia se articulan en torno a las comidas. Y cuando uno come con otras personas, experimenta otras emociones respecto a cuando lo hace solo. A continuación, trataremos la influencia de los compañeros de mesa.

Las comidas y la sobremesa se alarga

El primer aspecto en el que la compañía de otras personas se nota es la duración de las comidas y las sobremesas. Normalmente, cuando uno come solo está atento únicamente a terminar su plato. En cambio, en las comidas con los demás la atención se reparte entre la alimentación y las personas.

Esto no solo influye en la extensión, sino también en lo que se toma en las sobremesas. Ese momento implica algo más que el café después de las comidas. Es habitual que también se tomen dulces como galletas, pasteles o bizcocho para acompañar. Hay que tener cuidado con que este momento se convierta en algo habitual, ya que son alimentos ricos en azúcares y grasas.

En muchas personas, es una fuente de ansiedad

La comida es un estímulo que de por sí es placentero, pero para algunas personas puede suponer una fuente de ansiedad y malestar. Por ejemplo, los individuos con fobia social o con un trastorno de la conducta alimentaria experimentan las comidas con mucha incomodidad cuando están en presencia de otros.

Grupo de amigos comienzo pizza durante la cena.

Quienes padecen de fobia social piensan que comer delante de otras personas es una conducta vergonzosa, y por tanto, evitan los planes que implican comer en compañía. La evitación es una estrategia de afrontamiento inadecuada, ya que reduce el malestar a corto plazo, pero lo incrementa a la larga.

En el caso de personas con anorexia o bulimia, la ansiedad se debe a diferentes razones. Estas personas interpretan que los demás quieren ponerles trabas en su búsqueda de la delgadez y que les obligan a comer, lo que genera reacciones defensivas y de desconfianza.

Eleva el estado de ánimo y se come con más placer

Comer es una actividad muy placentera que despierta multitud de emociones positivas. Este efecto se potencia cuando la comida se comparte con otras personas.

El efecto positivo de la comida se suma a la felicidad de rodearse de personas queridas; como resultado, se disfruta la experiencia mucho más. Incluso las propiedades de la comida parecen potenciarse: el sabor, la textura o la apariencia parecen ser más apetecibles cuando se come feliz.

Utilizar las comidas como un pretexto para las reuniones sociales es un aspecto que se da en todas las culturas. Por eso, cabe pensar que es algo propio del carácter social de los humanos, más que algo aprendido.

Los compañeros de mesa mejoran las comidas

Amigos reunidos consumiendo carbohidratos en la noche.

El acto de comer es algo más que una acción para satisfacer una necesidad biológica. Esta definición se queda incompleta si no se tienen en cuenta las emociones y relaciones sociales que se establecen en torno a ella.

Existen muchos ejemplos que demuestran que el hambre va asociada a las emociones, tanto positivas como negativas. De acuerdo con un estudio publicado en la Revista Caribeña de Ciencias Sociales, las celebraciones que se corresponden con un estado de felicidad también reflejan ese estado en la comida; por esa razón quizás se toma tarta en los cumpleaños.

Tener esto cuenta abre la mente a considerar la alimentación de una forma holística y completa. De esta forma, se puede aprovechar todo el conocimiento para alcanzar objetivos relacionados con la nutrición.

Te podría interesar...
¿Importa el horario de las comidas?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Importa el horario de las comidas?

El horario de las comidas puede determinar la respuesta del organismo a la ingesta de nutrientes, y modificar así su digestión.



  • Barcia Briones, M. F., Pico Macías, L. A., Reyna Murillo, J. L., y Vélez Muñoz, D. Z. (2019). Las emociones y su impacto en la alimentación. Caribeña de Ciencias Sociales.
  • Quero, S., Baños, R. M., Botella, C., y Gallardo, M. (2003). Delimitación de subtipos clínicos en la fobia social. Psicología Conductual, 11(3), 429-458.