El maravilloso poder del pensamiento si lo usas positivamente

El pensamiento positivo tiene un potente efecto en la conducta que muchas veces pasa desapercibido. No solo es capaz de aumentar el rendimiento, sino que genera estados de ánimo positivos.
El maravilloso poder del pensamiento si lo usas positivamente
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 10 diciembre, 2020.

Última actualización: 10 diciembre, 2020

Muchas veces se subestima el poder que tiene el pensamiento en la conducta. Este, si se sabe aprovechar su fuerza, puede ser un gran aliado para mejorar el rendimiento.

A lo largo del día, se tienen una gran cantidad de pensamientos acerca de las cosas que nos suceden. Estos pueden ser positivos o negativos, mientras que otros no tienen carga emocional. Sin embargo, son aquellos que tienen más carga emocional los que tienen más potencial para afectar al comportamiento.

Uno no puede tener el control de todo lo que le pasa, pero sí tiene el control sobre la forma de valorarlo y afrontarlo. Tener un estilo de pensamiento positivo no siempre es fácil, pero aún así las ventajas superan con creces a los inconvenientes. Por todo ello, a continuación veremos cómo el pensamiento positivo influye en el rendimiento.

Aportará seguridad y confianza

Tener un estilo de pensamiento positivo es una fuente de sentimientos de confianza y seguridad. La clave está en que la manera de pensar tiene que ser la apropiada para afrontar los obstáculos con valentía y determinación.

Esto no quiere decir que la persona se ponga una venda de optimismo vacío y solo se permita sentir las emociones positivas. Las emociones negativas, aunque resulten incómodas, tienen el mismo valor que las positivas y deben ser respetadas y aceptadas.

El agotamiento del deporte puede llevar a una gran frustración.

Ante eventos desconocidos, pensar en las posibles oportunidades en lugar de los fallos aporta calma a la persona y permite lidiar con la situación de manera más adaptativa.

Te permitirá hacer como mínimo una repetición más

Cuando se entrena a una alta intensidad, las sensaciones de cansancio físico le dicen al cuerpo que tiene que parar. Sin embargo, esas sensaciones no tienen su origen en el dolor o un problema físico, sino en el exigente esfuerzo al que se somete la persona.

El pensamiento positivo es capaz de llevar el cuerpo un poco más allá de los límites del cansancio. En el caso de los ejercicios de fuerza, permite hacer unas repeticiones adicionales. Y en el caso del entrenamiento cardiovascular, como correr, hacer unos metros extra.

En este sentido, hay que tener cuidado y distinguir cuando el cuerpo pide parar por incomodidad o por daño. Si es por daño, habrá que parar el ejercicio inmediatamente; forzar el cuerpo en este caso es una temeridad.

Te ayudará a encontrar motivos, no excusas

No siempre se encuentra la motivación o las ganas necesarias para ir a entrenar. La comodidad de estar en casa o los compromisos son excusas perfectas para saltarse un día de entrenamiento.

No obstante, el pensamiento positivo es una gran ayuda para encontrar esa motivación en momentos difíciles. A esta habilidad de generarse uno mismo la motivación se la conoce como automotivación. Un estudio publicado por la revista ABRA afirma que es fundamental para la regulación de los procesos psicológicos que afectan directamente al rendimiento deportivo.

Tendrás una relación más sana con los errores

Cometer errores es una de las cosas más humanas que existen. Aún así, la mayoría de las personas se tienen avergonzadas o tienen miedo a equivocarse. Esto se debe a que se le da una excesiva importancia a los fallos, cuando en realidad son un signo de naturalidad.

Aprovechar el poder del pensamiento positivo mejora la relación con los errores.

El poder del pensamiento positivo cambia la percepción que se tiene de los errores. En lugar de verse como un fracaso, se ven como una fuente de información acerca de cómo hacer las cosas mejor.

Además, perder el miedo a equivocarse podría reducir la frecuencia de fallos, ya que la persona afronta las tareas sin miedo y con más confianza en ella misma.

Déjate convencer por el poder del pensamiento positivo

Empezar a pensar de manera más positiva puede ser el inicio de un gran cambio personal. Como se dijo al principio, dada la gran cantidad de pensamientos que se tienen a diario, es normal que alguna vez surja algún pensamiento negativo. Y esto no es necesariamente malo, lo importante es no darle un valor excesivo y dejarlo ir.

Por último, las emociones, pensamientos y comportamientos están interrelacionados entre sí. Esto significa que tener más pensamientos positivos se traducirá en una mayor frecuencia de emociones positivas y comportamientos adaptativos.

Te podría interesar...
4 tips para tener pensamiento positivo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 tips para tener pensamiento positivo

El pensamiento positivo es un gran aliado para aumentar el rendimiento, ya que la actitud con la que se afrontan las dificultades es determinante.



  • Bonilla, P. U. (2003). El entrenamiento psicológico en el deporte de alto rendimiento. Revista ABRA, 23(32), 85-93.