¿En qué consiste el método kaizen?

El método kaizen es una filosofía que busca la continua mejora personal a través de la acción y el emprendimiento. Aprende en qué consiste y cómo puedes ponerlo en práctica.
¿En qué consiste el método kaizen?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 04 noviembre, 2020.

Última actualización: 04 noviembre, 2020

Desde hace un par de décadas, ha ganado popularidad dentro del mundo de la empresa el denominado método kaizen. Aunque sea novedoso para mucha gente, en realidad no es más que una estrategia de optimización para aumentar la productividad.

En resumidas cuentas, el método kaizen es una forma de pensar que busca el perfeccionamiento: hagas lo que hagas, siempre se podrá mejorar. Esta filosofía se ha aplicado principalmente en el ámbito empresarial y la mercadotecnia, pero se puede extender a otros contextos como el deporte o la vida personal.

Aplicado al deporte, la meta última de la aplicación de este método sería la optimización del rendimiento. Esto se consigue centrando la atención sobre las acciones que realiza uno mismo, y trabajar sobre ellas para sacarles el máximo partido. A continuación, veremos en qué consiste y cómo te puedes beneficiar del método kaizen.

Los principios fundamentales del método kaizen

El creador de este sistema, Masaaki Imai, expone que hay seis principios fundamentales para tener éxito en la aplicación del kaizen:

  • Buscar la continua mejora, no el perfeccionismo: es posible encontrar aspectos para mejorar en cada trabajo que se realiza, pero la perfección es solo un ideal que retrasa la finalización de las tareas.
  • Cuestionarse a uno mismo: el kaizen es opuesto al conformismo y la estabilidad. En su lugar, busca un proceso de cambio continuo en el que surjan nuevas preguntas sobre cómo mejorar en lo que se hace.
  • Identificar la causa de los problemas: la manera más eficaz de resolver los problemas es actuar directamente sobre el origen. Tratar únicamente los síntomas es una solución pasajera, pero inútil.
  • Priorizar las tareas antes de actuar: este método refuerza la reflexión antes de la actuación. Es preferible dar prioridad a las tareas fáciles, rápidas y poco costosas.
  • Solucionar los problemas cuanto antes: es mejor solucionar cualquier asunto tan pronto como sea posible. De lo contrario, se corre el riesgo de que sus consecuencias se extiendan o se cronifiquen.
  • Implicar a todos los miembros del equipo: se debe contar con la opinión y participación de todos los miembros que formen el equipo.
El método kaizen promueve la mejora personal continua.

Cómo aplicar el método kaizen

Una vez que se han visto los principios fundamentales del kaizen, el siguiente paso es descubrir cómo llevarlo a la práctica para obtener resultados.

1. Simplifica y prioriza tareas

Uno de los grandes límites de la productividad es querer abarcar muchas tareas y realizarlas al mismo tiempo. Las capacidades de una persona son limitadas; por mucha voluntad que se tenga, es imposible estar en todo a la vez.

Por el contrario, simplificar y priorizar ayuda a que se puedan completar todas las tareas invirtiendo menos tiempo. Esto requiere descomponer los ejercicios en sus pasos elementales e identificar los que son necesarios y urgentes, los necesarios pero aplazables, y los opcionales.

2. Mantén una comunicación activa con la gente del equipo

El kaizen puede ser un proceso individual, pero también tiene un componente grupal que no se puede pasar por alto. Por ejemplo, dentro de un equipo deportivo, hay que actuar teniendo en cuenta cuál es el objetivo grupal: conseguir la victoria en competiciones.

Por ello, es muy importante que todos los miembros se sientan parte del equipo, que se perciban con confianza para aportar ideas, opiniones o expresar emociones. Esto se puede conseguir eficazmente manteniendo canales de comunicación entre las personas. Ya sea buscando momentos a solas para hablar, o digitalmente a través de aplicaciones o redes sociales, hay que conseguir reforzar la identidad grupal.

3. Pon en práctica este método todos los días

El kaizen, al igual que cualquier otra habilidad, requiere práctica y constancia para que dé resultados. Es normal que al principio cueste ver los beneficios, pero esto no significa que sea un fracaso.

La concentración está muy vinculada con la salud mental de los deportistas.

Esta filosofía hace énfasis en la disciplina y el autocontrol. No se trata de aplicarla en momentos puntuales, sino de cambiar la forma de pensar y adoptar una mentalidad de continua búsqueda de soluciones.

Ponerla en práctica a diario requiere altas dosis de motivación y compromiso. Cualquier persona está en posición de iniciar el cambio, pero solo aquellos que sean disciplinados serán capaces de mantenerlo.

El cambio solo depende de ti

Uno de los aspectos más interesantes del método kaizen es que sitúa la responsabilidad del cambio en la persona. No es un agente o una fuerza externa la que lo induce, sino que es el propio individuo con sus acciones.

Cualquier momento es bueno para poner en práctica este método; de hecho, uno de sus principios es la proactividad y la inmediatez. Tan solo es necesario un poco de valor y fuerza de voluntad, con eso ya se tiene mucho ganado.

Te podría interesar...
5 estrategias para ser más productivo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 estrategias para ser más productivo

Las estrategias para ser más productivo son un asunto de interés para los deportistas, ya que esto influye positivamente en el rendimiento.



  • Vento, M. O., y Alcaraz, J. L. G. (2014). Beneficios del Kaizen en la Industria. Cuba Industrias Convención Internacional, 1-17.