Motivación alta vs baja: ¿cómo encontrar el equilibrio?

La motivación es una variable clave en el rendimiento deportivo. Saber manejarla es una tarea que todo deportista debe entrenar. Por ello, a continuación trataremos cómo encontrar niveles óptimos de motivación.
Motivación alta vs baja: ¿cómo encontrar el equilibrio?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon.

Última actualización: 14 junio, 2022

La dicotomía motivación alta vs baja es quizás una de las más importantes y polémicas en la psicología deportiva. Esto se debe a que la motivación es una variable que tiene un papel fundamental en el rendimiento, y por tanto saber manejarla es un conocimiento muy valioso.

Generalmente se cree que cuanta más motivación, mejor le irá al deportista, pero esto no es correcto del todo. Lo cierto y lo que se debe tener claro es que los niveles extremos, tanto por exceso como por carencia, son perjudiciales.

Los excesos de motivación pueden dar lugar a expectativas muy ambiciosas y fijarse más en el resultado que en el proceso. Por otro lado, la falta de motivación es un lastre para programarse objetivos e ir cumpliéndolos. Con todo esto, la meta será huir de una motivación alta o baja y centrarse en encontrar un nivel equilibrado. A continuación, te contamos cómo puedes conseguirlo.

Sé paciente con tu propio proceso

Joven meditando sobre como superar momentos difíciles
La mente es un motor que permite superar los momentos más adversos.

Conseguir éxitos deportivos es un hito muy reforzante. Los deportistas se esfuerzan constantemente para ir sumando victorias, pero detrás de cada una de ellas hay un proceso muy duro de trabajo.

Un error muy común que socava la motivación es fijarse solo en la meta e ignorar el proceso. El proceso, aunque sea muy duro, puede ser una experiencia enriquecedora si se sabe aprovechar. De hecho, es muy habitual ver como los deportistas profesionales cuando alcanzan el éxito se ponen a llorar, y es porque en ese momento recuerdan todo lo que han luchado para llegar hasta ahí.

Por otro lado, una virtud muy valiosa en el deporte es la capacidad de ser paciente con uno mismo. Cada uno tiene su ritmo de aprendizaje, algunas personas avanzan más rápido y otras más lento. Sea como fuere, todos los caminos son igual de valiosos. Lo importante no es cuánto se tarda en llegar a la meta, sino llegar en las mejores condiciones posibles.

Establece objetivos “SMART”

Un pilar fundamental de la motivación es el establecimiento de objetivos. Esta técnica consiste en formular pequeños objetivos con una doble función: por un lado la satisfacción de cumplir las metas; y por otro obtener feedback acerca de cómo se está progresando.

A pesar de que parezca que establecer objetivos es tarea sencilla, no lo es para nada. Los objetivos tienen que cumplir unas características para que de verdad tengan un efecto positivo sobre la motivación. Para saber cuáles son esas características el acrónimo “SMART” resulta de gran ayuda, ya que cada letra representa un factor a tener en cuenta. El acrónimo se puede descomponer en las siguientes facetas:

  • S: específicos, definidos concreta y operativamente.
  • M: medibles por diferentes pruebas o aparatos.
  • A: alcanzables dentro de las capacidades de cada uno.
  • R: relevantes, pertinentes para conseguir la meta última.
  • T: temporalizados, su cumplimiento debe estar acotado en un periodo de tiempo.

Aprende a felicitarte por los progresos

Cuidar la motivación es un proceso que se debe llevar a cabo a lo largo de la carrera deportiva y no solo al principio. Erróneamente se cree que la motivación solo debe aplicarse al principio, cuando un empieza. Lo cierto es que si no se cuida este aspecto es muy probable que la persona acabe abandonando antes o después.

Para aumentar la motivación no hace falta un gran esfuerzo, en este sentido las pequeñas acciones son de gran ayuda. Un simple gesto como un refuerzo verbal, como felicitarse a uno mismo cuando se hacen bien las cosas, tiene un impacto muy positivo sobre la motivación.

Saber manejar los refuerzos es clave para aumentar la motivación. También, hay que tener en cuenta que los refuerzos deben ser verbales. Las recompensas materiales, como el dinero, tienen un efecto perjudicial sobre la motivación.

Los objetivos ambiciosos pueden conducir a la frustración.
Los premios son una buena recompensa ante el cumplimiento de metas.

Aprende a estar correctamente motivado durante la temporada

La motivación es como la gasolina que mueve a la persona hacia sus metas. Esta gasolina se va consumiendo poco a poco si no se va alimentado, por lo que es necesario trabajarla hasta alcanzar niveles óptimos, esto es ni muy alto ni muy bajo.

Además, también es importante no solo cuánta motivación se tiene sino hacia dónde se dirige. Un estudio realizado por la Universidad de Murcia afirma que es mejor dirigirla hacia la tarea, es decir hacia el progreso personal. Dirigir la motivación hacia la comparación con otros puede tener un efecto negativo sobre esta.

La principal técnica que te puede ayudar es el establecimiento de objetivos. Ahora que la conoces, empieza a planificar tus objetivos y verás como tu motivación responde de manera positiva.

Te podría interesar...
¿Cómo aumentar la motivación física?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo aumentar la motivación física?

Trabajar la motivación física es un pilar fundamental para alcanzar los objetivos propuestos utilizando los propios recursos.



  • Murcia, J. A. M., Gimeno, E. C., & Coll, D. G. C. (2007). Analizando la motivación en el deporte: un estudio a través de la teoría de la autodeterminación. Apuntes de Psicología, 25(1), 35-51.