¿Cómo motivarse a entrenar al aire libre?

Entrenar al aire libre ofrece ventajas superiores a hacerlo en espacios cerrados. Aún así, y al igual que cualquier otra conducta, es necesario potenciar la motivación para que se mantenga.
¿Cómo motivarse a entrenar al aire libre?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 29 julio, 2021.

Última actualización: 29 julio, 2021

Durante los momentos de buen tiempo, motivarse a entrenar al aire libre tiene muchísimos beneficios. Esto sucede no solo a nivel físico, sino que la mente agradece estar en el exterior y respirar aire puro.

Cuando se habla de las ventajas de entrenar al aire libre, se entiende que es con unas condiciones meteorológicas adecuadas. La seguridad es lo primero, por lo que habrá que evitar las horas más calurosas del día y los lugares en los que pueda ser peligroso. Además, se pueden potenciar los beneficios si se entrena con otras personas.

4 claves para fomentar el entrenamiento al aire libre

Como sucede siempre a la hora de empezar un entrenamiento, lo más importante es la motivación. Por esa razón, a continuación vamos a dar consejos para motivarse a entrenar al aire libre.

1. Elige lugares que llamen tu atención

Una de las razones por las cuales la gente se cansa de ir al gimnasio es que tener siempre la misma estimulación visual les resulta aburrido. Esto no pasa cuando se entrena al aire libre, pues los diferentes paisajes pueden generar un potente efecto motivador.

Asimismo, ayudan a distraerse y no pensar en las sensaciones de fatiga cuando se realiza una rutina de resistencia aeróbica. Correr en cinta es menos lesivo y fatiga menos, pero a la mente le resulta difícil escapar del ambiente. Sin embargo, cuando se corre al aire libre es más fácil dejar la mente divagar y no pensar en lo cansado que se está.

2. Fíjate en lo que hacen otras personas

Mujer runner disfruta de entrenar al aire libre.

Cada vez es más habitual la conducta de entrenar al aire libre, y esto puede ser una maravillosa oportunidad para aprender y nutrirse de otras personas que estén en la misma situación.

Esta forma de aprender se llama «modelado», pues es la observación de la acción de otra persona lo que provoca el aprendizaje. Puede llegar a ser muy significativo, ya que no se aprende de un maestro a la distancia, sino de otra persona similar y, seguramente, con un nivel de habilidad parecido.

3. Refuérzate después de cada entrenamiento

Normalmente, hacer ejercicio al aire libre es una actividad placentera. No obstante, hacerlo en determinados momentos del día o con ciertas condiciones atmosféricas no es lo más cómodo del mundo.

Por ello, hay que hacer un esfuerzo extra y reforzarse, pues es la única manera de mantener la motivación ante condiciones adversas. Una forma de conseguir este refuerzo es mediante una comida agradable, un dulce o una felicitación a uno mismo después de realizar el ejercicio.

Otra manera de aumentar la motivación es mediante lo que se conoce como Principio de Premack. Este indica que lo que se utiliza como refuerzo es una actividad placentera y no algo concreto como la comida. Aplicado al deporte, se podría utilizar de la siguiente manera: después de realizar un entrenamiento duro, poder realizar una actividad que guste como escuchar música, una ducha revitalizante o ver una película.

4. Puedes entrenar hasta en vacaciones

La playa es el escenario ideal para realizar ciertos tipos de ejercicio.

El periodo de vacaciones es una época para desconectar de la rutina y cambiar de aires, pero también puede suponer una razón para aprovechar y entrenar de manera diferente. Entrenar en vacaciones permite aprovechar aquel lugar en el que se está disfrutando e incluir una rutina de entrenamiento, ya sea en la playa o la montaña.

Esto reportará beneficios añadidos en el plano físico y mental. Por ejemplo, entrenar en la playa añade un punto de dificultad por el terreno inestable, lo que se traduce en una mayor activación de ciertos músculos y una necesidad mayor de concentración.

Planea tu rutina de entrenamiento al aire libre

Estar al aire libre, especialmente cuando hace un tiempo agradable, es muy placentero por sí mismo. Con esto se pueden intuir las sensaciones positivas que se producen cuando, en lugar de estar tumbado en una hamaca, se está realizando ejercicio físico.

Como se dijo al principio, la seguridad es lo primero antes de realizar cualquier ejercicio. Esto quiere decir que hay ciertos ejercicios que son más recomendables para practicar al aire libre, en concreto, aquellos que no generan demasiada fatiga, como el pilates o el yoga.

Por último, también es posible beneficiarse de los exteriores para el entrenamiento cardiovascular. La visión y el cerebro agradecerán tener una estimulación visual diferente a las vistas monótonas del gimnasio.

Te podría interesar...
Consejos para hacer ejercicio al aire libre
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Consejos para hacer ejercicio al aire libre

Si estás pensando en hacer ejercicio al aire libre, te recomendamos que leas el siguiente artículo. ¡Encontrarás muy buenas ideas!