Los principales problemas psicológicos del corredor

Cada vez son más las personas que se dejan atrapar por el potencial adictivo del running. Sin embargo, como en cualquier otro deporte, la falta de preparación mental puede hacer mella.
Los principales problemas psicológicos del corredor
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 30 septiembre, 2021.

Última actualización: 30 septiembre, 2021

Cualquier deportista que no haya recibido ayuda psicológica es susceptible a sufrir problemas psicológicos. En el caso del corredor, no iba a ser de otra manera.

El running en todas sus modalidades es un deporte muy exigente. Es muy habitual que las personas empiecen a practicarlo con mucha motivación, pero que esta decaiga rápidamente porque no se puede tolerar las fuertes demandas físicas y mentales de esta disciplina.

Por esa razón, es muy importante la preparación correcta antes de afrontar una carrera. Hay muchas formas de correr, pero no muchas de hacerlo bien. Correr bien requiere una perfecta sincronía entre la mente y el cuerpo y potenciar al máximo las capacidades psíquicas para que los músculos respondan bien.

3 problemas psicológicos del corredor muy frecuentes

Por todo lo anterior, conocer los principales problemas psicológicos del corredor es de gran ayuda para potenciar el rendimiento. A continuación, los trataremos más detalladamente.

1. Perder la motivación a largo plazo

La carrera es un ejercicio muy duro y beneficioso a partes iguales. El esfuerzo que implica llevar al sistema cardiovascular al máximo requiere unas dosis altas de motivación. De lo contrario, las posibilidades de abandonar son muy altas.

Trabajar la motivación pasa necesariamente por saber establecer objetivos a corto, medio y largo plazo. Además, hay que prestar atención a las diferencia entre objetivos de proceso y de rendimiento.

Los primeros se refieren a metas relacionadas con el crecimiento personal y la automejora. Por su parte, los objetivos de rendimiento están relacionados con los resultados objetivos.

Un deportista agotado no podrá ganar ni mejorar.

Cuando se es un principiante, es mejor centrarse en establecer objetivos de proceso e ir poco a poco incrementando la dificultad de las metas. Teniendo en cuenta estos apuntes, no habrá obstáculo que se resista.

2. Hacer frente a continuas lesiones

Es cierto que correr es un ejercicio extremadamente saludable, pero como cualquier otro deporte, antes de lanzarse a ello hay que adquirir una base técnica sólida. Uno de los problemas psicológicos del corredor aparece cuando muchas personas creen que correr simplemente es mover rápido las piernas. Esto no es para nada así, sino que tiene su técnica específica, y desconocerla aumenta las probabilidades de sufrir una lesión o tener un accidente.

Los malos gestos, las pisadas incompletas o el movimiento erróneo de las caderas son pequeños factores que, a la larga, se pueden convertir en una verdadera traba. Esos dolores a veces son más sutiles o pasan inadvertidos, hasta que de tanto arrastrarlos se convierten en una lesión más seria. Esa es una de las varias razones por las cuales es tan importante consultar con un especialista antes de iniciar cualquier deporte.

3. Ignorar las sensaciones físicas desagradables

Si hay algo que caracteriza al ejercicio cardiovascular, son las sensaciones físicas de fatiga y cansancio tan intensas que se generan. Los deportistas se van acostumbrando a ellas y por eso en parte remiten, pero al principio son tan incómodas que uno se llega a plantear abandonar.

Aquí es cuando entran en juego las técnicas de focalización y distracción. Lo que comparten ambas es que se trata de ir modificando el foco atencional, a qué se decide atender y qué se decide ignorar.

Las técnicas de focalización, como su nombre indica, buscan centran la atención sobre uno mismo o sobre el ambiente. La distracción implica todo lo contrario, desviar la atención de los estímulos externos e internos y crear imágenes mentales positivas.

Los problemas psicológicos del corredor tienen que ver con la exigencia de esta disciplina.

En concreto, la distracción ha sido muy empleada en personas que sufren de dolor crónico para aliviar el malestar que sienten. Según un estudio publicado en la revista Clínica y Salud, la distracción de los pensamientos es una estrategia eficaz para reducir el estrés y la experiencia de dolor.

Trabaja para que la mente no sea un obstáculo

El running es un deporte en el que ver los progresos lleva tiempo y paciencia. Muchas personas que se inician en esta disciplina se desesperan al principio porque no consiguen ver los avances deseados, pero esto no significa que no sirva de nada esforzarse.

Es en esos momentos cuando hay que persistir y seguir intentándolo. La dificultad no solo fortalece el cuerpo, sino que moldea la mente y la hace más resistente. Si se es constante, poco a poco irá llegando la mejora. Recuerda que no gana la maratón el más rápido, sino el que mejor sabe administrar sus fuerzas.

Te podría interesar...
Entrenamiento de fuerza para corredores
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Entrenamiento de fuerza para corredores

El entrenamiento de fuerza para corredores es uno de los aspectos más importantes para el running, dado que brinda potencia y resistencia.



  • Gordillo Molina, Á. (1992). Orientaciones psicológicas en la iniciación deportiva. Revista de Psicología del Deporte, 1(1), 0027-036.
  • Truyols Taberner, M., Pérez Pareja, J., Medinas Amorós, M., Palmer Pol, A., y Sesé Abad, A. (2008). Aspectos psicológicos relevantes en el estudio y el tratamiento del dolor crónico. Clínica y Salud, 19(3), 295-320.