¿Cuál es el rol del cerebro para predecir si puedes adelgazar?

Para algunas personas el proceso de mantener una dieta para adelgazar puede ser un verdadero quebradero de cabeza. Pero esto se puede solucionar si se conoce qué rol juega el cerebro en el proceso de pérdida de peso.
¿Cuál es el rol del cerebro para predecir si puedes adelgazar?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon.

Última actualización: 16 junio, 2022

Cuando se trata de predecir si se puede adelgazar, muchas veces se subestima y hasta se ignora el rol que ocupa el cerebro. Este órgano es fundamental en procesos como la formación de hábitos o la toma de decisiones, aspectos muy implicados cuando se está intentando perder peso.

La función del cerebro suele pasar desapercibida porque se le da más importancia a otros órganos como puede ser el estómago. Es cierto que para perder peso hay que educar al estómago a comer, pero tampoco se puede olvidar que el cerebro ejerce influencia sobre él. Todos los órganos están conectados y lo que pasa en uno afecta a otro.

Con esta visión de la salud de una manera más holística es más fácil comprender el rol del cerebro para predecir si se  puede adelgazar. Dado que es una cuestión que importa a muchas personas, a continuación tratamos de profundizar en este tema.

Adelgazar consiste en adquirir unos hábitos saludables

Para tener un buen metabolismo, hay ciertos hábitos que es conveniente seguir.
Adelgazar implica tener en cuenta al cerebro.

Cuando una persona quiere adelgazar piensa que tiene que realizar un cambio radical en sus hábitos durante el proceso, y una vez ha conseguido el objetivo vuelve a su anterior estilo de vida. Este enfoque no es el adecuado, pues la meta es adquirir unos hábitos saludables que sean capaces de mantenerse en el tiempo.

El problema en este caso es que adelgazar se ve como una meta que se debe alcanzar en un momento puntual. En lugar de eso, se debería ver como el inicio de una vida más saludable. Como una consecuencia de hacer unos cambios positivos, y no como la causa de emprender esos cambios.

En este sentido, el cerebro es el órgano que se encarga de formar y consolidar nuevos hábitos. El proceso no es igual para todos, depende de muchas variables tanto personales como ambientales, pero lo que es seguro es que la constancia con las nuevas acciones es el mejor aliado para conseguirlo.

Calma tu ansiedad antes de comer

Uno de los factores que más obstaculizan en el proceso de pérdida de peso es la ansiedad. El estado de ánimo alterado puede llegar a echar por tierra el progreso de varios meses. Por ello, a la hora de adelgazar no solo hay que prestar atención a lo que se come, también a la regulación del estado de ánimo.

Existen diferentes tipos de hambre, aunque las sensaciones sean parecidas. Por un lado está el hambre fisiológica, la que se siente cuando el estómago está vacío; y el hambre emocional que aparece con el objetivo de regular las emociones negativas.

El hambre emocional tiene un impacto tanto en la salud física como en la mental, según lo que afirma un estudio realizado por la Universidad Técnica de Manabí. De acuerdo con este, las consecuencias físicas serían diabetes, obesidad o el colesterol alto. Por otro lado, las consecuencias a nivel mental serían un estado de ánimo deprimido y un estado de culpabilidad después de comer.

Engaña a tus ojos para que la comida sana entre mejor

Las personas que quieren adelgazar afirman que a veces cuesta porque la comida “light” es poco apetecible. Es cierto que los alimentos que son poco sabrosos hacen que no sea nada motivador meterse en una dieta, pero esto puede ser solucionado fácilmente si se tiene un poco de picardía.

Esta picardía consiste en engañar a los ojos, y en consecuencia al cerebro también, para que la comida entre mejor. De esta manera alimentos que normalmente no dicen nada y son bajos en calorías, pueden resultar apetecibles.

Un truco bien conocido es especiar las verduras. Las salsas no son recomendables pues son un aporte calórico importante, pero las especias no suponen calorías añadidas. Además, es fácil jugar con ellas hasta encontrar una mezcla sabrosa.

Otro truco que se está poniendo de moda es sustituir la pasta clásica hecha de harina refinada por otras alternativas más ligeras, como los espaguetis de calabacín.

La mejor forma de adelgazar.
El rol del cerebro para predecir si puedes adelgazar es clave y por eso debes engañarlo.

El cerebro es un órgano fundamental que te ayuda a adelgazar

Adelgazar no es para nada un proceso sencillo, requiere de mucha fuerza de voluntad y motivación para llevarse a cabo. Pero también puede facilitarse si se entrena al cerebro para ello.

Hay que tener en cuenta que el cerebro es un órgano muy plástico y que se adapta con facilidad a las situaciones nuevas. Aun así, hacer un cambio en el estilo de vida al principio supone un esfuerzo que a largo plazo merece la pena.

Por último, recuerda que para estar saludable la dieta es una parte fundamental pero no la única. Es necesario complementar la dieta equilibrada con un correcto descanso y un estilo de vida activo.

Te podría interesar...
4 errores comunes que te impiden adelgazar
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 errores comunes que te impiden adelgazar

Existen una serie de errores comunes que impiden adelgazar y que condicionan la viabilidad de la dieta o del tratamiento.



  • Barcia Briones, M. F., Pico Macías, L. A., Reyna Murillo, J. L., y Vélez Muñoz, D. Z. (2019). Las emociones y su impacto en la alimentación. Caribeña de Ciencias Sociales.