3 síntomas de ansiedad

08 Marzo, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon
La ansiedad es un estado emocional negativo que se compone de varias facetas fácilmente reconocibles. Hacerlo es solo el primer paso para poder tratarlas e impedir que afecten negativamente al rendimiento deportivo.

El rendimiento deportivo se puede ver seriamente perjudicado por los estados de ansiedad. Por tanto, conocer los síntomas principales de ansiedad es algo que todo deportista debe dominar.

La ansiedad siempre ha sido una de las variables más estudiadas dentro de la psicología deportiva. Una de las líneas de investigación más famosas es la que distingue entre ansiedad unidimensional y multidimensional.

La unidimensional concibe el estrés o ansiedad como un todo. Es decir, como si fuese un solo síntoma. Por el contrario, la multidimensional sostiene que la ansiedad se compone de varias facetas o signos.

En la actualidad, la ansiedad se concibe más como un conjunto de síntomas y no tanto como una única dimensión. Por esta razón, y dada la importancia de saber controlar los nervios, a continuación exploraremos los síntomas de la ansiedad.

Cuáles son los principales síntomas de la ansiedad

Como ya se ha dicho, la ansiedad se compone de varios síntomas que afectan a la mayoría de los sistemas del cuerpo. Reconocerlos es tarea sencilla si se sabe detectar qué situaciones son propensas a generar estrés.

Además, también se han elaborado cuestionarios para evaluar la ansiedad dentro del contexto deportivo. Entre ellos, cabe destacar el Inventario de Ansiedad Competitiva (CSAI-2R), debido a su fácil aplicación y su brevedad; responderlo no ocupa más de 5 minutos.

1. Síntomas físicos

En primer lugar, hay que mencionar las manifestaciones corporales de la ansiedad. Estas suelen ser las que más rápido aparecen, pero también son más fáciles de combatir. Asimismo, son las más sencillas de reconocer, ya que todos alguna vez hemos experimentado estos síntomas y los hemos asociado al estrés.

Nadadora intenta controlar los nervios antes de competir.

Dentro de esta clase de síntomas entran la sensación de nudo en el estómago, las palpitaciones, taquicardias, el aumento de la sudoración o la tensión muscular. La forma más efectiva de acabar con estos síntomas es poner en práctica las técnicas de relajación.

Como afirma una revisión realizada por profesionales de la Universidad de Granma, las técnicas de relajación son procedimientos frecuentemente usados para disminuir el exceso de activación.

2. Síntomas cognitivos

La ansiedad también se puede manifestar en forma de pensamientos negativos respecto al futuro. Estos pensamientos negativos englobarían las dudas, inseguridades y la falta de confianza en uno mismo.

A la hora de afrontar una situación difícil se pueden detectar 2 estrategias: una centrándose en el presente y confiando en el trabajo realizado; y otra pensando en posibles situaciones y en sus consecuencias.

La primera resulta más adecuada no solo para aumentar las probabilidades de tener éxito, sino para evitar sentir ansiedad. El futuro es algo que todavía no existe. Es posible imaginarlo según los indicios que se tengan en el presente, pero no se pueden hacer afirmaciones categóricas, ya que siempre pueden aparecer imprevistos y hechos incontrolables.

3. Síntomas conductuales

Por último en cuanto a los síntomas de la ansiedad, es posible agrupar un conjunto de respuestas que tienen mucho peso al hablar del origen, mantenimiento y evolución de la emoción. Estas respuestas son las conductas de aproximación o de evitación.

Normalmente, cuando una persona siente ansiedad tiende a evitar todo aquello que le provoca estados negativos. Por ejemplo: un individuo con miedo a las agujas apartará la mirada cuando tenga que hacerse una analítica; o una persona con miedo a los cambios evitará la novedad e implicarse en nuevos retos.

Mujer que experimenta los síntomas de la ansiedad en el deporte.

La evitación evita la incomodidad a corto plazo, pero a largo plazo no hace otra cosa que cronificar la ansiedad. Es por eso que, para acabar con la ansiedad de forma efectiva, hay que exponerse de forma gradual pero completa a aquello que se teme. Este procedimiento no es fácil, por lo que contar con la ayuda de un profesional que guíe y apoye a la persona es un pilar fundamental.

Ahora que conoces los síntomas de ansiedad, combátelos

Hasta cierto punto, la ansiedad es útil y funcional, ya que es una forma de avisar a la persona para que se prepare ante un peligro. Sin embargo, se vuelve problemática cuando se activa ante situaciones o estímulos que no constituyen un peligro real para la integridad, como hablar en público o una competición deportiva.

No obstante, la cosa no debe quedar únicamente en saber reconocer los síntomas, sino en hacer algo para superarlos. Permanecer paralizado por la ansiedad o tratar de ocultarla no sirve de nada. Hay que trabajar directamente sobre aquellas situaciones que generan estrés y sus síntomas físicos, cognitivos y conductuales.

Con todo esto, el mejor consejo es que trabajes sobre la ansiedad tan pronto como aparezca. De esta manera, podrás evitar que esta perjudique tu rendimiento.

  • Escobar, D. S., y Callejas, T. W. (2019). El control de la ansiedad somática en atletas escolares de taekwondo (Revisión). Revista científica Olimpia, 16(56), 210-222.
  • Fernández, E. M. A., Río, G. L., y Fernández, C. A. (2007). Propiedades psicométricas de la versión española del Inventario de Ansiedad Competitiva CSAI-2R en deportistas. Psicothema, 19(1), 150-155.