¿Cuál es el tipo de carácter que te permite mantener una dieta?

El éxito en las dietas es el resultado de una conjunción de muchos factores y algunos rasgos de la personalidad pueden ser determinantes. Descubre las razones.
¿Cuál es el tipo de carácter que te permite mantener una dieta?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon.

Última actualización: 26 octubre, 2022

Muchas personas creen que mantener una dieta está ligado a un tipo de carácter determinado. Y la verdad es que hay ciertos rasgos de personalidad que entorpecen o facilitan el proceso de pérdida de peso.

Proponerse una dieta es algo habitual, el mantenerlo a largo plazo no tanto. Todas las personas están en disposición de hacer cambios en su estilo de vida y adquirir hábitos saludables. También, existen ciertos rasgos o actitudes que hacen más fácil poder mantener esos cambios a lo largo del tiempo.

Existen muchos mitos acerca del papel que juega el tipo de carácter para mantener una dieta. Por ello, a continuación trataremos de arrojar luz y acercarnos a la realidad respecto a qué hay de cierto en la relación entre personalidad y las dietas.

El papel de la restricción en las dietas

Las dietas fracasan por ciertas razones bastante frecuentes.
Una dieta restrictiva puede generar un efecto rebote.

Una idea muy extendida es que las dietas solo funcionan si hay cierto grado de restricción. Es cierto que fisiológicamente la restricción es capaz de crear un déficit calórico que conduzca a la pérdida de peso. Pero lo que mucha gente no sabe es que también puede conducir al efecto contrario: un aumento de los atracones y el fracaso de la dieta.

Una dieta equilibrada contiene la proporción justa de cada nutriente. Aquellas dietas milagro que prometen rápidos resultados en poco tiempo se ha visto que conducen a la larga al temido efecto rebote, un estado no solo de recuperación sino de ganancia ponderal respecto a la situación inicial.

En este sentido, el papel de la restricción alimentaria se ha estudiado como un factor muy relacionado con el efecto rebote. De hecho, la Teoría de la restricción afirma que a medida que una persona se restringe más en la dieta es más fácil predecir atracones. Por lo tanto, a medida que una persona se esfuerza por controlar y restringir ciertas clases de alimentos, más aumenta el estrés y más fácil es que se produzca una sobreingesta por causas emocionales.

¿Qué rasgos se asocian con el éxito en las dietas?

Ahora que hemos desmitificado que la restricción es una actitud positiva de cara a mantener una dieta, el siguiente paso es conocer qué tipos de carácter se asocian con el éxito en las dietas. Antes de empezar conviene recalcar que estos rasgos de personalidad favorecen el proceso de adhesión a una dieta, pero no determinan su éxito a largo plazo. El éxito de una dieta viene determinado por varios factores.

1. Flexibilidad mental

En contraposición a la restricción alimentaria, la flexibilidad mental es una actitud muy positiva a la hora de afrontar un proceso de pérdida de peso.

Ser flexible mentalmente significa tener la capacidad para adaptarse a las diferentes situaciones de la vida. Aplicado al ámbito de las dietas quiere decir poder permitirse saltársela sin sentirse agobiado según qué circunstancia.

Seguir una dieta a rajatabla es una meta demasiado perfeccionista que es difícil mantener. Por el contrario, poder permitirse caprichos de forma puntual es una conducta que poco va influir en el peso, pero va a proporcionar una sensación de alivio que ayuda a seguir la dieta rebajando el nivel de ansiedad.

2. La buena conciencia emocional

La relación entre emociones y la ingesta es bien conocida. De hecho, se habla de ingesta emocional como el acto de comer impulsivamente como una forma de calmar las emociones negativas.

Estos comportamientos de ingesta emocional se presentan principalmente en personas que no son capaces de nombrar y regular sus emociones. Por tanto, podemos afirmar que ellas personas con una buena educación emocional tendrán más posibilidades de tener éxito siguiendo una dieta. 

En esta línea, un estudio publicado en la Revista Trastornos de la Conducta Alimentaria afirma que la alexitimia (la incapacidad para poner palabras a las emociones) se relaciona con el sobrepeso y la obesidad.

3. Capacidad de automotivación

Debes tener la motivación y un planteamiento de metas claras.
La motivación puede ser el diferencial entre el éxito y el fracaso a la hora de encarar una dieta.

Seguir una dieta es como mínimo un proceso incómodo. No es algo que surja de forma espontánea, sino que uno tiene que estar echándole ganas hasta que consolida unos buenos hábitos alimentarios. Si no se presta atención a los posibles déficits en motivación, es probable que la persona acabe abandonando.

Debido a esto es fundamental que la persona tenga los recursos para automotivarse y encontrar razones para no abandonar. La capacidad de automotivación es un factor clave para persistir en procesos que no son del todo voluntarios, pero que por cualquier razón hace falta seguirlos.

Convierte tu carácter en el mejor aliado para la dieta

No se puede negar que el tipo de carácter es un factor que influirá en el resultado de una dieta. Aun así no hay que ser deterministas, pues el carácter es solo un factor más que influye, pero desde luego que no es el único.

Además, es posible generalizar y darse cuenta de que los rasgos previamente mencionados no solo se relacionan con mantener una dieta, sino cualquier cambio positivo en el estilo de vida.

En resumen, el tipo de carácter que te permite mantener una dieta se compone por pocas dosis de restricción y apuesta por rasgos más adaptativos como la flexibilidad, la conciencia emocional y la capacidad de automotivarte.

Te podría interesar...
5 consejos para mantener tu dieta
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 consejos para mantener tu dieta

Los consejos para mantener una dieta saludable son importantes a la hora de construir hábitos positivos para el organismo.



  • Giral, M. M., y Escursell, R. M. R. (1994). Restricción alimentaria y bulimia nerviosa:¿ Un vínculo causal?. Anales de Psicología/Annals of Psychology, 10(1), 69-84.
  • Prieto, I. R., Fernández, M. S., Ríos, P. B., y Jáuregui-Lobera, I. (2010). Obesidad y rasgos de personalidad. Trastornos de la conducta alimentaria, (12), 1330-1348.