Trucos neurológicos para aumentar el rendimiento

Potenciar el rendimiento deportivo es una meta deseada por cualquier atleta. Conseguirlo depende de un trabajo constante e inteligente de todo el cuerpo, incluida la mente.
Trucos neurológicos para aumentar el rendimiento
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon.

Última actualización: 03 diciembre, 2021

El trabajo del cerebro aporta muchos beneficios a la salud física y mental. Por esa razón, todo deportista debería informarse acerca de los trucos neurológicos para aumentar el rendimiento.

El cerebro es uno de los órganos más importante del cuerpo. Gracias a este es posible desde los procesos más básicos, como la percepción o la atención, hasta los más complejos, como el razonamiento.

A la hora de ejercitarse, el cerebro no controla los músculos de forma unidireccional, sino más bien la relación es de interacción mutua. Cerebro y músculos funcionan de forma perfecta para garantizar la precisión y la técnica exacta.

Tips neurológicos para el rendimiento

Para obtener el máximo beneficio, hay que trabajar esta conexión. A continuación te contamos cómo los mejores trucos neurológicos para aumentar el rendimiento.

1. Dedica un día a trabajar la propiocepción

El equilibrio y la estabilidad es uno de los grandes olvidados en los entrenamientos. Normalmente no se dedica mucho tiempo a trabajarlo, ya que se asume erróneamente que es una capacidad estable que no se puede modificar. A pesar de esto, trabajar correctamente el equilibrio aumenta el rendimiento y la salud de las articulaciones.

El trabajo del equilibrio se conoce como propiocepción y tiene como base fundamental hacer ejercicios sobre una base inestable, por ejemplo un bosu. Los deportistas suelen trabajarlo como recuperación de una lesión, pero también ofrece alternativas interesantes si se realiza de forma preventiva.

La propiocepción debe trabajarse para evitar problemas en el arco plantar.

De acuerdo con un estudio realizado por la Fundación Universitaria del Bages, entrenar la propiocepción es una práctica muy recomendable para prevenir lesiones en el baloncesto. Además, es muy importante hacer tanto ejercicios sencillos y específicos como replicar acciones de juego de manera realista.

2. Potencia las funciones del lóbulo frontal

El cerebro es el órgano del cuerpo que más tareas realiza, pero no todas las áreas se encargan de la misma función. Si hay algo que caracteriza el funcionamiento de este órgano es el grado tan sofisticado de especialización que tienen las neuronas. Entre todas las áreas destaca una porque se encarga del comportamiento típicamente «humano», esta es el lóbulo frontal.

El lóbulo frontal coordina los procesos mentales superiores: toma de decisiones, flexibilidad mental, autocontrol… su importancia en las tareas más formales es innegable, y lo mismo sucede en el deporte.

Para aumentar el rendimiento deportivo, es muy recomendable potenciar las capacidades anteriores. Parece difícil pero no lo es tanto si se cuenta con la ayuda de un psicólogo deportivo. El profesional más que nadie sabrá diseñar ejercicios específicos para trabajar las funciones del lóbulo frontal.

3. Proporciona al cerebro los nutrientes necesarios

El cerebro es capaz de realizar todas las funciones porque recibe un aporte suficiente de nutrientes. En el momento que uno falla aparece algún síntoma que supone un freno al desarrollo. Por ello, es esencial tener una correcta alimentación y saber qué nutrientes no pueden faltar.

Los prebióticos se pueden encontrar en alimentos como los vegetales.

La Clínica de Memoria INECO y el Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro destacan una serie de alimentos que no pueden faltar en la dieta:

  • Omega-3: se encuentra en las nueces, almendras, aceites vegetales y pescados grasos.
  • Vitamina E: las hortalizas de hoja verde y las semillas de girasol y sésamo son ricas en esta vitamina.
  • Polifenoles: son sustancias antioxidantes presentes en los frutos rojos, té verde y el cacao.
  • Ácido fólico: esencial para reducir los niveles de homocisteína, una proteína involucrada en la degeneración patológica del cerebro.

Ejercita el cerebro como si fuese un músculo más

Conocer los trucos neurológicos para aumentar el rendimiento es un primer paso muy necesario para ser mejor deportista, pero esto solo es el comienzo. A partir de aquí hay que organizar las sesiones de entrenamiento y la dieta para aplicar estos consejos.

Por último cabe mencionar que cuidar la salud del cerebro no es una serie de acciones puntuales que se realicen esporádicamente, sino adquirir hábitos saludables que duren toda la vida. Adquirir hábitos no es un proceso sencillo, aún así merece la pena por los beneficios a la larga.

Te podría interesar...
¿Cómo entrenar la mente durante el entrenamiento?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo entrenar la mente durante el entrenamiento?

Entrenar la mente durante el entrenamiento es una tarea fundamental para alcanzar un rendimiento deportivo óptimo en las competiciones.