¿Por qué se produce violencia en los deportes?

Las situaciones de violencia en el deporte son menos frecuentes, pero esto no significa que hayan desaparecido por completo. Prevenir estos comportamientos de manera efectiva es fundamental.
¿Por qué se produce violencia en los deportes?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon.

Última actualización: 11 febrero, 2022

A pesar de ser pocos los casos, desafortunadamente la violencia sigue presente en los deportes. En varias ocasiones aparecen en los telediarios casos de competiciones que se ven enturbiadas por comportamientos impropios de los valores del deporte. Las escaramuzas se encuentran a la orden del día y, lamentablemente, dejaron de ser una sorpresa.

No hay una única razón que explique la violencia en el deporte. Puede ser, por ejemplo, que un deportista sienta mucha frustración en una competición y lo acabe pagando con el árbitro o contra su competidor. Por otro lado, un deportista también puede tener el mismo comportamiento por la presión del público que lo empuja a reaccionar de manera imprudente y visceral.

Sea como sea, ningún comportamiento violento está justificado, pero conocer las causas nos permitirá prevenir su aparición en el futuro. Por ello, a continuación abordaremos por qué se produce violencia en los deportes.

No saber manejar la frustración

Las emociones llegan a ser muy intensas durante una competición. Esto no es malo per se, pero se volverá en contra del deportista si este no sabe manejar sus sentimientos.

El aumento de la activación que producen las emociones se puede transformar en algo positivo, como un impulso para dar lo mejor de uno mismo, o en algo negativo, como la frustración y la agresividad que necesitan ser canalizadas más temprano que tarde.

La frustración que siente el deportista en un momento concreto puede llevarle a tener un comportamiento agresivo. Sin embargo, la relación no es tan directa, sino que depende del entorno. Este es el principal principio de la Teoría de la señal-activación. Según esta, el exceso de frustración produce una situación desagradable para la persona que es probable que acabe en agresión si en el ambiente existen factores que aprueban los comportamientos violentos.

El exceso de hormonas circulando por la sangre

En una competición se producen cambios en el cuerpo para adaptarse a una situación tan estresante como es llevar al cuerpo hasta el límite. Entre esos cambios fisiológicos se destacan todas las hormonas que se liberan y circulan por la sangre.

Entre todas esas hormonas destacan la adrenalina y la testosterona. La primera se encarga de activar todo el cuerpo para realizar una conducta, en este caso el esfuerzo físico propio de una competición. Por su parte, la testosterona es necesaria para el crecimiento de los músculos, pero en exceso provoca conductas hostiles hacia los demás producto de una agresividad innata.

Lo anterior no significa que los cambios hormonales por sí solos sean los responsables de la violencia en los deportes. Más bien la activación producida por las hormonas aumenta la probabilidad de tener un comportamiento violento.

Falta de entendimiento o de comunicación

En numerosas ocasiones los conflictos se producen por malentendidos y fallos en la comunicación. La falta de claridad a la hora de dar un mensaje o interpretarlo de manera errónea pueden ocasionar más problemas que los enfrentamientos directos. Ya es habitual que un jugador de fútbol discuta por un fallo arbitral, o un jugador de tenis se enoje con un umpire en el tenis.

Como mencionamos anteriormente, esto es más probable que ocurra en los deportes grupales. Por ejemplo, las discusiones que se den entre jugadores del mismo equipo cuando no logran entenderse durante el campo.

Los conflictos que ocurran dentro del equipo deben resolverse lo antes posible pues afectan negativamente al rendimiento, cohesión grupal y satisfacción personal de cada deportistas.

La comunicación en el deporte es fundamental para lograr objetivos colectivos.

Erradicar la violencia en los deportes es una tarea fundamental

Cuando se produce una situación violenta en el deporte nadie debe mostrarse indiferente. Son situaciones que provocan mucho rechazo, y que a pesar de que la mayoría de las personas condenan desafortunadamente se siguen produciendo con más frecuencia de la que deseamos.

Siempre la mejor intervención será la prevención para ser capaz de evitar que dichos comportamientos lleguen a producirse. Además, la intervención más efectiva es aquella que se realiza sobre los más pequeños, con el fin de que no reproduzcan comportamientos negativos a futuro.

Esto es lo que afirma un estudio realizado por la Universidad del País Vasco. También, es muy importante que la prevención se haga implicando a todas las personas dentro del ámbito deportivo.

Son los entrenadores, deportistas, familias y profesionales de la salud los que tienen un rol igual de importante para evitar agresiones dentro del deporte. Teniendo todo esto cuenta solo queda pasar a la acción para erradicar la violencia deportiva de una vez por todas.

Te podría interesar...
¿Cómo combatir la violencia en el deporte?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo combatir la violencia en el deporte?

Con frecuencia, asistimos atónitos a diferentes formas de violencia en los espectáculos deportivos. ¿Cómo se puede combatir la violencia en el depo...



  • Ibáñez, A. S., Marco, F. G., Pablo, H. G., y de Elejalde, B. G. I. (2012). Prevención de la agresividad y la violencia en el deporte en edad escolar: Un estudio de revisión. Cuadernos de Psicología del Deporte, 12(2), 57-72.