9 formas de preparar café y sus características

Para los baristas y los amantes del café todo lo que se genera alrededor de esta bebida se ha convertido en un auténtico arte: el cultivo, la selección, el molido y todas las variedades que pueden prepararse con él. Descubre más aquí.
9 formas de preparar café y sus características
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 06 noviembre, 2020.

Última actualización: 06 noviembre, 2020

Por si todavía alguien duda del protagonismo de esta bebida, los datos son claros: en todo el mundo se consumen alrededor de 2,25 billones de tazas de café al día. Esta cifra ha ido en aumento desde que se popularizó en los años 1960. Existen tantas variedades y formas de preparar café que es fácil encontrar alguna que se adapte a nuestros gustos y preferencias.

Aparte de aumentar en cantidad, también evoluciona la calidad y en los últimos años se ha puesto el foco en cuestiones como la sustentabilidad, las características de la preparación o el comercio directo. Aparecen productos más exclusivos y se busca conocer la historia que se esconde detrás de ellos.

Principales variedades de café

La complejidad y el culto alrededor de esta bebida se ve reflejada en sus variedades y formas de preparar café. La materia prima principal es la semilla que se obtiene del árbol llamado cafeto. Este pequeño arbusto es originario de Asia y África.

Hoy en día se conocen muchos tipos de granos de café; algunos de consumo muy residual y local. A grandes rasgos se pueden diferenciar entre las variedades arábica y robusta. Además de una tercera clase que surge de la mezcla de ambas. Estas son las principales diferencias entre las dos.

Café arábica

Este es uno de los más extendidos en el mundo, pues abarca alrededor del 80 % de la producción mundial. Procede del sur de Etiopía, pero hoy en día los cultivos más extensos se encuentran en Centroamérica, América del Sur y Asia. Sus granos son grandes y de color claro. 

Tiene una concentración de cafeína entre el 1 % y el 1,5 %, menor que la variedad robusta, pero nada despreciable. La bebida que se obtiene con ellos tiene un toque ácido y un sabor que recuerda al de los frutos secos. Dentro de la arábica destacan algunos tipos como Java, Kenya, moka, bluemountain o peaberry.

El café y la amistad.
El café es una bebida vinculada a la cultura y a los momentos de compartir con otros.

Café robusta

El arbusto que produce este tipo de grano es muy resistente y se cultiva en terrenos y condiciones variadas. El grano es de tamaño más pequeño, pero su concentración de cafeína es un poco mayor y se sitúa alrededor del 2 % al 2,5 %. Es usado a menudo para elaborar mezclas o blends. 

Estos granos con sus especiales características se traducen en una bebida de sabor fuerte y amargo, un poco raspante y con un aroma menos perfumado. Es por ello que se suele usar más en las preparaciones tipo expreso.

9 formas de preparar café más conocidas

Esta bebida tan apreciada se obtiene de los granos o semillas de café molidos y diluidos en agua caliente. Así se extraen todos sus sabores y aromas. Según las condiciones en las que ha crecido la planta aparecen unas características diferenciadas. O bien según la forma en que se preparan.

1. Expreso

También conocido como café solo es una de las formas de preparar café más sencillas, pero también de las más clásicas. El inicio de su comercialización se remonta a 1906, cuando se presenta la máquina para prepararlo. Está en la base para muchas elaboraciones posteriores.

Se trata de una infusión directa de agua caliente con el grano de café y el resultado es una bebida corta de alrededor de 30 centilitros. Tiene un sabor fuerte y desprende un aroma intenso. De color negro, suele presentar una capa de espuma dorada en la superficie.

2. Ristretto

Esta es una variante más concentrada del café solo. Se elabora con la misma cantidad de grano molido, pero con la mitad de agua. En consecuencia, el resultado es una bebida más densa, de color oscuro, menos amargo y con una cantidad menor de cafeína.

3. Café americano

Si el ristretto es una versión concentrada del café solo, el americano es más largo y se obtiene al mezclar agua caliente con un café expreso. El resultado es un sabor menos amargo, pero también menos potente.  Se consume mucho en Estados Unidos y Méjico y es una de las bebidas más vendidas en todo el mundo como fuente de energía por la mañana. 

4. Cortado y macchiato

Junto con el expreso es uno de los tipos de bebidas con café más populares. Su base es un café solo al que se le añade una mínima cantidad de leche (cortado) o espuma de leche (macchiato). De esta forma se reduce la acidez del expreso.

5. Café con leche

Esta es otra de las preparaciones que surge de la combinación del café y la leche. Se presentan en una proporción de 1/3 y 2/3 respectivamente y por esto su sabor es más dulce y no tan intenso. Sin embargo, la cantidad de cafeína sigue siendo alta.

6. Capuchino

El capuchino es también un clásico en muchas barras de bar o cafeterías especializadas. Como curiosidad, se cree que el nombre aparece por la similitud de su color con el del hábito de los monjes capuchinos.

La proporción es de 1/3 de café, 1/3 de leche y 1/3 de espuma de leche. Se suele añadir también un poco de cacao en polvo o chocolate rallado encima para dar un toque de sabor distinto y un poco más dulce. 

7. Café vienés

Se conoce con el nombre de capuccino alla viennese, aunque en Viena se lo llama mélange. En la base se encuentra un café expreso largo y claro al que se le añade una parte de leche caliente batida con nata y cacao en polvo.

8. Moccachino

Aquí aparece el chocolate como protagonista de la preparación. En su fórmula están presentes el café, la leche y el chocolate a partes iguales, aunque existen muchas formas de confeccionarlo. El resultado es un preparado más dulce y ligero, incluso que el capuchino, del que se considera una variante.

9. Café frappé

De origen griego, se trata de una bebida muy típica en este país. Se prepara con café soluble instantáneo batido con agua, azúcar y hielo. El resultado es dulce, cremoso y fresco e ideal para consumir durante las calurosas noches de verano.

Tazas de café y manos.
Las variedades del café son múltiples, ya que losa agregados se diversifican en cada zona geográfica.

Las formas de preparar café revelan la cultura

No existe ninguna duda que estamos delante de una de las bebidas de la mañana por excelencia. Junto con el té tiene apasionados consumidores y defensores que pueden disfrutar de cualquiera de sus múltiples variedades y preparaciones.

El café es una opción saludable siempre que se consuma en cantidades moderadas. La recomendación de los expertos es de unos 400 miligramos de cafeína diarios como máximo, aunque hay que tener en cuenta que también está presente en otras bebidas, como el té o los refrescos energéticos.

Existen muchas formas distintas de tomarlo, si bien lo más habitual es el uso de café, leche y chocolate en distintas proporciones. Pero en todo el mundo se añaden un gran numero de ingredientes, como especias, licores o cítricos, lo que abre un amplio abanico de posibilidades para todas las personas con ganas de explorar.

Te podría interesar...
¿Qué beneficios pueden aportarnos el café y el té?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué beneficios pueden aportarnos el café y el té?

Por largo tiempo ha existido un debate que hoy en día sigue vigente: ¿Café o té? ¿Cuál es el que más beneficios nos aporta? Aquí te lo decimos.



  • Díaz cubero I. Lo que nos enseñan los sabios gastrónomos y debe aprender quién aspira a serlo. Alianza Editorial. 2013.
  • McGee H. La cocina y los alimentos. Enciclopedia de la ciencia y la cultura de la comida. Editorial Random House Mondadori. 2007.
  • Rosenblat L, Meyer J, Beckmann E. El café, un nuevo ingrediente en tu cocina. Intermon Oxfam. 2004.
  • Temple JL, et al. The Safety of Ingested Caffeine: A Comprehensive Review. Frontiers in Psychiatry. Mayo 2017.8:80.
  • Ferre González, Mar. "El movimiento sostenible en el mundo del café." (2017).