Fórmula casera para bebés: riesgos y consideraciones

Las motivaciones de los padres para utilizar una fórmula casera para bebés pueden ser muy variadas. Sin embargo, estas no son las más convenientes. ¿Por qué razón?
Fórmula casera para bebés: riesgos y consideraciones
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 25 enero, 2022

El tema sobre el uso de la fórmula casera para bebés es bastante polémico. Desde hace tiempo, circula información que indica que se puede preparar de forma sencilla y económica. No obstante, los profesionales lo ponen en duda.

En primer lugar, lo idóneo es que los bebés reciban alimentación con leche materna. Esta se ha catalogado como «el mejor alimento», debido a su composición nutricional y a sus beneficios. Pero si por alguna razón no es posible su suministro, o si se requiere nutrición complementaria, el pediatra puede sugerir una leche de fórmula.

¡Ojo! esta última no es igual que las preparaciones caseras. Las recetas que circulan por Internet no son seguras y pueden no satisfacer las necesidades de los pequeños. ¿Te interesa saber más al respecto? A continuación, te damos más detalles.

Nutrición del bebé

Hace apenas unas cuantas décadas, era normal que se preparara fórmula casera para bebés. Incluso, algunos optaban por la alimentación con leche entera de vaca o leche de cabra. Sin embargo, se detectó que estas prácticas entrañaban diversos riesgos para los infantes. Por eso, han sido eliminadas en casi todo el mundo.

Los médicos y los gobiernos comenzaron a promover la lactancia materna como la vía nutricional óptima para los bebés. Las fórmulas comerciales se han reservado solo para casos especiales. Además, estas se someten a rigurosos procesos de control que aseguran su calidad y su seguridad.

Ahora mismo se sabe que el primer año de vida es crítico para un óptimo desarrollo del cerebro y del cuerpo. Por ende, es fundamental asegurar un aporte completo de nutrientes esenciales. De lo contrario, las consecuencias pueden ir de leves a graves, en un corto y largo plazo. Incluso, esto sucede si la privación nutricional es temporal.

La nutrición del bebé
La lactancia materna es la principal vía de alimentación para los bebés, ya que asegura un aporte óptimo de nutrientes.

Problemas de la fórmula casera para bebés

En términos generales, la fórmula casera para bebés no se puede considerar una opción viable. Este tipo de recetas no han sido supervisadas por profesionales competentes, ni tampoco cuentan con la autorización de las entidades responsables del tema.

Por lo anterior, no se puede garantizar que contengan los nutrientes que el bebé necesita para su desarrollo. En consecuencia, a mediano y largo plazo puede ser el detonante de varios problemas de salud en el menor.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) asoció el uso de fórmula casera para bebés con algunos casos de hospitalización por hipocalcemia (bajo nivel de calcio). De paso, advirtió que hay más riesgos.

Riesgos de la fórmula casera para bebés

Por tradición, hay quienes consideran inofensivo el uso de fórmulas caseras para alimentar a los bebés. Lo cierto de todo es que las evidencias apuntan a varios riesgos potenciales. Los más destacados son los siguientes.

Proporción de nutrientes

Las recetas de fórmula casera para bebés son imprecisas; por eso, sus nutrientes pueden ser deficientes o excesivos. En ambos casos pueden incidir en la aparición de enfermedades. Por ejemplo, el exceso de sodio se relaciona con el daño renal. Entre tanto, una cantidad baja de calcio impide el desarrollo sano de los huesos.

El precio por usar fórmulas caseras para los bebés puede ser bastante alto desde el punto de vista del desarrollo y la salud. Lo mismo ocurre hasta con las recetas que emplean productos orgánicos. Hay que tener cuidado y buscar asesoría profesional.



Contaminación e infecciones

Otro gran problema de este tipo de producto es que no cumple con las normas higiénicas y de descontaminación que se requieren. Esta situación es bastante grave, ya que puede ser el detonante de enfermedades que ponen en riesgo la vida.

Si la fórmula casera se contamina, puede derivar en diarrea, vómitos, deshidratación, entre otras condiciones que ponen en peligro la vida del bebé. Hay que recordar que su sistema inmunitario es aún inmaduro, por lo que hay una mayor vulnerabilidad ante virus, bacterias y hongos.

Consejos para elegir una fórmula infantil

Lo indicado es abstenerse de usar las fórmulas caseras para bebés. Como ya lo anotamos, lo más recomendable es la lactancia materna. En caso de que esto no sea posible, se debe acudir a una fórmula comercial. Esta última cumple con las normas establecidas por las entidades de salud.

Por fortuna, hoy en día se comercializan varias presentaciones, con diferente composición y características. Además de las clásicas, las más conocidas son las siguientes:

  • Fórmulas de soya. Recomendada para los bebés que presentan intolerancia a la lactosa o galactosemia (incapacidad para digerir uno de los azúcares de la leche).
  • Fórmulas hipoalergénicas. Este tipo de fórmulas contienen proteínas hidrolizadas y suelen ser eficaces para alimentar a los bebés que presentan alergia a la proteína de la leche.
  • Fórmulas antirreflujo. Ayudan a reducir los vómitos y la regurgitación.
Biberones en una mesa
La leche de fórmula comercial debe emplearse solo en casos especiales. Además, debe elegirse con asesoría del pediatra.

¿Cuándo ver al médico?

Si los padres o los cuidadores han utilizado fórmula casera para bebés, lo indicado es que lo notifiquen al pediatra. Esto es aún más importante si se ha presentado algún síntoma de malestar en el pequeño o si presenta deficiencias en su crecimiento y su desarrollo.

Hay que recordar que los síntomas de problemas en los bebés deben reportarse y tratarse cuanto antes. No hay que esperar a ver cómo evolucionan, sino brindarles atención tan pronto como sea posible. En caso de que se presente alguna reacción alérgica, la consulta se considera urgente.



¿Qué hay que recordar?

Muchos de los efectos de una nutrición inadecuada no son evidentes, ni aparecen de forma inmediata. Estos se dejan ver a mediano o largo plazo y, en algunos casos, llegan a ser irreversibles. Ante ese riesgo, la fórmula casera para bebés no puede considerarse como una opción válida.

El pediatra es la persona idónea para orientar en este aspecto. Lo más aconsejable es consultar con él antes de hacer cualquier cambio en la alimentación del pequeño. Si es necesario, este profesional también indicará cuál es la alternativa de fórmula más indicada en cada caso.

Te podría interesar...
Estudios señalan que las fórmulas para bebés contienen una gran cantidad de azúcar
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Estudios señalan que las fórmulas para bebés contienen una gran cantidad de azúcar

Las fórmulas para bebés contienen, en ocasiones, grandes cantidades de azúcar. Este nutriente puede poner en peligro nuestra salud a largo plazo.



  • Davis SA, Knol LL, Crowe-White KM, Turner LW, McKinley E. Homemade infant formula recipes may contain harmful ingredients: a quantitative content analysis of blogs. Public Health Nutr. 2020 Jun;23(8):1334-1339. doi: 10.1017/S136898001900421X. Epub 2020 Mar 11. PMID: 32157977.
  • Vandenplas, Y., Munasir, Z., Hegar, B., Kumarawati, D., Suryawan, A., Kadim, M., Djais, J. T., Basrowi, R. W., & Krisnamurti, D. (2019). A perspective on partially hydrolyzed protein infant formula in nonexclusively breastfed infants. Korean journal of pediatrics, 62(5), 149–154. https://doi.org/10.3345/kjp.2018.07276.
  • Yu JC, Khodadadi H, Malik A, et al. Innate Immunity of Neonates and Infants. Front Immunol. 2018;9:1759. Published 2018 Jul 30. doi:10.3389/fimmu.2018.01759
  • Ceccatto, J., Foyth, K. M., & Perroni, L. (2020). Diseño y construcción de una Guía Orientativa sobre Alimentación Complementaria Autorregulada por el bebé para familias, profesionales de la salud y población interesada de Argentina (Doctoral dissertation, Universidad Nacional de La Plata).