Frutas que ayudan a cuidar tu corazón

03 Febrero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por Valeria Sabater
Si quieres cuidar de tu corazón es muy importante que sepas que hay frutas que puedes incluir en tu dieta y que pueden ayudarte. ¡Descubre cuáles son!

Las frutas son alimentos esenciales para la salud porque nos aportan numerosos beneficios gracias a la cantidad de vitaminas, fibras y minerales que contienen. Además, si quieres cuidar de tu corazón estas frutas pueden servir como un complemento para ayudarte a mejorar la salud cardíaca.

Algunos de los problemas más comunes que afectan al corazón son la hipertensión o el colesterol elevado. Por esta razón, nuestra nutrición es una parte esencial para mantener una buena calidad de vida. Si incorporas estas frutas a tu dieta, podrían ayudarte a conseguirlo.

¿Qué frutas pueden cuidar de tu corazón?

Todas las frutas nos pueden ayudar a mantener un estilo de vida sano, y es recomendable tomar cinco piezas de verduras y cinco de frutas al día. En este caso, vamos a dividir las frutas en cuatro colores diferentes para saber cuáles son las más beneficiosas para nuestro corazón dentro de cada grupo.

1. Frutas rojas

¿Por qué rojo? Por una sencilla razón, las frutas que disponen de ese atractivo color cuentan con una gran cantidad de antioxidantes y licopeno, una sustancia adecuada para cuidar de la salud cardíaca.

Las frutas como el pomelo o la toronja rosada y la sandía, son las más ricas en este tipo de antioxidante, que ha demostrado ayudar a reducir el riesgo de accidente cardiovascular.

Las antocianinas también se encuentran en las frutas rojas como las manzanas y las cerezas, ideales para mejorar nuestra circulación y limpiar las venas. El ácido elágico, que nutre por ejemplo las bayas rojas y las granadas, podrían ser de ayuda para regular la tensión o mejorar el colesterol.

Y por último, las uvas y moras rojas o moradas son famosas por su alto contenido en resveratrol, un antioxidante muy adecuado para prevenir ataques cardíacos. Así que, ¿y si las incluimos en nuestros desayunos? No olvides tampoco las fresas, las papayas y los arándanos, básicos para el cerebro y el corazón.

El consumo regular de fresas podría ser útil para cuidar a tu corazón.
Las fresas son bastante populares y nutritivas, y su sabor dulce permite incluirlas en cualquier merienda.

2. Los beneficios del verde para cuidar tu corazón

¿Qué frutas te vienen a la cabeza que sean de color verde? Los kiwis, los melones, las manzanas verdes y las peras, entre otras. Todas estas frutas disponen de ácido fólico, calcio, hierro, vitamina K y magnesio.

Estas frutas nos pueden ayudar a limpiar la sangre y previenen de muchas enfermedades del corazón. Así lo evidencia un estudio publicado en International Journal of Epidemiology. Para incorporarlas a tu dieta, puedes incorporar una manzana o una pera en tu desayuno diario.

Descubre más: 10 alimentos abundantes en vitamina K

3. Los apetecibles frutos morados

Los frutos morados, negros, azules o púrpuras, son de los mejores aliados para la salud cardíaca.

Cuentan con una gran concentración de antioxidantes, que contribuyen a reducir el colesterol y ayudan a tener una mejor digestión. Además existen evidencias que indican que dichas sustancias previenen la aparición de patologías complejas.

Es recomendable que los consumas cuando sea la temporada, aunque pueden no ser fáciles de encontrar dependiendo del lugar en el que vivas. Pero no hay problema, ya que también puedes consumir ciruelas, higos morados, grosellas negras, bayas de saúco y uvas pasas.

Las uvas son una buena opción para cuidar tu corazón.
Debido a que tienen un índice glicémico bajo y abundantes antioxidantes, las uvas son una gran opción para cuidar al corazón.

4. Frutas de color claro

Las frutas de color claro como los plátanos, los melocotones, las nectarinas blancas, son muy ricas en vitaminas, minerales y fitoquímicos que promueven la salud del corazón. Además, los fitoquímicos son una sustancia que pueden ayudarnos a prevenir el riesgo de cáncer.

¿Cómo podemos incorporarlos a nuestra dieta? Una opción es comernos un plátano en la cena, ya que además de contener potasio es muy útil para relajarnos.

Descubre más: ¿Qué son los fitoquímicos?

¿Cómo debo tomar la fruta?

Toma siempre la fruta en su forma fresca. Ya sea en su pieza entera o en su jugo. Es decir, las mermeladas que por ejemplo compramos en el supermercado, no serían adecuadas.

Una mermelada de naranja o de fresa, nunca contendrá las vitaminas naturales de la fruta original. Además, contienen altos niveles de azúcares.

Así pues, sería perfecto que tomaras frutas naturales en el desayuno: una manzana, una pera, ciruelas… Puedes hacerte ensaladas sabrosas en tus almuerzos porque hay muchas frutas que combinan muy bien con las espinacas o con la lechuga.

El melón, la papaya y los plátanos son perfectos para nuestras cenas, así como cualquier jugo natural.

Cuidar de tu corazón nunca ha sido tan fácil

Un último consejo que queremos darte es que compres fruta cuando está en temporada, te costará un poco menos y su sabor y sus propiedades serán más beneficiosas para tu corazón.

Aprovecha aquellas frutas que sean típicas de tu tierra, intentando no añadirles nada más, ni azúcar ni nata, por ejemplo. Siempre será mejor acompañarlas de un poco de yogur fermentado natural o de unas nueces. ¡Delicioso!

  • Costa-Rodrigues J, Pinho O, Monteiro PRR. Can lycopene be considered an effective protection against cardiovascular disease? Food Chem. 2018 Apr 15;245:1148-1153.
  • Aune D, Giovannucci E, Boffetta P, Fadnes LT, Keum N, Norat T, Greenwood DC, Riboli E, Vatten LJ, Tonstad S. Fruit and vegetable intake and the risk of cardiovascular disease, total cancer and all-cause mortality-a systematic review and dose-response meta-analysis of prospective studies. Int J Epidemiol. 2017 Jun 1;46(3):1029-1056
  • He L, He T, Farrar S, Ji L, Liu T, Ma X. Antioxidants Maintain Cellular Redox Homeostasis by Elimination of Reactive Oxygen Species. Cell Physiol Biochem. 2017;44(2):532-553.