Frutas saludables para el cerebro

Como todos sabemos, una dieta equilibrada es esencial para el correcto funcionamiento del cerebro. Descubre qué frutas pueden ayudarte y como introducirlas en la dieta.
Frutas saludables para el cerebro
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 10 mayo, 2021.

Última actualización: 10 mayo, 2021

Y tú, ¿cuidas de la salud cerebral? Mantener el cerebro activo, incentivar tu curiosidad, aprender cosas cada día y  mejorar la alimentación son claves esenciales para llegar a la vejez con un cerebro ágil y fuerte. Hoy, te enseñamos en nuestro espacio qué frutas pueden ayudarte.

Ten en cuenta que a medida que pasan los años el funcionamiento del sistema nervioso central puede verse afectado. Por este motivo, es fundamental hacer trabajo de prevención.

¿Qué frutas pueden cuidar de mi salud cerebral?

En ocasiones, escuchamos que las frutas no son buenas para el cerebro. Disponen de demasiado azúcar y esto, a largo plazo, puede ser más negativo que beneficioso. Pero es un error.

Las frutas son un compendio natural de vitaminas y minerales que pueden servir muy bien de carburante para este órgano esencial. Un órgano que, no olvidemos, necesita casi un 20% del total de la energía diaria, así que nunca lo pases por alto. Veamos pues qué frutas son las que más pueden ayudarte.

1. Las saludables cerezas

cerezas4

Las cerezas son estupendas para reducir el ácido úrico, para mejorar la salud cardiovascular y cuidar de nuestro cerebro. Así lo evidencia un estudio publicado en la Revista Médica de Chile. Cuentan con fructosa, no disponen de apenas calorías y reducen el índice de glucosa en sangre.

Cuentan con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias y, gracias a su maravilloso contenido en flavonoides y polifenoles, previenen enfermedades del corazón y potencian la salud cerebral.

Del mismo modo, puedes consumir otras frutas de composición nutricional parecida a las cerezas, como son las frambuesas y los arándanos. Ambas destacan por su contenido en sustancias con capacidad antioxidante, por lo que permiten ayudar a mantener la homeostasis en el medio interno.

Se pueden introducir en los refrigerios de media mañana y de la merienda, o como postre tras las comidas principales. Así se les sacará todo el partido.

2. Plátanos y coco: esenciales para el cerebro

Te recomendamos consumirlos juntos en un saludable jugo en tu cena. Es un remedio maravilloso que te aportará grandes vitaminas y minerales para el cuerpo, y en especial para el cerebro. ¿Y por qué razón? Porque el plátano cuenta con potasio, un elemento que le aporta energía, salud, agilidad neuronal y un efecto protector.

Si en alguna ocasión sufres un bajón de energía y sientes que vas a desmayarte, consume un plátano, dale un gran bocado y verás cómo te recuperas. Pero si lo combinas con coco, obtendrás además hierro, fibra, vitamina D y vitamina E. Este último elemento ha demostrado ser clave para prevenir el desarrollo de patologías crónicas.

Por su parte, la vitamina D es un nutriente clave para prevenir el desarrollo de patologías crónicas y complejas. Su ingesta se relaciona con una mejor salud cardiovascular y con el funcionamiento óptimo de la musculatura. Sin embargo, la mayor parte de la población presenta una deficiencia de ella.

3. Para las mañanas: manzana verde y nueces

Excelente, un modo magnífico de obtener una saludable energía para el cerebro. Las manzanas verdes tienen como facultad el cuidar del corazón, favorecer la circulación sanguínea, reducir el colesterol, mejorar la salud del colon y tienen múltiples vitaminas y minerales.

Hay que tener en cuenta que concentran en su interior pectinas. Estas fibras son capaces de impactar positivamente sobre la microbiota, según un estudio publicado en Experimental & Molecular Medicine. Dicho impacto se relaciona con un menor paso de compuestos tóxicos al torrente sanguíneo, limitando así su llegada al cerebro y la afectación sobre el mismo.

No tienes más que limpiar la manzana, cortarla a trocitos con su cáscara incluida y ponerla en un bol junto a dos nueces. Maravilloso para empezar el día con energía y vitalidad.

4. Fresas con avena

¿Qué tal si a media tarde nos preparamos un licuado con fresas y avena? Es estupendo cuando llegamos cansados y sin energía. Las fresas son unas excelentes depuradoras, nos aportan antioxidantes, vitamina C y fibra. 

Todo ello cuidará del cerebro y aportará vitalidad. Si las combinas con la avena, potenciamos aún más sus efectos. Recuerda que la avena está considerada como un alimento con antioxidantes, que aporta energía saludable. Recuerda, coge 5 fresas, límpialas y mézclalas con un vaso de avena. Te encantará.

Mejora la dieta para cuidar el cerebro

Como has podido comprobar, la inclusión de ciertas frutas en la dieta es positiva para mejorar la función cerebral. Ahora bien, es necesario también reducir la presencia de alimentos ultraprocesados y de grasas trans. Todos estos elementos son capaces de impactar negativamente sobre la homeostasis del organismo.

Asimismo, ten en cuenta que para cuidar el cerebro es clave ejercitarlo diariamente. La lectura y el estudio consiguen mantenerlo activo. En este sentido, es importante buscar la motivación para continuar aprendiendo cada día y potenciando las habilidades cognitivas. De lo contrario llegará un punto en el que comenzarán a decaer.

Te podría interesar...
Trucos para ejercitar el cerebro y mejorar la memoria
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Trucos para ejercitar el cerebro y mejorar la memoria

No hace falta ninguna excusa para dejar de ponerse manos a la obra en este asunto. ¡Ha llegado la hora de ejercitar el cerebro con estos trucos!



  • Alcaíno H., Greig D., Castro P., Verdejo H., et al., Ácido úrico: una molécula con acciones paradójicas en la insuficiencia cardiaca. Revista Médica de Chile, 2011.
  • Lloret A, Esteve D, Monllor P, Cervera-Ferri A, Lloret A. The Effectiveness of Vitamin E Treatment in Alzheimer's Disease. Int J Mol Sci. 2019 Feb 18;20(4):879. doi: 10.3390/ijms20040879. PMID: 30781638; PMCID: PMC6412423.
  • Beukema M, Faas MM, de Vos P. The effects of different dietary fiber pectin structures on the gastrointestinal immune barrier: impact via gut microbiota and direct effects on immune cells. Exp Mol Med. 2020 Sep;52(9):1364-1376. doi: 10.1038/s12276-020-0449-2. Epub 2020 Sep 10. PMID: 32908213; PMCID: PMC8080816.