El gran secreto de Manu Ginóbili para mejorar su descanso por las noches

Los mejores deportistas se caracterizan por optimizar cada detalle de su rutina, en pos de un mejor rendimiento. Manu Ginóbili se enfocó en el sueño y lo hizo más eficiente de esta manera.
El gran secreto de Manu Ginóbili para mejorar su descanso por las noches
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Fernando Clementin

Última actualización: 24 octubre, 2022

Emanuel Ginóbili ingresó hace muy poco al Salón de la Fama de la NBA, la liga de baloncesto de Estados Unidos, considerada la mejor del mundo. En su carrera y tras el retiro, los hábitos de descanso de Manu Ginóbili fueron claves para alcanzar y mantener un rendimiento top.

Aunque tener una rutina de sueño establecida y respetarla es importante, los métodos de Manu Ginóbili para el descanso van un paso más allá. El basquetbolista, que supo ser campeón olímpico y subcampeón mundial con su selección, recurrió a dispositivos específicos para ajustar al máximo los detalles de su reposo.

El secreto de Ginóbili está en sus manos

Para lograr el mejor descanso posible, Manu Ginóbili utiliza un aparato llamado Oura Ring. Este dispositivo es un anillo que lleva un registro de los datos biométricos de la persona durante todo el día. Así, es capaz de elaborar un perfil que determina lo que sería un sueño óptimo y lo compara con el descanso real del usuario.

Por ejemplo, algunos datos que toma este anillo inteligente es la temperatura corporal y la VFC (variabilidad de la frecuencia cardíaca). Este último es un indicador que refleja la adaptación de una persona al entrenamiento y sirve para conocer su estado de estrés. Es decir, si está fatigado, sobreentrenado, agotado o incluso si sufre de ansiedad.

Manu Ginóbili comenzó a usar este anillo después de su retiro, tras leer el libro Why we sleep? (¿Por qué dormimos?) del neurocientífico Matthew Walker. El propio Ginóbili suele compartir en las redes sociales los resultados de sus noches de sueño, sobre todo cuando los resultados son “óptimos”, según la calificación de la app.

Además de las horas de descanso, la app muestra otros datos, como la eficiencia, la calidad del sueño, el tiempo de sueño REM (sueño ligero) y el de sueño profundo.

Descanso nocturno.
Diversos factores influyen en el descanso nocturno. Lo que hacen los dispositivos electrónicos es monitorizar variables para analizar y proponer alguna estrategia de sueño.


El cambio que Ginóbili hizo para estirar su carrera

En una entrevista, el argentino contó que, pasados los 30 años de edad, su recuperación tras un entrenamiento o partido no era la ideal. Todavía no contaba con el «anillo del sueño», pero de forma instintiva buscó otros elementos, como relojes inteligentes y clips para prender en la almohada, de modo que pudiese medir su calidad de sueño.

Es curioso el hecho de que Manu Ginóbili no se concentró en entrenar más para rendir en la pista. Todo lo contrario: dirigió sus esfuerzos a un mejor descanso, algo que hasta entonces le parecía una pérdida de tiempo, según sus propias palabras.

Por supuesto, acompañó este hábito con una dieta que incluía ayuno intermitente, incluso entrenando sin haber comido nada antes, y dos comidas al día. La alimentación se basaba en pescado, verduras, huevos y grasas saludables.

Lácteos, cereales y azúcares quedaban afuera.

¿Por qué es importante el descanso?

Dormir es una necesidad indispensable para los seres humanos. Cuando dormimos, el cuerpo entra en un estado de regeneración que es clave para recuperar energía y otros recursos para las actividades que se deberán afrontar luego. Según la ciencia, una persona adulta debe dormir entre 7 y 8 horas cada día.

El sueño también es fundamental para la memoria, dicen los expertos. Mientras estamos en reposo, la mente organiza y consolida los conocimientos que adquirimos cuando estábamos despiertos.

Por eso es que se recomienda, por ejemplo, descansar correctamente la noche previa a un examen. Durmiendo, grabamos información.

El simple acto de dormir también es clave para una buena salud mental. El sueño repara el equilibrio en el cuerpo y disminuye el estrés que acumulamos durante el día, según revelan estudios.

Finalmente, hay varias consecuencias negativas que pueden desprenderse de un mal descanso por las noches. Por ejemplo, una persona que no duerme bien en horario nocturno, o que se acuesta tarde, presenta un mayor riesgo de sufrir obesidad.

Mujer usando un smart watch para medir su descanso.
La medición del descanso se ha facilitado en el último tiempo con la aparición de los wereables.


Consejos para lograr un buen descanso

Si no cuentas con el anillo que usa Manu Ginóbili, no te desanimes. Así y todo, hay algunas estrategias sencillas que te pueden ayudar a tener un buen sueño nocturno:

  • Cenar al menos 2 horas antes de acostarse y evitar comidas pesadas y alcohol.
  • Disminuir el uso de pantallas unas horas antes del descanso.
  • Meditar o darse una ducha caliente para favorecer la relajación.
  • Establecer una rutina, tratando de acostarte y levantarte siempre a la misma hora. El cuerpo se acostumbra a ese ritmo y así se logra adoptar el hábito.

En última instancia, recuerda que es entendible tener una mala noche de sueño, ya sea por mala calidad del mismo o por falta de horas de descanso. Lo importante es que no se vuelva recurrente.

Te podría interesar...
5 ejercicios que puedes hacer antes de dormir para despertar como nuevo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 ejercicios que puedes hacer antes de dormir para despertar como nuevo

La práctica de algunos ejercicios antes de dormir contribuye a mejorar la calidad de sueño. En esta ocasión, detallamos 5 recomendados.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.