Granuloma umbilical: qué es y cómo es su tratamiento

El granuloma umbilical es una pequeña anormalidad que aparece en los bebés después de que se cae el cordón umbilical. ¿Cuáles son las opciones de tratamiento?
Granuloma umbilical: qué es y cómo es su tratamiento
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 23 septiembre, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 22 septiembre, 2021

Última actualización: 23 septiembre, 2021

El cordón umbilical es una estructura con forma tubular que cumple funciones vitales mientras el bebé está en el vientre materno. Este no es necesario después del nacimiento, por lo que se desprende por sí solo al cabo de algunos días. No obstante, en este proceso se pueden presentar problemas como el granuloma umbilical.

Durante el embarazo, la principal función del cordón umbilical es proporcionar sangre oxigenada al bebé proveniente de la madre. Para ello, conecta al feto con la placenta, que es el tejido donde ocurre el intercambio sanguíneo necesario.

Tras el nacimiento, el personal médico lo corta y queda un remanente que se ajusta con un clip especial que favorece su desecación y desprendimiento. Con el fin de evitar la aparición de lesiones, es primordial saber cuidar el ombligo en todo este proceso. 

¿Qué es un granuloma umbilical?

El granuloma umbilical es una pequeña lesión cutánea, compuesta por tejido granulomatoso, que aparece en el ombligo posterior a la caída del cordón umbilical. Este se observa como un pequeño nódulo de color rosado, de superficie lisa o irregular, que puede o no tener un pedículo.

El tamaño de esta lesión puede variar en cada bebé, aunque no suele ser mayor a un centímetro. Una de sus características más importantes es que no genera dolor ni supuraciones de ningún tipo.

De todos modos, se trata de una de las alteraciones umbilicales observadas con más frecuencia en los recién nacidos, según detalla un estudio a través de Cureus. Por fortuna, con un tratamiento adecuado, suelen desparecer en su totalidad.

¿Qué es un granuloma umbilical?
El granuloma umbilical es una lesión benigna que aparece tras el desprendimiento del cordón umbilical.


¿Por qué se produce?

A menudo, no es posible identificar la causa precisa de la aparición del granuloma umbilical. El mismo puede aparecer como consecuencia del desprendimiento irregular y retardado de los restos de cordón. Este suele tardar entre 5 y 15 días posterior al tratamiento. Si tarda más de 15 días, es común que se genere un granuloma.

La lesión umbilical en cuestión también puede aparecer como parte de una respuesta inflamatoria del cuerpo del niño a una infección en el área. En estos casos, las infecciones no suelen ser detectadas a tiempo, ya que no generan síntomas específicos.

Algunas madres tienden a sentir culpa cuando observan un granuloma umbilical en sus bebés. Sin embargo, es importante destacar que su aparición no suele estar relacionada con el cuidado del recién nacido. De hecho, el desarrollo de esta lesión es casi imposible de predecir.

¿Por qué puede ocurrir granuloma umbilical en los adultos?

A pesar de que son más frecuente en los niños, los granulomas en el ombligo también pueden aparecer en los adultos. Este aumento de tejido en la región suele aparecer con la finalidad de sanar alguna lesión. El cuerpo producirá tejido inflamatorio para contener el daño, lo que se manifestará con el granuloma.

Una de las causas más frecuentes de la aparición de estos nódulos es el rechazo de un piercing en la región. A su vez, pueden aparecer posterior a la cicatrización inadecuada de una lesión.

De todos modos, los adultos deben descartar la presencia de una hernia incisional o umbilical ante la presencia un nódulo anormal en la región. Para ello, es conveniente buscar ayuda médica especializada para obtener un diagnóstico certero.

¿Cómo se diagnostica?

La forma en que los médicos identifican un granuloma umbilical es a través de la inspección. Estos observarán la lesión de forma detallada para diferenciarla de otras patologías similares. Asimismo, realizarán preguntas con respecto al cuidado del ombligo, el desprendimiento del cordón umbilical y la presencia de otros síntomas anormales.

Los especialistas no suelen indicar la realización de pruebas de laboratorio ni de imagen en estos casos. No obstante, algunos optarán por realizar una observación de la lesión con un aparato llamado dermatoscopio, que dará una vista más detallada del granuloma.

De acuerdo con una publicación en Pediatric Dermatology, el dermatoscopio permite observar la formación de nuevos vasos sanguíneos en los granulomas umbilicales. Los vasos sanguíneos suelen tener una distribución irregular en la lesión y se ubican sobre un fondo rojo lechoso generado por el crecimiento de múltiples células.


Quizás te pueda interesar el siguiente artículo: Dermatoscopia: ¿qué es y para qué sirve?


Tratamiento del granuloma umbilical

Hoy en día existen múltiples opciones de tratamiento para lograr la eliminación de estas lesiones. En la mayoría de los casos, el tratamiento conservador ofrece resultados favorables. Una de las técnicas más utilizadas es la aplicación tópica de una sustancia llamada nitrato de plata, que generará la regresión del tejido.

Este producto debe ser aplicado bajo previa prescripción médica, ya que se trata de una sustancia irritante que puede quemar la piel sana. Por otro lado, un estudio en Patient Preference and Adherence establece que la aplicación de sal de cocina también genera la regresión del granuloma y disminuye la posibilidad de efectos secundarios.

El rango de éxito del tratamiento con sal de cocina tiende a ser mayor al 90 % de acuerdo con el estudio mencionado. Las madres solo deben colocar una pequeña cantidad de sal sobre el nódulo durante 20 minutos, 2 veces al día. La duración del tratamiento puede variar en cada bebé, pero se puede extender hasta por 10 días.

Por desgracia, existen ocasiones en las que el tratamiento conservador no ofrece resultados satisfactorios. De ser así, los bebés deberán someterse a un pequeño procedimiento quirúrgico para eliminar la lesión. La cirugía suele ser rápida y no genera mayores molestias en el niño.

Tratamiento del granuloma umbilical
La adecuada limpieza del ombligo es determinante para evitar complicaciones asociadas a la presencia de granulomas.

¿Qué ocurre si no se trata?

Algunos granulomas umbilicales suelen desaparecer por sí solos al cabo de cierto tiempo, sin necesidad de tratamiento. Aún así, esta lesión siempre debe ser evaluada por un pediatra para decidir la mejor terapéutica. En ciertos casos, cuando no se intervienen, aumentan de tamaño y producen secreciones que dan un aspecto desagradable en el ombligo del bebé.

Además, estos son un tejido epitelial débil, por lo que pueden servir como puerta de entrada para múltiples infecciones. En última instancia, si no se trata, el nódulo puede generar una malformación permanente en el ombligo del bebé. A futuro, esta puede derivar en problemas de autoestima.

Consejos para el cuidado de un granuloma umbilical en los bebés

Los niños con un granuloma umbilical deben recibir ciertos cuidados especiales para prevenir la aparición de infecciones. En términos generales, las madres deben mantener el ombligo del bebé limpio y seco.

Una de las principales medidas que se deben tomar es cambiar el pañal del bebé con regularidad, así como garantizar la adecuada higiene íntima del recién nacido. Este simple acto disminuirá la humedad de la zona de forma significativa. También se recomienda colocar el pañal por debajo del ombligo para evitar que la orina impregne la zona.

Las instrucciones brindadas por el pediatra son muy importantes en estos casos. Algunos médicos recomiendan no mojar el ombligo durante el tratamiento, por lo que los bebés se deben bañar con esponja. En caso de que se moje, es importante secarlo en su totalidad dando pequeños toques en la zona y sin aplicar demasiada fuerza.

El ombligo del recién nacido se debe limpiar con alcohol isopropílico al menos una vez al día. Esto permite remover los gérmenes de la zona sin provocar humedad.

Una lesión benigna que debe tratarse

Un granuloma umbilical es una lesión benigna que suele aparecer después del desprendimiento del cordón umbilical. No suele causar mayores síntomas en el bebé, pero es necesario tratarlo para evitar la aparición de infecciones. En este sentido, siempre es importante consultar con un médico especialista.

Por fortuna, estos nódulos responden de forma adecuada al tratamiento conservador en la mayoría de los casos. Sin embargo, el cuidado de la lesión en el hogar es fundamental para lograr la completa desaparición de la misma.

Te podría interesar...
Los cuidados en los primeros meses del bebé
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Los cuidados en los primeros meses del bebé

En los primeros meses, el bebé requiere algunos cuidados extra para atender sus necesidades básicas. Sigue estas recomendaciones.



  • Das A. Umbilical Lesions: A Cluster of Known Unknowns and Unknown Unknowns. Cureus. 2019 Aug 2;11(8):e5309.
  • García-Rabasco A, Subiabre-Ferrer D, Alegre-de-Miquel V. Patología del área umbilical. Medicina Clínica Práctica. 2019;2(6):105-108.
  • Ancer‐Arellano J, Argenziano G, Villarreal‐Martinez A, Cardenas‐de la Garza J et al. Dermoscopic findings of umbilical granuloma. Pediatric Dermatology. 2019;36(3):393-394.
  • Haftu H, Bitew H, Gebrekidan A, Gebrearegay H. The Outcome of Salt Treatment for Umbilical Granuloma: A Systematic Review. Patient Prefer Adherence. 2020 Oct 30;14:2085-2092.
  • Bagadia J, Jaiswal S, Bhalala KB, Poojary S. Pinch of salt: A modified technique to treat umbilical granuloma. Pediatr Dermatol. 2019 Jul;36(4):561-563.
  • Tiwari LN, Vijayalaxmi M, Shailaja U, Bhandari M. Management of umbilical granuloma through chemical cauterization (Ksharakarma)-A case study. J Ayurveda Integr Med. 2021 Jan-Mar;12(1):169-171.