Gripe en adultos mayores: síntomas, tratamientos y complicaciones

La gripe en adultos mayores puede desembocar en bronquitis u otras complicaciones con relativa facilidad. Lo mejor es prevenir que esto ocurra aplicándose la vacuna contra la influenza.
Gripe en adultos mayores: síntomas, tratamientos y complicaciones
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 26 marzo, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 26 marzo, 2021

Última actualización: 26 marzo, 2021

Es fundamental tener en cuenta que la gripe en adultos mayores es más peligrosa que en otras edades. Así mismo, las manifestaciones son diferentes. Por eso, muchas veces no se reconocen las señales de la patología hasta que ya es tarde.

La gripe en adultos mayores es más grave por dos factores: el envejecimiento del sistema inmune y la disminución de la reserva fisiológica. Esta última es la posibilidad que tiene el organismo para trabajar a su máxima capacidad.

Se estima que entre el 75 y el 90 % de las muertes por influenza tienen lugar en esta población. Los expertos creen que la causa de la mortalidad asociada no es la propagación del virus, sino la respuesta inflamatoria del organismo.

¿Cuáles son los síntomas comunes de la gripe?

Es muy importante saber que los síntomas de gripe en adultos mayores pueden diferir de los habituales. Menos de la mitad de las personas ancianas presentan manifestaciones comunes, como fiebre, dolor de garganta o tos.

Se ha podido establecer que lo más común es que, en principio, solo haya fatiga y leve pérdida del apetito. También se experimenta debilidad, mareo, confusión mental y delirio.

Síntomas severos

En algunas ocasiones se presentan síntomas severos de gripe en los adultos mayores. Estas manifestaciones indican la necesidad de buscar ayuda médica:

  • Sensación de falta de aire o dificultad para respirar.
  • Presión o dolor en el pecho y el abdomen.
  • Somnolencia y dificultad para despertarse.
  • Confusión y problemas para el autocuidado.
  • Ausencia de orina o anuria.
  • Agravamiento de enfermedades crónicas preexistentes.
Dolor de garganta en adulto mayor con gripe.
La gripe en los adultos mayores se manifiesta con signos que no son los habituales, como cansancio y falta de fuerzas.

Posibles complicaciones de la gripe en adultos mayores

La respuesta del sistema inmune frente a un virus se lleva a cabo a través de los glóbulos blancos. Sin embargo, los mismos pueden propiciar respuestas inflamatorias agresivas y dañar el tejido pulmonar. Esto último ocurre cuando hay gripe en adultos mayores.

Algunas de las complicaciones asociadas son las infecciones de oído o de senos nasales. Otras más graves son la inflamación del cerebro, el corazón o los músculos. Así mismo, la insuficiencia multiorgánica o la exacerbación de enfermedades previas, como el asma.

Es relativamente frecuente que la gripe en adultos mayores provoque bronquitis y neumonía. La bronquitis es una inflamación del revestimiento de los bronquios y sus principales síntomas son los siguientes:

  • Tos con moco amarillo, verde o gris.
  • Dificultad para respirar o disnea.
  • Fiebre con fatiga y mialgias.

La neumonía, por su parte, es la inflamación de los alveolos de uno o ambos pulmones. Provoca tos intensa, dificultad para respirar y dolores en el pecho. En adultos mayores podría hacer que baje la temperatura y haya confusión, náuseas y vómitos.

¿Cómo se puede tratar la gripe en los adultos mayores?

Lo ideal es que la gripe en adultos mayores comience a tratarse en las 48 horas siguientes a la aparición de los primeros síntomas. Es así como se logra un verdadero beneficio clínico. Sin embargo, tras ese lapso también es posible hacer un abordaje y debe realizarse según los protocolos.

De momento no existe ninguna cura para la gripe. El tratamiento antiviral se hace con medicamentos que tienen el objetivo de reducir los síntomas y evitar el agravamiento.

Conviene reposar e hidratarse bien. Con un buen cuidado, los síntomas deben desaparecer por completo en una o dos semanas. Si los signos son muy severos es importante consultar al médico.

Prevención y recomendaciones

Médico con una vacuna contra la gripe en adultos mayores.
La inmunización para la gripe se indica a los adultos mayores todas las temporadas invernales.

La mejor manera de prevenir la gripe en adultos mayores es mediante la vacuna contra la influenza. Toda persona mayor de 65 años debería aplicársela una vez al año. Esta inmunización reduce el riesgo de contraer la patología y sus formas graves.

Además de la vacunación, otras medidas que pueden ayudar son las siguientes:

  • Evitar los sitios concurridos, en especial si se está en una temporada en la que hay muchos contagios.
  • Lavarse las manos con regularidad durante todo el día. No tocarse los ojos, la boca o la nariz con las manos.
  • Mantener una dieta saludable que fortalezca el sistema inmune y realizar actividad física con regularidad. También mantenerse hidratado.
  • Desinfectar las superficies en el hogar de manera periódica.
  • Aplicarse la vacuna neumocócica, según indicación médica.

La gripe en adultos mayores es grave y peligrosa

Después de los 65 años es muy importante cuidarse más y prevenir la gripe de todas las formas posibles. Las medidas de bioseguridad deben ser una práctica diaria, que se vuelvan casi automáticas de forma regular.

Es necesario adoptar una actitud proactiva ante la sospecha de gripe en adultos mayores. Lo mejor es que los primeros síntomas no se dejen pasar por alto y se busque ayuda médica, incluso antes de tener resultados de las pruebas de influenza. Esto podría salvar la vida del paciente.

Te podría interesar...
Cómo recuperarse de la gripe rápidamente
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Cómo recuperarse de la gripe rápidamente

Recuperarse de la gripe rápidamente es posible si pones en práctica algunas medidas básicas, como una buena hidratación, por ejemplo.



  • De Los Rios, J. A., Sahuquillo, J., Merino, M. A., Poca, M. A., & Expósito, L. (2009). Microdiálisis de alta resolución: Aspectos metodológicos y aplicación al estudio de la respuesta inflamatoria cerebral. Neurocirugía, 20(5), 433-448.
  • Saldías, F., Díaz, O., González, S., & Osses, R. (2011). Evaluación clínico-radiológica y clasificación de la bronquiolitis del adulto. Revista médica de Chile, 139(9), 1218-1228.
  • de Cañete, José María Sillero Fernández. "Influenza: aspectos generales y específicos de la tercera edad." Seminario médico 48.2 (1996): 76-83.
  • Fernández Alfonso, J. M., Morales Rigau, J. M., Delgado Pérez, L., Achiong Estupiñán, F., Rodríguez, B., Berta, M., & Benitez Fuentes, B. (2010). Mortalidad por influenza y neumonía en el adulto mayor. Impacto de la vacunación anti influenza en este grupo poblacional. Matanzas 2001-2008. Revista Médica Electrónica, 32(6), 0-0.
  • Kuri-Morales, Pablo, et al. "Mortalidad en México por influenza y neumonía (1990-2005)." salud pública de méxico 48.5 (2006): 379-384.
  • Ferrández-Cámara, María-Jesús, César Cinesi-Gómez, and Beatriz Garnica-Martínez. "Guía Regional de abordaje para la epidemia de gripe en los servicios de urgencias." (2019).