Guía básica para hacer un jardín al estilo desierto

Agave, nopal y salvia son solo algunas de las especies que puedes sembrar en tu jardín desértico. Aquí te indicamos cómo hacerlo.
Guía básica para hacer un jardín al estilo desierto

Última actualización: 09 enero, 2022

Si eres un amante de las plantas, pero no tienes mucho tiempo para dedicar a la poda y el riego, un jardín estilo desierto podría ser la opción que estabas buscando para decorar la zona exterior de tu casa. Los jardines desérticos se han vuelto muy populares, ya que requieren una inversión inicial y luego los gastos tienden a disminuir.

Ahora bien, puede que te preocupe que tu jardín no sea colorido. Sin embargo, aunque este siga esta tendencia, hay plantas de estos biomas con tonos llamativos y vistosos, como es el caso de la rosa del desierto.

Características y componentes de un jardín desértico

Como habrás adivinado por el nombre, este tipo de jardín imita al bioma desértico. Por ello, una de sus principales características es la escasez de agua, lo que la convierte en un elemento preciado para el diseño y cuyo uso debe ser controlado.

Así mismo, estos espacios suelen contar con poca vegetación. Por ende, resultan con grandes franjas de cielo abierto. Esta también es la razón por la que estos jardines crean una estética sobria.

Por su parte, las plantas deben ser especímenes que no requieran mucha agua y que se beneficien de las lluvias, ¡justo como en las zonas áridas! Para ayudarlas, es común que se agreguen adoquines de grava o arena. Estos resultan muy útiles para capturar el agua de la lluvia y que las plantas puedan utilizarla luego.

Considera que el césped puede cumplir una función similar a la de los adoquines. No obstante, este es poco natural en un bioma desértico y precisa un suministro de agua mayor. Así que si deseas agregarlo, hazlo con moderación. Incluso puedes optar por una opción artificial.

Hablamos del agua, ¿cierto? Y de cuán valiosa es en este tipo de jardines. Así, hay quienes agregan piscinas con la idea de recrear un oasis y ¡luce fabuloso!

Solo recuerda que los desiertos tienen una alta tasa de evaporación, por lo que requerirás un reabastecimiento de agua frecuente. Una opción más viable sería una fuente pequeña o una piscina con bomba de circulación, cuyo movimiento evite la evaporación.

Por último, está la sombra. Algunas plantas pueden soportar la inclemencia del sol, pero otras requieren la protección de un árbol desértico, como el mezquite. También hay quienes agregan este elemento haciendo uso de pérgolas, pantallas de sombra o sombrillas.

Desierto.
Al intentar reproducir el ecosistema del desierto, debes considerar que no todas las plantas se desarrollan bien bajo estas condiciones.


Plantas recomendadas para un jardín al estilo desierto

Aunque lo mejor es decorar con plantas nativas o compatibles con las condiciones climáticas, existen algunas que son representativas de este tipo de jardines. Te las mostramos a continuación:

  • Cactus de tubo de órgano.
  • Cactus de barril, también conocido como barril de oro, bola de oro o asiento de suegra.
  • Agave.
  • Nopal.
  • Salvia.
  • Caléndula del desierto.
  • Mezquite.
  • Buganvillas.
  • Sauce del desierto.

¿Cómo hacer un jardín desértico?

Veamos paso a paso cómo hacer realidad tu jardín desértico. ¡Vamos a ello!

1. Crea el diseño

Antes de comenzar a plantar es necesario un poco de planificación. Determina dónde estará tu jardín estilo desierto y crea un diseño. En este ubica las plantas, los adoquines, la fuente o la piscina, e incluso el elemento que utilizarás para aportar sombra.

2. Prepara el terreno

Empieza por deshacerte de todas las malas hierbas que estén en la zona y asegúrate de arrancarlas desde la raíz. También pon a un lado las piedras, ya que el terreno debe quedar lo más liso posible.

Continúa colocando arena, gravilla fina u otro material que permita airear la tierra. De este modo, tanto el agua como los nutrientes podrán penetrar mejor. Mientras lo haces, vuelve a revisar el terreno, quita cualquier maleza que se te haya pasado por alto y nivela de acuerdo al diseño que creaste.

3. Coloca la tela para jardín

También conocida como malla o tela antihierba, esta es de gran beneficio para tu jardín. No solo permite filtrar el agua, sino que hace que las piedras queden fijas.

La tela se extiende en el terreno y se fija con ayuda de unos clavos. Luego se agregan piedras de diferentes tamaños y colores. Dado que se trata de un jardín desértico, lo más recomendable es que sean tonos arena o café.

Las piedras blancas tienden a reflejar demasiado la luz.

Las piedras son un excelente recurso para definir las zonas de tu jardín. Bien sea que se trate de los senderos o donde estarán las plantas.

4. Agrega piedras grandes

Ahora inicia lo que es probable que se convierta en tu parte favorita de hacer el jardín: decorar. El primer elemento son las piedras grandes, que servirán para añadir realismo a tu bioma desértico personal. Elige entre diferentes tamaños y colores, pero que se ajusten a la estética.

5. ¡Siembra las plantas!

Llegados a este punto, es probable que hayas elegido entre las especies que te recomendamos arriba u otras que te hayan resultado irresistibles. Así, solo queda sembrar en los lugares que has determinado para ello.

Mueve las piedras pequeñas, recorta la tela y siembra las raíces de la planta en la tierra. Este será un procedimiento que deberás repetir con cada una.

Planta suculenta para jardín al estilo desierto.
El jardín estilo desierto puede tener suculentas como protagonistas principales, pero hay otras opciones.

6. ¿Y el mantenimiento del jardín al estilo desierto?

Como hemos dicho, estos jardines suelen demandar al inicio; es decir, durante su creación. Luego, el mantenimiento es escaso. Abono una vez al año y durante la estación veraniega un riego cada 2 semanas.



Jardín al estilo desierto: no todo son suculentas

No cabe duda que las suculentas son las plantas desérticas por excelencia para este jardín. Sin embargo, esto no quiere decir que debas limitarte a especies de esta familia.

También puedes optar por otras, como la amapola de California o las campanillas azules del desierto, por ejemplo. Además, recuerda plantar juntas a las plantas con exigencias similares.

Te podría interesar...
Jardín zen: ¿cuáles son sus beneficios y cómo crear uno?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Jardín zen: ¿cuáles son sus beneficios y cómo crear uno?

El jardín zen tradicional tiene muy pocos elementos y cuenta con un número de piedras impar. Descubre sus beneficios y cómo crearlo.