Hábitos para hacerle frente a la apnea del sueño

Francisco María García·
31 Enero, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por Medicina Maricela Jiménez López al
13 Mayo, 2019
La importancia de un sueño reparador está más que demostrada. Sin embargo, el síndrome de apnea del sueño puede afectar el descanso de manera significativa. Reconocer los síntomas es el primera paso para la recuperación.

Un sueño reparador es necesario para gozar de una buena calidad de vida. Sin embargo, existen trastornos que impiden tener un descanso constante, lo que, a la larga, afecta el bienestar de las personas. Uno de ellos es la apnea del sueño.

Quienes sufren de esta condición tienen pausas en la respiración que pueden durar hasta 60 y 120 segundos. La buena noticia es que se puede mejorar gracias a la medicina moderna y diversos hábitos nocturnos. A continuación, detallamos qué es, cómo identificarla y de qué manera hacerle frente.

¿Qué es la apnea del sueño?

Apnea del sueño
En la apnea, mientras durmiendo se produce un bloqueo de la respiración, cursando con ronquidos y dificultades en el descanso.

Durante el sueño, la respiración se ralentiza adquiriendo un ritmo suave y constante que oxigena el organismo y permite que realice todas sus funciones de manera correcta. La apnea del sueño es la interrupción de la respiración durante segundos o, incluso, minutos, impidiendo que el oxígeno llegue al cerebro.

En un primer momento, la persona no se da cuenta que deja de respirar. Cuando el trastorno se vuelve intenso el sueño también se interrumpe, haciendo que la persona se despierte varias veces en la noche.

Esto, produce una alteración del patrón normal de sueño y puede traer consecuencias que dañan la salud. Según una publicación de la Clínica Mayo, existen tres tipos de apneas del sueño. La apnea obstructiva se produce cuando hay un crecimiento anormal de tejidos alrededor de las vías respiratorias o la garganta.

Este tipo se detecta fácilmente porque, por lo general, la persona que lo padece ronca. El segundo tipo de apnea de sueño es más complicado porque está implicado el sistema nervioso central. En este caso, el centro respiratorio deja de recibir la orden del cerebro para respirar.

Esta situación interrumpe el sueño profundo y hace que la persona se despierte varias veces durante la noche. Por último, está el síndrome de apnea del sueño compleja, que ocurre cuando la persona padece del tipo obstructiva y central al mismo tiempo.

Lee también: ¿Qué es la apnea obstructiva del sueño?

Síntomas de la apnea del sueño

Mujer tapándose los oídos por ronquidos de la pareja
Uno de los síntomas más apreciables de la apnea es la presencia de ronquidos durante la noche.

Es muy probable que los primeros síntomas sean reconocidos por el compañero y no por la persona que lo padece. Como lo indica la Clínica Cleveland, las señales más comunes son las siguientes:

  • Ronquidos.
  • Somnolencia o fatiga diurna.
  • Despertares nocturnos.
  • Sequedad de boca o dolor de garganta al despertar.
  • Dificultad para concentrarse, olvido o irritabilidad.
  • Alteraciones del estado de ánimo (depresión o ansiedad).
  • Micción frecuente durante la noche.
  • Disfunción sexual.
  • Dolores de cabeza

Ante estos síntomas, el especialista ordenará una serie de estudios médicos para determinar qué tipo de apnea presenta el paciente. Además del examen físico de boca y garganta, se pueden realizar estudios del sueño específicos. Una vez determinada el tipo y la gravedad del trastorno, el médico indicará el tratamiento a seguir.

¿Qué factores influyen en la apnea del sueño?

Existen ciertos factores que aumentan la probabilidad de que una persona padezca apnea del sueño. De acuerdo a un artículo de Sleep Foundation, entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Características anatómicas. La posición y el tamaño del cuello, la mandíbula, la lengua, entre otros, puede afectar el flujo de aire.
  • Historia familiar. Las personas que tienen parientes cercanos con apnea del sueño son más propensos a padecerla.
  • Congestión nasal. Cuando la persona tiene problemas para respirar de forma correcta por la nariz, se puede presentar el síndrome.
  • La obesidad. Se ha comprobado que el exceso de peso puede ser un factor de riesgo en casi el 60% de los casos. Esta cifra se incrementa aún más cuando se trata de obesidad mórbida.
  • Tabaquismo o alcoholismo. Ambos factores alteran el centro respiratorio.
  • Patologías de las vías respiratorias: en los niños es bastante frecuente a causa del tamaño excesivo de las amígdalas.
  • Exceso en la ingesta de somníferos o sedantes. Estos producen una disfunción en el sistema nervioso.

Otros factores agregados empeoran la situación. Por ejemplo, el exceso de trabajo, estrés, estar expuesto a niveles altos de dióxido de carbono, enfermedades cardíacas o accidentes cerebrovasculares, hipertensión o no dormir lo suficiente.

¿Cuál es el tratamiento para hacerle frente a la apnea del sueño?

Como primera medida, si se descubre que el síndrome es moderado, los consejos médicos se centrarán en el cambio de hábitos por parte del paciente. Estas son las recomendaciones para poder hacerle frente a la apnea del sueño o, al menos, aliviarla:

  • Evitar consumir alcohol seis horas antes de acostarse.
  • Dejar de fumar.
  • Reducir el consumo de somníferos.
  • Hacer ejercicio físico con regularidad.
  • Comer de forma saludable.
  • Mantener el peso adecuado.
  • Evitar ver la televisión, usar el computador, el móvil o escuchar música estridente antes de acostarse.

Sin embargo, la publicación de la Clínica Mayo mencionada anteriormente señala que si estas medidas no mejoran los síntomas o si la apnea es severa, el uso de ciertos dispositivos  puede ayudar a desbloquear las vías respiratorias.

Uno de los tratamientos más comunes y confiables es la presión positiva continua en la vía aérea. Esto se logra con el uso de una máquina que suministra presión de aire a través de una máscara mientras la persona duerme. Si esto no surte efecto, podría ser necesario revisar otras opciones o hacer una cirugía.

Algunos sencillos hábitos nocturnos pueden ayudar a hacerle frente a la apnea del sueño. Por supuesto, es imprescindible acudir al médico de cabecera y seguir sus indicaciones. Evalúa los síntomas y toma las medidas necesarias para mitigarlos. De esta manera se puede disfrutar de un sueño reparador y una vida saludable.

  • José Luis Carrillo Alduenda, Fernando Manuel Arredondo del Bosque. 2010. Síndrome de apnea del sueño en población adulta. Extraído de: http://www.medigraphic.com/pdfs/neumo/nt-2010/nt102h.pdf
  • clevelandclinic.org. Apnea del sueño. Extraído de: http://www.clevelandclinic.org/health/shic/doc/s8718.pdf
  • DR. HENRY OLIVI R. Apnea del sueño, cuadro clínico. 2013. Extraído de: https://www.clinicalascondes.cl/Dev_CLC/media/Imagenes/PDF%20revista%20m%C3%A9dica/2013/3%20mayo/3-Dr.Ilivi.pdf
  • Sleep Foundation. Sleep apnea. (2020). Recuperado el 31 de enero de 2021. https://www.sleepfoundation.org/sleep-apnea
  • Cleveland Clinic. Sleep apnea. (2020). Recuperado el 31 de enero de 2021. https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/8718-sleep-apnea
  • Clínica Mayo. Apnea del sueño. (2020). Recuperado el 31 de enero de 2021. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/sleep-apnea/symptoms-causes/syc-20377631