Cómo hablar con tu hija sobre su primera menstruación

Hablar con tu hija sobre su primera menstruación es importante para su preparación. Y quién mejor que tú para informarla. Aquí unas recomendaciones.
Cómo hablar con tu hija sobre su primera menstruación
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Escrito por Ana Núñez

Última actualización: 09 abril, 2022

Llegada la etapa del desarrollo de los adolescentes es común que a los padres les asalte una duda, sobre todo si se trata de mujeres: cómo hablar con tu hija sobre su primera menstruación. La idea es lograrlo sin que resulte una conversación embarazosa.

Ten en cuenta que este hecho se convierte en uno de los momentos más trascendentales y esperados en esta nueva etapa. La edad en la que ocurre varía de acuerdo a la genética y las circunstancias particulares de cada persona. Como podría aparecer desde los 10 años, es pertinente introducir el tema en caso de que no haya surgido aún de manera espontánea.

¿Cómo se puede abordar el tema?

La idea es abordar el tema de forma abierta, sin revestirlo de rareza. Pues se estaría avivando un sentimiento de vergüenza que, si bien es frecuente al principio, se debe evitar ante un acontecimiento tan natural como lo es menstruar.

Cada madre o padre seguro conseguirá el instante ideal para hablar con su hija sobre su primera menstruación. Procura hacerlo en intimidad y no en una reunión familiar o cuando esté entre amigas.

Y si eres de las madres o de los padres a los que les cuesta un poco planear una conversación, apóyate en las nuevas tecnologías. Excelentes profesionales del área hacen publicaciones en videos profundizando sobre ese tema, en formatos digitales que les pueden ser agradables y de fácil entendimiento. Puedes verlos tú antes y así te aseguras de que le ofreces contenido especializado.



¿Cuándo es el momento para empezar a hacerlo?

El momento idóneo para hablarle a tu hija sobre su primera menstruación dependerá de la edad en que te plantee sus dudas. La información debe ir a la par de sus capacidades para procesarla, sin caer en la subestimación.

Conocemos niños y niñas muy precoces y observadores, que a más de una mamá o de un papá sorprenden desde muy pequeños con interrogantes sobre el crecimiento. Recuerda que hay libros pensados para acompañar a los padres en este proceso, realizados por personal calificado.

Hay algunos textos que abordan el desarrollo humano solo con ilustraciones, otros que prefieren explicaciones científicas y los que se decantan por historias de ficción. Con cualquiera de ellos te puedes apoyar para abonar el terreno.

Libros para educación sexual.
Cada vez hay más libros sobre educación sexual, de diferentes formatos. Puedes elegir alguno para apoyarte.

Explícale qué es la menstruación

Un proceso cíclico que se iniciaría entre los 10 y los 15 años cuando de manera natural los niveles de la hormona estrógeno aumentan provocando el engrosamiento de la capa mucosa que reviste el útero.

Esta capa recibe el nombre de endometrio y tiene la función de engrosar para recibir el óvulo fecundado en lo que se conoce como implantación. Si esta no ocurre, porque el óvulo no ha sido fecundado, se disuelve y los niveles hormonales disminuyen, provocando la descamación del endometrio, que es expulsado en una mezcla con sangre y flujo vaginal.

Este tipo de descripción ayuda a despejar mitos sobre la menstruación y a comprender la compleja y fascinante fisiología de su cuerpo.

¿Qué es importante mencionarle sobre su primera menstruación?

Cuando vas a hablar con tu hija sobre su primera menstruación puedes responder desde dos perspectivas. Una es lo que suele provocar a nivel emocional; otra será desde el punto de vista de los cambios físicos. En este sentido, toma en cuenta mencionar los siguientes aspectos.

Cómo va a cambiar el cuerpo

A medida que el cuerpo crece y se acerca a la pubertad, irá haciendo cambios notorios que modifiquen la figura infantil. Las piernas se verán más largas, las mamas crecen, las caderas se ensanchan y el vello corporal será más profuso, sobre todo en el pubis.

Todo ocurre en paralelo y alcanza el nivel cumbre con la aparición de la primera menstruación. A veces solo son unas pocas manchas este sangrado inicial.

Cuándo ocurre la primera menstruación

La primera menstruación puede ocurrir en promedio a los 12 años, pero no tiene una edad predeterminada. Es decir, puede suceder antes o después. Incluso hay quienes la experimentan alrededor de los 15 años.

Qué se siente cuando se menstrúa

Previo al sangrado se puede sentir una molestia en la parte baja de la espalda o el abdomen. A algunas personas les da dolor de cabeza, con o sin náuseas, y las mamas están muy sensibles.

La sensibilidad mamaria se convierte para muchas mujeres en una señal indicativa de que están a punto de menstruar. Sumado a los altibajos en el estado de ánimo.

Cada cuánto se menstrúa y por cuánto tiempo

La duración de la menstruación tampoco se puede precisar, sino estimar, entre 3 y 5 días en promedio. El ciclo menstrual ocurre cada 28 días, aproximadamente.

El tiempo varía más en los primeros años y puede acortarse o alargarse hasta los 45 días. Se considera normal que al principio sean menstruaciones irregulares.

Productos a considerar en la menstruación

Menstruar es un proceso natural y la adolescente debe familiarizarse con él. Es necesario enseñarle los productos que puede usar, que serán las toallas sanitarias, la copa, el tapón o las compresas.

Es preciso que los conozca bien y puedanelegir el que mejor se adapte a sus requerimientos, además de las opciones que ofrecería cada uno según las circunstancias.

Resulta motivador aclarar sus dudas y demostrarle que están diseñados para pasar desapercibidos y adaptarse a su flujo menstrual. El cual, por cierto, será distinto al de sus amigas, o en todo caso, con particularidades que cada una en su intimidad irá descubriendo.

Embarazo, sexualidad y enfermedades

Por último, aprovecha la primera menstruación para hablar con tu hija sobre sexualidad y la posibilidad de un embarazo. Ese puede convertirse en el punto más incómodo, pero no por ello se debe obviar.

La idea no es atemorizarla; solo educarla sobre lo que biológicamente ocurre en su cuerpo. Aunado a una definición de los métodos anticonceptivos y su eficacia para prevenir tanto un embarazo como enfermedades de transmisión sexual.

Embarazo no deseado en la adolescencia.
Abordar el tema del embarazo no deseado es clave. Su frecuencia obliga a plantearlo desde tempranas edades.

Los niños también pueden educarse sobre el tema

Los niños no están exentos de un tema tan significativo. Dárselo a conocer forma parte de la responsabilidad de los padres. La primera menstruación marca un hito determinante.

Asimismo, sirve de punto de referencia para explicarles cuál es el equivalente de ese signo en el proceso evolutivo de los varones. Y las implicaciones físicas que cumple la menstruación en el acto de procrear. Lo que probablemente derive en una conversación más extensa sobre la sexualidad y las medidas de protección.



¿Cuándo asesorarse con un profesional?

La mayoría de las jóvenes se desarrollan sin contratiempos y la evolución de sus períodos son regulares. En vista de ello, los padres no consideran necesario la visita ginecológica, aunque la tendencia actual es a promover esta primera consulta como una intervención oportuna.

Sin embargo, existen casos en los que por distintas condiciones, hormonales o de otra índole, las menstruaciones se retrasan por más de 2 o 3 meses. Otras veces se hacen muy abundantes o dolorosas, al punto de convertirse en un impedimento en la rutina escolar o en desmejoramiento de su calidad de vida.

También si los períodos son demasiado irregulares, o si fueron regulares y ya no, o si tiene tres meses sin menstruar.

Del mismo modo, es motivo para asistir a un profesional si la joven no ha menstruado, a pesar de tener todos los signos de desarrollo en el cuerpo y superar los 15 años. O si al hacerlo se prolonga por mucho tiempo el sangrado.

Hablar con tu hija sobre su primera menstruación es parte de la crianza

Como hemos dicho, no existe una edad preestablecida para hablar con tu hija sobre su primera menstruación. Está atenta o atento a las señales que mandan los hijos sobre dudas relacionadas con el tema y no dejes pasar la oportunidad para dar una explicación. Y si esto no ocurre, déjate guiar por tu don de madre o padre para mostrarles tus argumentos.

Recuérdale a tu hija que no debe preocuparse cuando sus amigas comiencen a menstruar —o si sus períodos parecen ser diferentes. Explícale que la menstruación, incluida la duración y el flujo del ciclo, varía de una persona a otra y, a veces, de un mes a otro.

Entre las muchas experiencias que debes compartir con tu hija está la de llevar el calendario de su menstruación. Es el método idóneo para hacer seguimiento y percibir irregularidades, información que le permitirá planificar e informar puntualmente a la hora del control médico.

Tener la información adecuada en el tiempo oportuno les permitirá tomar decisiones que no sean fruto del azar y el desconocimiento. Por lo tanto, le estarás brindando una herramienta muy poderosa para resguardar su salud.

Te podría interesar...

10 maneras de tener una menstruación menos dolorosa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 maneras de tener una menstruación menos dolorosa

Para tener una menstruación menos dolorosa es conveniente elegir productos de higiene apropiados y mejorar el estilo de vida. Descubre más al respe...