¿Cómo hacer un portavaso con piedras decorativas?

El tipo de piedras que puedes usar para la elaboración de portavasos varía según tus gustos. En la playa, en el bosque o en el río encontrarás estos elementos.

Incorporar elementos únicos en diferentes secciones de tu hogar te ayudará a darle un toque más creativo a tus espacios. Para ello no necesitas de un amplio presupuesto o de la orientación de profesionales. Por eso te enseñaremos cómo hacer un portavaso con piedras decorativas.

Los portavasos o posavasos son objetos planos elaborados con distintos materiales. Se utilizan para colocarse debajo de los vasos al servirlos, con el objetivo de proteger los muebles o mesas de manchas o rayas ocasionadas por las bebidas.

Pueden crearse con metal, cartón, madera, vidrio o piedras. Si te animas a realizarlos con piedras decorativas conseguirás un elemento fresco y con un toque particular que lo hará resaltar. ¡Aprende el paso a paso!

¿Cómo hacer tus propios portavasos?

Realizar un portavaso con piedras decorativas es una perfecta opción, sin importar si tu casa tiene un estilo rústico o moderno. Además, algo muy interesante es que lograrás expandir tu creatividad y podrás crear otras bases para colocar más elementos, como los platos.

En cuanto a la realización, es muy simple. Como ya indicamos, no necesitas ser un experto en manualidades ni tener a la mano una amplia cantidad de materiales. Con unos cuantos elementos ya estarás listo para diseñar posavasos.

Materiales necesarios

  • Fieltro o corcho para que te sirva de base.
  • Pegamento de contacto.
  • Piedras.
  • Laca o barniz.

Con solo estos 4 materiales podrás ponerte manos a la obra. Ten en consideración que el tipo de piedra depende del estilo que quieras conseguir. Las piedras de la playa, del río, del campo o las decorativas vienen en varios colores y formas.

Aparte de eso, debes saber que el fieltro o corcho te sirve como base para tu creación. Adhiere las piedras a dicho material o úsalo como guía para organizar las piezas como desees.

Posavasos.
Los posavasos que se compran son monótonos, por lo general. Puedes distinguirte con uno decorado a medida.

Paso a paso

  1. Escoge el material que quieres como base: corcho o fieltro.
  2. Haz un círculo sobre él con el tamaño que desees para el portavaso.
  3. Recorta la cantidad de círculos que vayas a elaborar.
  4. Coloca las piedras sobre la base hasta definir en qué lugar irá cada una.
  5. Una vez que hayan quedado con la disposición de tu preferencia, comienza a pegarlas una a una con el pegamento de contacto.
  6. Pega las piedras a la base, siguiendo con la forma que habías diseñado en el paso anterior.
  7. Repite el procedimiento con cada uno de los portavasos.
  8. Cuando hayas culminado, añade barniz por encima y déjalo secar.

Aprende más: Cómo decorar una cocina con calidez y estilo.

Ideas de diseños de portavasos

Los elementos inesperados que se introducen en áreas del hogar comunes marcan la diferencia. Por eso, realizar tus propios portavasos de piedras decorativas es una excelente forma de mejorar el estilo de tu decoración.

En esta rama hay muchas posibilidades. En el mundo hay un abanico inmenso de tipos de piedras que te servirán. Por ejemplo, si te diriges a sitios de manualidades es posible que consigas piedras transparentes que se pueden aprovechar en la creación del portavaso.

Asimismo, ese mismo material suele venir en diferentes colores. Haz un diseño en el que mezcles varias tonalidades de un mismo tono. Eso lo convertirá en un objeto exclusivo y singular.

Si ese tipo de piedras no te convence del todo, en tu próximo viaje a la playa o a la montaña echa un ojo y recoge las que más te gusten. Lo ideal es que sean de dimensiones pequeñas o medianas.

Son una forma de poner a volar tu imaginación y dejar en evidencia tu estilo. Además, otra sugerencia es combinar el portavaso de piedras  decorativas con los manteles para los platos. Entonces aplica el mismo procedimiento, pero enfocado en la creación de manteles.

En caso de que quieras ir más allá, con la ayuda de las piedras decorativas tienes la posibilidad de diseñar todo tipo de proyectos en los que el uso de este material sea el protagonista. Objetos como alfombras, vasos, velas y vidrios podrán ser personalizados a tu gusto.

Piedras decorativas para el posavasos.
Puedes hallar piedras en la playa o en los ríos. También las montañas tienen variadas formas y colores para aprovechar.

Te puede interesar: Maneras sostenibles de decorar el hogar.

¡Diviértete y sal de la rutina con el portavaso de piedras decorativas!

Cualquier tipo de manualidad que vayas a realizar es la ocasión perfecta para desconectarte de tus labores y responsabilidades diarias. Aprovecha estos momentos para compartirlos en familia y divertirse juntos.

Ya que es una opción segura y que no requiere del uso de materiales que sean peligrosos, invita a los más pequeños del hogar para que te echen una mano. Una buena recomendación es seleccionar piedras decorativas de todo tipo y dejar que ellos realicen los diseños que quieran.

Por supuesto, siempre tienes que estar revisando lo que hagan para que el resultado final sea efectivo. Recuerda que las creaciones pueden ser de todo tipo, es decir, conseguirás confeccionar portavasos, portapapeles, portalápices, pequeños manteles para los platos, tazas y hasta espejos.

Tu imaginación es el límite, por lo que puedes recurrir al uso e incorporación de otros materiales, tales como el corcho, la madera, la brillantina y muchos otros. No olvides que aquí lo importante es divertirse y pasarla bien.

  • Cardoso A, Serrano M, Muñoz C. La filosofía del Feng Shui como una alternativa para el desarrollo del diseño. Insigne Visual (2012).
  • Radice M. Piedras de construcción, de pavimentación y decorativas usadas en la ciudad de La Plata. (1949).
  • Moreno M. Guía creativa hacia la felicidad. (2015).