Humildad: primer paso para abrir puertas en cualquier lugar

La humildad es el valor que permite que las personas se valoren y sean buenos con los demás. Descubre los increíbles beneficios de esta virtud.
Humildad: primer paso para abrir puertas en cualquier lugar

Escrito por Nicolas Forero Sabogal, 02 octubre, 2021

Última actualización: 04 octubre, 2021

La humildad es uno de los valores más importantes que debe desarrollar una persona, pues le permite aprender a tolerar y valorar a los demás. Además, es fundamental para no darle lugar a aspectos negativos como la envidia y la soberbia.

Muchas personas creen que la humildad es indicarle a los demás que se sienten inferiores. Sin embargo, esto no es así porque lo que permite esa virtud es transmitirles que todos tienen las capacidades adecuadas para salir adelante.

La humildad le permite a una persona conocerse a sí misma. Pues identifica todas sus habilidades y las aprovecha para conseguir el bienestar colectivo.

Asimismo, esta virtud ocasiona que la persona reconozca todos aquellos aspectos en los que tiene que mejorar. Esto es debido a que acepta que no es perfecto y que con cada experiencia puede seguir teniendo nuevos conocimientos.

Personas unidas.

De esa manera, la persona se valora a sí misma y en ningún momento cree que está por encima de los otros. Además, nunca usa sus logros como un recurso para ofender, humillar o menospreciar las capacidades de los demás.



Los beneficios de la humildad

La persona humilde se enseña a tener un buen corazón, pues siempre está dispuesta a ayudar y brindar un apoyo incondicional. Del mismo modo, aprende a pensar en conjunto para que todos puedan crecer y lograr los objetivos que tienen propuestos.

Este actuar permite que las personas construyan lazos sociales fuertes porque fluye la generosidad, la escucha activa y el respeto. De esa manera, se pueden intercambiar puntos de vista sin temor a ser atacado.

Sumado a ello, las personas humildes se relacionan bien con los demás porque tienen la capacidad de reconocer sus errores. Esto debido a que identifican que es importante tener empatía y no afectar las emociones de los demás.

Por otra parte, son abiertos a vivir nuevas experiencias. Pues tienen claro que todas las personas les pueden ayudar a crecer y descubrir nuevas capacidades.

Personas abrazándose

Finalmente, una persona humilde siempre está dispuesta a dialogar. A partir de esa actitud, evita fomentar la violencia y los conflictos innecesarios.



A tener en cuenta

La humildad es un valor que se tiene que inculcar desde la niñez para que las personas eviten fortalecer el orgullo y las ganas de derrumbar a los demás. Además, al hacerlo desde la temprana edad se aprende a convivir de la mejor manera con los demás.

Esta virtud ayuda a que las personas no le tengan miedo al fracaso. Pues son conscientes de que siempre tienen cosas por mejorar y a todas las vivencias se les puede sacar el mejor provecho.

Ser humilde es la clave para lograr pertenecer a entornos llenos de cariño, compresión y ganas de crecer día a día.

Te podría interesar...
El valor de la humildad cotidiana
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El valor de la humildad cotidiana

La humildad no se practica con demasiada frecuencia hoy en día, pero nada es tan importante como aprender a reconocer nuestros límites y nuestros e...



  • López, Mariana Beatriz, Arán Filippetti, Vanessa, Richaud, María Cristina, Empatía: desde la percepción automática hasta los procesos controlados. Avances en Psicología Latinoamericana [Internet]. 2014;32(1):37-51.