Imágenes guiadas para relajarse: lo que debes saber

¡En este artículo aprenderás una técnica de relajación fácil de implementar en tu rutina diaria! Conoce los secretos de las imágenes guiadas.
Imágenes guiadas para relajarse: lo que debes saber
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz el 12 agosto, 2021.

Escrito por Maria Fernanda Ramirez Ramos, 12 agosto, 2021

Última actualización: 12 agosto, 2021

Manejar el estrés no siempre es fácil. Aún más cuando se lleva un ritmo de vida acelerado en el que hay que cumplir con muchas responsabilidades. En este artículo te explicaremos qué son las imágenes guiadas para relajarse y cómo puedes implementarlas en tu vida para tener más bienestar.

La terapia con imágenes guiadas permite reducir los niveles de estrés a través de la visualización y la conexión del cuerpo con la mente. Es una técnica que explora todos los sentidos para llevarnos a sentir aquello que se recrea en la imaginación.

¿Cómo se utiliza la terapia de imágenes guiadas?

El fundamento de la terapia de imágenes guiadas para relajarse es dirigir los pensamientos hacia un estado de armonía que permita concentrarse en sensaciones de alivio y tranquilidad. Durante esta terapia se recurre a las capacidades del paciente y a sus recursos internos, como sus conocimientos, su imaginación, su reflexión y la capacidad de tomar decisiones.

La Academia para las Imágenes Guiadas señala que esta técnica permite a las personas entrar en un estado mental de relajación y centren su atención es aspectos particulares que se deseen mejorar. De esta forma, es posible traer a la mente imágenes que permitan comprender mejor los problemas que se desean enfrentar.



Beneficios y efectos de las imágenes guiadas

Las imágenes guiadas son una terapia segura que una persona puede implementar en casa de forma sencilla. No obstante, también existen terapeutas certificados en esta técnica que han explorado en mayor profundidad sus posibilidades.

Independientemente de cómo se realice la práctica de las imágenes guiadas, su implementación en la vida diaria trae buenos resultados que fomentan el bienestar. A continuación te indicaremos algunos de sus beneficios y efectos positivos.

Imaginar y meditar con imágenes guiadas.
La visualización y la capacidad de imaginar promueven estados mentales de relajación.

Reducir la ansiedad y el dolor

Una investigación publicada en la revista The Permanente Journal, que realizó pruebas con pacientes que habían sido sometidos a cirugías de cadera y rodilla, encontró que la técnica de las imágenes guiadas durante 18 a 20 minutos tiene un impacto positivo en el manejo de la ansiedad y el dolor.

Asimismo, los hallazgos de un estudio publicado en Journal of Clinical Nursing, realizado con 93 pacientes, indican que las terapias de relajación pueden resultar efectivas para complementar el uso de analgésicos en los pacientes en etapa posoperatoria.

De esta forma, la terapia de las imágenes guiadas para relajarse es efectiva para fomentar una pronta recuperación de las personas enfermas o que han sido sometidas a cirugías.

Estimular la creatividad

Las imágenes guiadas utilizan el poder de la mente para recrear e imaginar situaciones que produzcan una sensación de bienestar y relajación, como pensar que se está en la playa o en medio de la paz de las montañas. De esta forma, estimulan la creatividad y la capacidad del cerebro para imaginar situaciones.

Favorecer el sueño y el descanso

Después de una sesión de imágenes guiadas, el cuerpo alcanza tal estado de relajación que es posible conciliar el sueño de forma fácil. Por ello, este tipo de meditación puede resultar muy efectiva para la noche, en especial cuando se ha tenido días agitados.

Por esta razón, es conveniente implementarla con los niños, cuando es difícil que se vayan a la cama. Además, es un ejercicio que suele gustarles mucho, porque les permite imaginar y entretenerse.

Alcanzar metas

Las imágenes guiadas también pueden actuar como un método de visualización. Por ello, pueden usarse para alcanzar metas. Por ejemplo, cuando se desea dejar de fumar o se está buscando ganar una competencia deportiva.

¿Qué ocurre durante la terapia?

Durante una sesión de terapia de imágenes guiadas, que también se conoce como imaginación guiada, se usan los sentidos para imaginar un lugar placentero que fomente la relajación. Se trata de sentir ese placer con mucha intensidad.

Por lo tanto, es muy importante estimular los sentidos con la mente, de tal forma que el cuerpo sea capaz de tener sensaciones vívidas de lo que se está imaginando. Durante este proceso, los músculos empiezan a relajarse y el estrés se diluye.

A través de una serie de instrucciones verbales y estímulos auditivos, se fomenta que el organismo llegue a estados de relajación, bienestar y sosiego. Por lo tanto, durante la terapia se espera que la persona se deje llevar por su imaginación y sus sensaciones. De alguna forma, se trata de una desconexión de las emociones que generan malestar para conectarse con sensaciones de bienestar.

Niño que duerme bien gracias a imágenes guiadas.
Para los niños con problemas de insomnio podrían ser de ayuda las imágenes guiadas que fomenten la relajación a la hora de dormir.


¿Cómo practicar terapia de imágenes guiadas en casa?

Para que puedas practicar la terapia en casa solo debes seguir estos pasos:

  1. Busca un lugar donde te sientas cómodo: encuentra un espacio en casa que te permita concentrarte y sentirte a gusto; sentado o acostado.
  2. Controla tu respiración: para tener la disposición correcta para iniciar una sesión de imágenes guiadas conviene controlar la respiración, de tal forma que se prepare al cuerpo para la relajación.
  3. Cierra los ojos: este paso es indispensable para ponerte en una actitud que te permita traer imágenes a la mente.
  4. Empieza a imaginar: piensa un lugar en el que te sientas tranquilo. Puede ser una playa, un hermoso jardín o una montaña. Procura imaginar con muchos detalles las condiciones del espacio y estimula todos los sentidos: cómo huele, qué sientes, qué se ve, qué escuchas.

Alterna con otras formas de relajación

Como hemos mencionado, la técnica de las imágenes guiadas puede resultar muy efectiva para controlar el estrés y la ansiedad. No obstante, no es la única práctica con este fin que existe.

Si estás buscando formas para relajarte y disminuir la tensión en tu vida, es bueno que experimentes con diversos ejercicios. Encuentra el que mejor se adapte a tu personalidad y situación.

Al respecto, puedes probar yoga, involucrarte en alguna actividad artística o practicar la meditación. El mindfulness o atención plena es una técnica que consiste en traer la atención al presente y hacerse consciente del propio cuerpo y de las sensaciones. Elige el método según tu comodidad.

Te podría interesar...
Hábitos de ansiedad: ¿cómo romper el ciclo?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Hábitos de ansiedad: ¿cómo romper el ciclo?

Tenemos mucho más control del que creemos sobre la ansiedad. Hay hábitos de ansiedad, como dormir poco, que realizamos a diario y la potencian.