La importancia de las pausas activas

Raquel Lemos Rodríguez·
06 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
21 Diciembre, 2018
Aprovechar los descansos en el trabajo para meditar o hacer algunos estiramientos ayudará a liberar tensiones y mejorar la postura. Esto, a su vez, redundará en un mayor bienestar y productividad.

Generalmente, debido a las responsabilidades y el estrés del día a día, olvidamos la importancia de las pausas activas. Como bien su nombre lo indica, la idea de esta práctica es interrumpir cualquier actividad laboral y tomar un descanso para realizar algunos ejercicios sencillos y liberar tensiones.

Aquellas personas que pasan muchas horas al frente de un computador, sin cambiar de posición, suelen presentar dolor en algunas partes del cuerpo, sobre todo, en la espalda. De ahí, que estas sesiones de actividad física sean fundamentales para evitar lesiones y gozar de un buen estado de salud en general. A continuación, te contamos más sobre su importancia.

Importancia de las pausas activas

Estirar en la oficina

Tener una silla de trabajo adecuada y mantener una buena postura no garantiza que el cuerpo no se resienta si pasa mucho tiempo en la misma posición. No obstante, en ocasiones, no queda de otra debido al trabajo que se desempeña. Por este motivo, es necesario aprovechar los descansos para, así, hacer algo al respecto.

Si puedes dar un paseo de al menos 5 minutos sería perfecto. Si no cuentas con mucho tiempo, dedica los minutos que tengas para realizar unos estiramientos en la propia oficina. Lo importante es que cambies de postura y te muevas.

En relación a la importancia de estas sesiones, una publicación de la Universidad de Berkeley señala que, si se practican todos los días, son una excelente manera de mantener la concentración, prevenir la fatiga y aliviar la rigidez del cuerpo.

A algunas personas les cuesta un poco esta clase de actividades porque les da vergüenza, sobre todo si comparten oficina con otros. Por suerte, los estiramientos no son extremadamente llamativos y tus articulaciones y huesos te lo agradecerán. Además, siempre te puedes trasladar a una zona más tranquila para llamar menos la atención.

Algunos de ellos se pueden realizar estando sentados, aunque lo ideal, si esta es la posición más utilizada durante el día, es que sean de pie. De cualquier manera, el objetivo será estirar los músculos y liberar la tensión acumulada del cuerpo.

Al volver a lo que dejaste pendiente, notarás que te sientes más despierto y preparado para afrontar otro periodo de tiempo sentado. No olvides realizarlos a la mitad de la jornada y al final de esta. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Descubre: 7 ejercicios que te ayudarán a mejorar tu postura corporal

¿Qué ocurre si trabajas de pie?

Importancia de las pausas activas: nos ayudan a liberar tensión

Se suele pensar que las pausas activas solo son aptas para aquellos que tienen que trabajar sentados. Así, se tiene la falsa creencia de que las personas que trabajan de pie lo que necesitan durante las pausas es sentarse y descansar. Esto es un error.

También son necesarias e importantes las pausas activas para los que trabajan de pie. Realizar determinados estiramientos, sobre todo en las piernas, ayudará a liberar la tensión acumulada y a relajar los músculos. Algunos estiramientos se pueden hacer sentados.

Hacer pausas activas cuando has estado mucho tiempo de pie, permitirá prevenir cualquier tensión en las piernas que pueda derivar en calambres o subidas de gemelos. Además, te ayudará a prepararte para pasar otras horas más de pie y hacerlo sintiendo que el cuerpo está más relajado.

También, hacer una pausa activa en estos casos contribuiría a tener una mejor postura. Esto, ya que, con el paso de las horas, el cuerpo pierde su buena alineación a causa del cansancio. Lo anterior, podría ocasionar molestias en alguna zona.

Lee también: ¿Qué son los calambres musculares? ¿Cómo evitarlos?

Las pausas activas y la mente

Las pausas activas también hacen referencia a nuestra mente

Hasta el momento, hemos expuesto el beneficio de las pausas activas como algo meramente físico. No obstante, hay que especificar que, hacerlas a diario y de la manera adecuada, también tendría un impacto positivo en la salud mental.

Así lo indica un estudio publicado en Journal of Occupational Health en el que además se comenta que el descanso activo, en el ámbito laboral, sería útil para mejorar las relaciones personales y la actividad física entre los trabajadores.

Para lograr una relajación completa no solo del cuerpo sino de la mente, en los estiramientos puedes aprovechar para hacer ejercicios de respiración, concentrarte en las sensaciones de tu cuerpo, sentir el estiramiento y olvidarte de las preocupaciones del trabajo, así sea por unos minutos.

Si no eres capaz de concentrar, puede intentar con una breve meditación. No es necesario mucho tiempo. Con solo uno o dos minutos puedes llevarla a cabo. Lo importante es que nadie te interrumpa y puedas lograr un buen estado de concentración. Así pues, combinar las pausas físicas activas con otras destinadas a la mente resulta muy beneficioso.

¿Has puesto alguna vez en práctica las pausas activas en el trabajo? Desde la primera vez que lo hagas, te darás cuenta de lo bien que te hacen sentir. Tu mente se refrescará y tu cuerpo descansará, al menos, durante unos breves minutos.

Este hábito conseguirá que vuelvas al trabajo más motivado y con más ganas, sobre todo, si aún te quedan algunas horas más que dedicarle. Te animamos, entonces, a que las pruebes para que descubras tú mismo los beneficios e importancia de darle un breve descanso a tu cuerpo.

  • Michishita, R., Jiang, Y., Ariyoshi, D., Yoshida, M., Moriyama, H., & Yamato, H. (2017). The practice of active rest by workplace units improves personal relationships, mental health, and physical activity among workers. Journal of occupational health59(2), 122–130. https://doi.org/10.1539/joh.16-0182-OA
  • University of Berkeley. Activity Breaks. Recuperado el 6 de noviembre de 2020. https://uhs.berkeley.edu/activitybreaks