¿Por qué es importante corregir la edad en bebés prematuros?

Es necesario corregir la edad en bebés prematuros para que se pueda hacer un seguimiento adecuado al crecimiento y desarrollo del pequeño. Esto solo aplica para los primeros años de vida.
¿Por qué es importante corregir la edad en bebés prematuros?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 05 julio, 2022

Corregir la edad en bebés prematuros es muy importante para hacer un seguimiento adecuado al desarrollo del pequeño. De lo contrario, es posible que se presenten equivocaciones en la valoración de sus avances.

Cuando un bebé nace antes de tiempo tiene una evolución diferente. Completa etapas de su desarrollo en tiempos variables con respecto a los pequeños que nacieron a tiempo.

Hasta hace no mucho, se le daba poca relevancia al hecho de corregir la edad en los bebés prematuros. Esto, en muchas ocasiones, llevaba a que hubiera expectativas equivocadas frente a los avances del desarrollo. Hoy se considera fundamental hacerlo.

Los bebés prematuros

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año nacen alrededor de 15 millones de bebés prematuros en el mundo. Dependiendo del momento en que vienen al mundo se dividen en tres categorías:

  • Prematuros de moderados a tardíos: nacen entre las semanas 32 a 37.
  • Muy prematuros: nacen entre las semanas 28 a 32.
  • Prematuros extremos: cuando nacen antes de la semana 28.

Entre más prematuros sean, mayor es el riesgo de que tengan dificultades en su desarrollo psicomotor y cognitivo. De cualquier manera, los bebés que nacen antes de tiempo tienen un ritmo de evolución diferente de los que nacen a término. Esa es la razón esencial para corregir la edad en bebés prematuros.

Niño prematuro en incubadora.
Los bebés prematuros tienen más factores de riesgo para ciertas patologías, por lo que se extreman los cuidados con ellos.

La utilidad de corregir la edad en bebés prematuros

Corregir la edad en bebés prematuros es necesario para evaluar su desarrollo físico y neurológico. Cuando un bebé nace antes de tiempo, se le atribuyen dos edades:

  • Gestacional: corresponde al tiempo exacto que ha durado el embarazo y se contabiliza en semanas. Se cuenta desde el primer día de la última regla hasta el día del nacimiento.
  • Cronológica: corresponde al tiempo que transcurre después del nacimiento. Se cuenta en días, semanas, meses y años.

Ahora bien, cuando se hace el ejercicio de corregir la edad en bebés prematuros, aparece una tercera edad, que es la ajustada o corregida. Esta es la que tendría el pequeño si hubiera nacido a término, o sea, a las 40 semanas.

Con base en estos datos, es posible evaluar aspectos cruciales en el desarrollo, como el peso, la talla, el perímetro cefálico y la adquisición de habilidades motrices y psicosociales. Así mismo, este parámetro permite establecer cuándo el pequeño debe recibir alimentación complementaria.

Lo usual es que el bebé prematuro tenga un desarrollo un poco “más lento” que el de un bebé nacido a término. Gracias a la edad corregida, es posible evitar la equivocación entre un diagnóstico de retraso en el desarrollo y un desarrollo normal.



El efecto de la prematuridad en el desarrollo

Corregir la edad en los bebés prematuros es fundamental para evitar comparaciones erróneas. Si el pequeño nace prematuro, necesita recuperar el tiempo que le faltó para haber nacido a término.

Los aspectos que más se condicionan son los siguientes:

  • Los bebés prematuros demoran más tiempo en alcanzar un peso y una talla acorde para su edad cronológica.
  • Es más habitual que tengan dificultades en la respiración, la succión, la deglución, el vaciamiento gástrico, el reflujo y el tono muscular. Si no se llega a corregir la edad, es posible que tales dificultades se confundan con patologías.
  • La alimentación complementaria solo se les puede dar cuando cumplen 6 meses de edad corregida, no cronológica.

En el único aspecto en el que no hay necesidad de corregir la edad en bebés prematuros es en la aplicación de las vacunas. Estas se administran a todos los niños por igual, tomando en cuenta solo la edad cronológica.



El cálculo para corregir la edad

Corregir la edad en bebés prematuros es muy sencillo. Solo es necesario aplicar un cálculo simple. A la edad cronológica hay que restarle el número de semanas de prematuridad y el resultado es la edad corregida.

A la vez, para establecer el número de semanas de prematuridad, solo es necesario restar la edad gestacional a 40. Veamos esto con un ejemplo.

Supongamos que un bebé nació a las 32 semanas de gestación. Lo primero, entonces, es restar 32 de 40, lo que nos da 8:

40 semanas (gestación completa) – 32 semanas (edad gestacional del prematuro) = 8 (semanas de prematuridad)

Lo que sigue es tomar la edad cronológica, expresada en semanas, y restarle el número de semanas de prematuridad. Por ejemplo, si hacemos el cálculo en un niño de 4 meses:

16 (edad cronológica en semanas) – 8 (semanas de prematuridad) = 8 semanas o 2 meses (edad corregida)

¿Por cuánto tiempo se usa la edad corregida?

Si bien es muy importante corregir la edad en bebés prematuros para supervisar adecuadamente el desarrollo y establecer los hitos en su alimentación, tal edad no se toma en cuenta para siempre. Solo es válida al comienzo de la vida.

En concreto, la edad corregida solo se emplea hasta los 2 años. Allí se equiparan los hitos del desarrollo de un bebé prematuro con los de uno que ha nacido a término.

Si una vez alcanzada esa edad, aún se observan disparidades en relación con un bebé nacido a término, ya no se considera que sean fruto de la prematuridad. En esos casos, es necesario que el médico evalúe lo que ocurre.

Control pediátrico de niño prematuro.
Los controles pediátricos hasta los 2 años consideran la edad corregida. Luego, ya se pueden equiparar los hitos.

No todos son iguales

No hay reglas fijas en torno al desarrollo de un bebé nacido antes de tiempo. Algunos avanzan más rápido, mientras que otros lo hacen con mayor lentitud. De todos modos, corregir la edad en bebés prematuros es un parámetro que ayuda mucho.

Algunos de los problemas que pueda tener el bebé prematuro al nacer mejorarán con el tiempo. Las dificultades de respiración, las gástricas o de otro tipo suelen desaparecer a medida que se completa el desarrollo.

Te podría interesar...
Edad corregida de los prematuros: ¿qué es y por qué hay que tenerla en cuenta?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Edad corregida de los prematuros: ¿qué es y por qué hay que tenerla en cuenta?

La edad corregida de los prematuros es el resultado de un cálculo simple y permite valorar el desarrollo físico y psicomotor del niño de una manera...



  • Grzona, M. E. (2006). Prematuros Extremos: ¿Es posible establecer un límite de viabilidad? Acta Bioethica, 12(1), 101-111.
  • Cabezas Arce, K. X. (2018). Estudio diferencial del desarrollo psicomotor de niños/as prematuros de entre 6 a 18 meses de edad con y sin otros factores de riesgo (Bachelor's thesis, Quito: UCE).
  • Pierrehumbert, B., Borghini, A., Forcada-Guex, M., Muller-Nixe, C., & Ansermet, F. (2010). Niños nacidos prematuramente: una mirada atenta a los resultados cognitivos y conductuales. PsicoPatología, 9.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.