¿Por qué es importante la regulación emocional?

A pesar de ser un aspecto de gran importancia en la vida de una persona, en general se habla muy poco de la regulación emocional. Hoy te enseñamos su importancia.
¿Por qué es importante la regulación emocional?
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 11 diciembre, 2021

La regulación emocional, también conocida como autorregulación emocional, consiste en una serie de estrategias o técnicas que utilizamos para controlar las emociones y sentimientos. En general, es la capacidad que tenemos para flexibilizar nuestras reacciones emocionales en un entorno social. Sin embargo, esta capacidad también se manifiesta en privado (cuando estamos solos).

Se dice que una persona tiene una buena regulación de sus emociones cuando es capaz de reproducirlas, ajustarlas y manifestarlas de acuerdo con el contexto. También cuando las puede retrasar o incluso eliminar, aunque esto último es en todo caso discutible. Te enseñamos en las próximas líneas por qué es tan importante la regulación emocional y qué debes saber al respecto.

Importancia de la regulación emocional

Día a día las personas están expuestas a situaciones potencialmente excitantes desde el punto de vista emocional. Emociones como la felicidad, la ira, el odio, el orgullo, la tristeza y demás se experimentan de forma cotidiana, lo que nos obliga a tener que modularlas con base en el contexto en el que nos encontramos.



Por ejemplo, pensemos en una situación hipotética en la que recibes un mensaje con una noticia que te hace disgustar (nada grave, pero lo suficiente para molestarte). El mensaje lo recibes en medio de una junta de la empresa rodeado de superiores y colegas. ¿Cuál es el comportamiento normativo que se esperaría? ¿Que empieces a gritar? ¿Que tu cara cambie de color rojo por la frustración? ¿Que arrojes las cosas que tienes frente a ti?

Este es solo un ejemplo, pero lo cierto es que como ese abundan en el día a día. Al hablar con tu pareja, interactuar con la personas en el supermercado, esperar que la luz del semáforo cambie al verde, ver noticias en las redes sociales y demás. Lo cierto es que continuamente estamos regulando nuestras emociones, ya que en la modulación está la clave de un comportamiento social normativo.

De igual manera, la regulación emocional no solo se hace para “encajar” con los estándares de la sociedad. Los investigadores están de acuerdo en que es un buen indicador de salud mental, entendida esta como el bienestar psicológico de las personas. Con estas reflexiones como preámbulo, te dejamos con 7 claves que sintetizan la importancia de la regulación emocional.

1. Evita reacciones impulsivas

La regulación emocional para evitar la ira
Si bien la impulsividad es completamente natural, en nuestra sociedad conviene regular algunas de estas actitudes.

Lo primero que se nos viene a la mente al pensar en los beneficios de la regulación emocional es que ayudan a reducir las conductas impulsivas. En efecto, al gestionar de manera inteligente tus emociones y sentimientos te ahorras reacciones impulsivas que te hacen decir o hacer algo de lo cual te arrepentirás después.



Piensa en un momento en la última emoción que sentiste. Puede que haya sido ira al ver una noticia que te disgustó, o alegría al ver un perro adorable antes de llegar a casa. En cualquier caso contuviste en mayor o menor medida tus reacciones, de manera que estos sentimientos no se sobreexageraran de manera impulsiva.

2. Te permite lidiar mejor con la frustración

La frustración es el conjunto de sentimientos que desarrollamos cuando no logramos satisfacer nuestra metas. En general, se asocia con expresiones como la ira, la decepción, la tristeza, la cólera y demás. Dado que es una experiencia muy común en la vida (no siempre alcanzamos todo lo que nos proponemos) saber regular nuestras emociones es tener un gran aliado en el proceso.

En efecto, si no haces esto último es más probable que estos sentimientos te consuman, te eviten superar la frustración, incidan negativamente en tu autopercepción y se interpongan en tus metas futuras. Saber cómo controlar las emociones te permitirá tolerar mejor los golpes de la vida.

3. Es un mecanismo de inserción social

Tal y como hemos expuesto en la reflexión inicial, la regulación emocional es un aliado imprescindible en el comportamiento social. La sociedad espera que manifestemos un comportamiento normativo, uno que muchas veces es implícito o tácito y que sirve para crear convivencia entre las personas.

Por ejemplo, es reprobable socialmente que, al leer un mensaje desagradable en el trabajo, empieces a gritar o manifestar un comportamiento ofensivo con tus colegas (para usar el ejemplo que dimos al inicio). Si sabes controlar tus emociones puedes lograr una aprobación social que te permite conducirte a través de ella sin mayores obstáculos.

4. Te permite lidiar con la presión

Es normal que la presión nos haga desarrollar un torbellino de emociones a nuestro alrededor. Hablar en público, afrontar una entrevista importante, entregar una asignación en el trabajo o asimilar el nacimiento de un hijo, por usar ejemplos variados, son situaciones en las que las emociones te pueden desbordar y nublar la mente.

De esta manera, se puede reducir tu capacidad de reacción, limitar la toma de decisiones y en general comportarte negativamente en relación con lo que se espera del momento. Si sabes cómo regular tus emociones, puedes hacer frente a todos estos problemas de una manera más eficiente y funcional.

5. Reduce tus niveles de estrés y tensión

Como es de esperar, el que no practiques la regulación emocional no se traduce especialmente en efectos positivos para tu estabilidad. Los niveles de estrés y tensión son más elevados en aquellos que no son capaces de gestionar aquello que experimentan en el plano emocional.

Lo que sucede es que cuando no se tiene afinado este mecanismo las emociones te controlan a ti, y no al revés. Este control emocional puede hacerte pensar de manera excesiva al respecto, lo que se traduce en un desborde que se siente en alguna de las manifestaciones mentales señaladas.

6. Conduce a una mejora de los estados de ánimo

La regulación emocional trae múltiples beneficios
En su justa medida, la regulación emocional permite descartar los sentimientos y pensamientos negativos y reemplazarlos por los buenos.

Esta es una ventaja de la regulación emocional que está en sintonía con la anterior. Si practicas el control de tus emociones, practicas también el control de tus estados de ánimo. Así evitas que un suceso menor o mayor desarrolle una emoción que te carcoma de diferentes maneras durante todo el día.

Esto te impedirá que puedas estar durante toda la jornada enojado, triste o alegre. Aunque puedas pensar que el último caso no conlleva a consecuencias negativas, imagina que el día en que recibiste una gran noticia que te hizo feliz tienes que asistir a un funeral. ¿Estaría bien que durante este estuvieras alegre explícitamente pensando en aquella noticia que recibiste horas atrás?

7. Incide en muchos aspectos de tu vida

De acuerdo, hemos hecho trampa es este último beneficio de la regulación emocional. Lo cierto es que hacer una lista tan reducida se queda corta, de manera que sintetizamos varios de forma breve en este apartado. Los expertos han encontrado una relación entre la regulación de las emociones y los trastornos de ansiedad. Por lo general, quien no controla bien algunos estados tienen un mayor riesgo de padecer estos trastornos.

Existe evidencia de que incide en el desempeño laboral, en el progreso de los trastornos de la alimentación, en la prevalencia de conductas suicidas y en la consecución de las metas. Esto es solo una selección de aspectos muy variados en los que puede incidir la regulación emocional, lo que da a entender de manera muy explícita que su influencia no es menor.

Existen ciertos trastornos que pueden impedir gestionar las emociones de forma inteligente. Por ejemplo, las personas con el trastorno límite de la personalidad, trastorno narcisista de la personalidad, trastornos depresivos, trastorno por déficit de atención e hiperactividad y demás suelen tener problemas al respecto.

Cuando es este el caso, o cuando un paciente ajeno a estos diagnósticos no ha podido encontrar la manera de controlar las emociones por su cuenta, es recomendable buscar ayuda profesional. Un psicólogo o un psiquiatra puede encontrar las mejores estrategias para evitar que los sentimientos y las emociones desborden, lo que permitiría al paciente volver a tener el control de su vida.

Te podría interesar...
¿Cuáles son las emociones básicas?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuáles son las emociones básicas?

Las emociones influyen en cómo interpretas al mundo e interactúas con los demás. Te presentamos 6 emociones básicas que debes conocer.



  • Amstadter, A. Emotion regulation and anxiety disorders. Journal of anxiety disorders. 2008; 22(2): 211-221.
  • Danner, U. N., Sternheim, L., & Evers, C. The importance of distinguishing between the different eating disorders (sub) types when assessing emotion regulation strategies. Psychiatry Research. 2014; 215(3): 727-732.
  • Gross, J. J., & Muñoz, R. F. Emotion regulation and mental health. Clinical psychology: Science and practice. 1995; 2(2): 151.
  • Newman, D. A., Joseph, D. L., & MacCann, C. Emotional intelligence and job performance: The importance of emotion regulation and emotional labor context. Industrial and Organizational Psychology. 2010; 3(2): 159-164.
  • Ong, E., & Thompson, C. The importance of coping and emotion regulation in the occurrence of suicidal behavior. Psychological reports. 2019; 122(4): 1192-1210.
  • Wilms, R., Lanwehr, R., & Kastenmüller, A. Emotion regulation in everyday life: The role of goals and situational factors. Frontiers in psychology. 2020; 11: 877.