Por qué incluir la zanahoria en tu dieta

Aunque es conocida por su aporte de beta-carotenos la zanahoria tiene muchos otros beneficios para la salud general. Por eso, debería ser un alimento habitual en la dieta.
Por qué incluir la zanahoria en tu dieta
Elisa Morales Lupayante

Escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 13 octubre, 2020.

Última actualización: 13 octubre, 2020

La zanahoria es una hortaliza saludable e ideal para añadir a cualquier plan de alimentación sano y equilibrado. Incluir la zanahoria en tu dieta aportará múltiples beneficios, gracias a su aporte de nutrientes esenciales.

Dentro de las variedades de zanahoria, existen tipos blancos, amarillos e incluso morados. Sin embargo, las zanahorias naranjas son las más conocidas y habituales.  Su sabor agradable y fresco hace fácil su inclusión en gran cantidad de recetas, ya sean guisos, sopas o postres. ¿Por qué deberías consumirla?

Propiedades nutricionales de la zanahoria

De acuerdo con datos publicados en Journal of Food Science and Technology, la zanahoria tiene entre el 86% y 95% de agua, un 7% de hidratos de carbono, casi 1 gramo de proteínas vegetales y casi 3 gramos de fibra. Además, contiene minerales como:

  • Potasio.
  • Sodio.
  • Fósforo.
  • Calcio.
  • Magnesio.
  • Hierro.
  • Zinc.
  • Yodo.
  • Selenio.

En cuanto a sus vitaminas, la zanahoria cuenta con buenas cantidades de vitaminas C y A, junto con vitaminas del grupo B (B3, B6, B1, B2, ácido fólico o vitamina B9). Por último, el valor calórico de las zanahorias es de alrededor de 44 kcal por cada 100 gramos.

Beneficios de incluir zanahoria en tu dieta

Con todos sus nutrientes, la zanahoria aporta importantes beneficios para la salud. A continuación, mencionamos algunos de los más importantes.

Favorece la salud visual

La zanahoria ayuda a combatir los problemas oculares.

Las zanahorias contienen nutrientes que son beneficiosos para la salud visual. Si bien no tienen propiedades curativas contra las enfermedades que deterioran los ojos, su significativo aporte de vitamina A o carotenoides favorece la prevención de afecciones oculares.

En concreto, como lo destaca un estudio publicado en Investigative Ophthalmology & Visual Science, los carotenoides minimizan el riesgo de degeneración macular asociado a la edad. 

Las personas que ya sufren problemas visuales deberían de incluir más zanahorias en la dieta con el objetivo de retrasar la progresión de los mismos, ya que las fallas en la visión suelen ir a peor con el paso del tiempo.

Ayuda a combatir el colesterol malo

Un estudio publicado en European Journal of Nutrition concluyó que el consumo de zanahoria puede tener efectos interesantes en la protección de la salud cardiovascular. Esto se debe a que sus antioxidantes carotenoides, polifenoles y fibra dietética ayudan a reducir los niveles de colesterol malo.

De todos modos, ten  en cuenta que el impacto de la dieta sobre el perfil lipídico es limitado, y que tener el colesterol elevado no siempre es sinónimo de un estado patológico.

Combate el estrés oxidativo

A través de Nutrition Research and Practice se revelaron datos importantes en cuanto a los beneficios del consumo de jugo de zanahoria contra los efectos del estrés oxidativo. Según este medio, el daño oxidante que ocurre de manera prolongada puede causar daños en el ADN de las células, lo cual eleva el riesgo de envejecimiento y enfermedades.

El jugo de zanahoria rico en betacarotenos y vitamina C cuenta con un potencial efecto antioxidante que contribuye a reducir el riesgo de dichos daños, especialmente sobre pacientes fumadores.

Son buenas para los pacientes con diabetes

La revista médica Journal of Diabetes Investigation concluye en una de sus publicaciones que el consumo alto de frutas y vegetales incide en un menor riesgo de diabetes tipo 2. Las zanahorias, en particular, son beneficiosas por su significativo aporte de vitamina A, fibra y vitaminas del complejo B.

¿El consumo de zanahoria causa efectos secundarios?

En la mayoría de los casos, las zanahorias son seguras para el consumo humano. Sin embargo, en algunos puede causar efectos adversos. Por ejemplo, como lo destaca Journal of Allergy and Clinical Immunology, las zanahorias pueden causar reacciones alérgicas asociadas al polen hasta en el 25% de las personas alérgicas a los alimento.

Por otro lado, el consumo excesivo de caroteno puede producir una coloración amarillenta o naranja en la piel, aunque es un síntoma inofensivo.

¿Cómo incluir zanahorias en la dieta?

A la hora de introducir zanahorias en la alimentación es bueno tener en cuenta la versatilidad de estos alimentos. Se pueden elaborar cremas con ellas, incluirlas en las ensaladas o incluso en los salteados de verduras.

También forman parte de la receta de muchos guisos y estofados, lo que mejora notablemente la calidad nutricional de los mismos. Combinan adecuadamente con tubérculos como la patata y el boniato.

Come más zanahoria

Como has podido comprobar, las zanahorias ofrecen diversos beneficios para la salud gracias a su contenido en antioxidantes y en vitaminas esenciales. Es importante consumirlas con asiduidad, ya que mejoran el funcionamiento del organismo a medio plazo. Busca la receta que más te gusta y consume zanahorias.

Recuerda que llevar a cabo una dieta equilibrada y variada es un punto de inflexión a la hora de luchar contra el desarrollo de patologías complejas. También la práctica de ejercicio físico ayuda mucho en este aspecto, incluso el descanso se torna como un pilar esencial. Mantén bajo control estos tres puntos para no sufrir consecuencias negativas en un futuro.

Te podría interesar...
¿Cuáles son los beneficios del jugo de zanahoria y jengibre?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Cuáles son los beneficios del jugo de zanahoria y jengibre?

El jugo de zanahoria y jengibre es una bebida saludable y deliciosa que puede resultar beneficiosa cuando la incluyes dentro de un estilo de vida s...



  • Sharma KD, Karki S, Thakur NS, Attri S. Chemical composition, functional properties and processing of carrot-a review. J Food Sci Technol. 2012;49(1):22–32. doi:10.1007/s13197-011-0310-7
  • Meyers, K. J., Mares, J. A., Igo, R. P., Truitt, B., Liu, Z., Millen, A. E., … Iyengar, S. K. (2013). Genetic evidence for role of carotenoids in age-related macular degeneration in the carotenoids in age-related eye disease study (CAREDS). Investigative Ophthalmology and Visual Science55(1), 587–599. https://doi.org/10.1167/iovs.13-13216
  • Nicolle C., Cardinault N., Aprikian O., Busserolles J., et al., Effect of carrot intake on cholesterol metabolism and on antioxidant status in cholesterol fed rat. Eur J Nutr, 2003.
  • Wang PY., Fang JC., Gao ZH., Zhang C., et al., Higher intake of fruits, vegetables or their fiber reduces the risk of type 2 diabetes: a meta analysis. J Diabetes Investg, 2016.
  • Ballmer-Weber, B. K., Wüthrich, B., Wangorsch, A., Fötisch, K., Vieths, S., & Altmann, F. (2001). Carrot allergy: Double-blinded, placebo-controlled food challenge and identification of allergens. Journal of Allergy and Clinical Immunology108(2), 301–307. https://doi.org/10.1067/mai.2001.116430