Infección por Shigella o shigelosis: causas, síntomas y tratamientos

La infección por Shigella es una patología intestinal causada por especies de un género bacteriano que se transmite en condiciones de poca higiene. Aprende a prevenirla en este artículo.
Infección por Shigella o shigelosis: causas, síntomas y tratamientos
Galo Flores

Escrito y verificado por la médica Galo Flores el 19 abril, 2021.

Última actualización: 19 abril, 2021

La infección por Shigella, también conocida como shigelosis, es una infección intestinal causada por especies de este género bacteriano. Uno de los datos característicos es la presencia de sangre en las evacuaciones diarreicas.

La bacteria que causa la shigelosis es muy contagiosa. Las personas se infectan con Shigella al estar en contacto con cantidades microscópicas de bacterias que se encuentran en las heces de una persona ya enferma. Un ejemplo de esto es el deficiente lavado de manos después de cambiar los pañales.

La Shigella también se puede transmitir por alimentos infectados o por beber o nadar en agua no potable. Los niños menores de 5 años tienen mayor propensión a contraerla. Los casos leves suelen resolverse por sí solos en una semana.

Es muy importante mantener un correcto estado de hidratación mientras persista la diarrea. Cuando amerita tratamiento médico, suelen prescribirse antibióticos.

Síntomas de la shigelosis

Los síntomas de una infección por Shigella, por lo general, tardan en aparecer uno o dos días después de haber tenido contacto con la bacteria. En algunas personas se manifiestan después de una semana.

La patología suele tener los siguientes signos:

  • Diarrea (con sangre o moco).
  • Fiebre.
  • Dolor intestinal (cólicos).
  • Náusea que puede llegar al vómito.
  • Pérdida del apetito,

Estos síntomas duran de 5 a 7 días, pero pueden prolongarse. Algunas personas, después de la infección por Shigella no parecen tener más problemas. No obstante, sus heces son contagiosas. La bacteria se detecta en el excremento de una persona hasta 4 semanas después de haber tenido el cuadro clínico.

Diarrea por infección por Shigella.
La shigelosis cursa con una diarrea que se caracteriza por tener sangre en la materia fecal.

¿Cuál es la causa de la infección por Shigella?

Como se mencionó, la shigelosis es causada por especies del género Shigella. Esta bacteria es muy contagiosa. Las personas se infectan por el contacto con objetos contaminados con excremento. Estos contactos, con elevada frecuencia son de objetos tales como los siguientes:

  • Superficies de baños.
  • Juguetes.
  • Pañales usados.
  • Alimentos preparados por alguien infectado.

Otras formas de transmisión de la bacteria pueden ser las moscas que tuvieron contacto con excremento y después con alimentos, así como el agua de regiones con pocas medidas higiénicas.

Al ser una bacteria muy contagiosa no es necesaria una gran cantidad de ellas para causar la infección. Por esta razón, la enfermedad se transmite fácil entre convivientes y en las guarderías.

Factores de riesgo

La infección puede afectar a cualquier persona, sin importar su edad o sexo. Sin embargo, hay algunos que la pueden adquirir con mayor facilidad:

  • Los niños menores de 5 años.
  • Personas que viven en una casa compartida. El contacto cercano con otros facilita la transmisión de la bacteria.
  • Quienes tienen escasas medidas higiénicas. Las personas que viven o viajan a países con poca infraestructura sanitaria aumentan sus probabilidades de infectarse con Shigella.
  • Los hombres que tienen sexo con hombres tienen un mayor riesgo de la infección por Shigella. Esto es por el contacto anal-oral que se puede dar durante la actividad sexual.

Posibles complicaciones

La infección por Shigella suele cursar con los síntomas mencionados y resolverse sin complicaciones. Solo en los casos graves o cuando no se cuenta con medidas de atención de salud pone en riesgo la vida.

Algunas personas tardan varias semanas en recuperar sus hábitos intestinales normales. Las complicaciones más comunes de una shigelosis son las siguientes:

  • Deshidratación: cuando la diarrea es excesiva.
  • Prolapso rectal: el esfuerzo durante las evacuaciones o la propia inflamación causan que la mucosa intestinal o del recto salga por el ano.
  • Convulsiones: algunos niños con infección por Shigella pueden convulsionar. Son más comunes en pequeños con fiebre alta, pero también se presentan en aquellos que no tienen elevación brusca de la temperatura.

¿Cómo se diagnostica la shigelosis?

Al ser un cuadro diarreico, comparte varios síntomas con otras infecciones intestinales. Un dato que puede ser característico es la diarrea con sangre, aunque esto no es exclusivo.

Para confirmar el diagnóstico de una infección por Shigella se debe tomar una muestra de las heces. La misma se analiza en el laboratorio para detectar la presencia de la bacteria o sus toxinas.

Tratamientos disponibles para la infección por Shigella

La infección por Shigella, en la mayoría de los casos dura de 5 a 7 días. Como en muchos casos de infecciones que producen diarrea, reponer los líquidos perdidos es la parte central del tratamiento.

Lo ideal es una solución oral rehidratante que contenga electrolitos. Beberla de forma frecuente y abundante ayudará a no llegar a la deshidratación. Cuando la misma ha empeorado, es posible que el médico recomiende una reposición con una solución intravenosa.

Si las evacuaciones diarreicas son muy frecuentes no se deben utilizar medicamentos de venta libre que contengan loperamida, difenoxilato o atropina. Estos fármacos reducen la capacidad de eliminación de la infección y complican el cuadro clínico.

El uso de antibióticos puede ser pertinente para bebés, adultos mayores y personas con alguna deficiencia inmune. También en personas con un alto riesgo de contagio de la enfermedad.

Antibióticos para la shigelosis.
Los antibióticos son parte del arsenal terapéutico contra la shigelosis. Se prescriben en condiciones puntuales que evalúa el médico.

Prevención y recomendaciones

La forma más eficaz y sencilla de prevenir la shigelosis consiste en lavarse las manos con frecuencia y de forma adecuada. Esta medida higiénica es muy importante después de ir al baño o al cambiar un pañal. De la misma forma, es un paso que siempre se debe cumplir antes de comer o de preparar alimentos.

Cuando se convive con un niño que tiene diarrea hay que lavarse las manos antes de tocar a otras personas y antes de manipular cualquier alimento. Como regla general, si una persona tiene una enfermedad intestinal de este tipo, no debería preparar comida para otros. También es necesario desinfectar con frecuencia los excusados que han sido usados por alguien que presenta shigelosis.

La infección por Shigella se evita con higiene

Las prácticas correctas de higiene son la mejor forma de prevenir y frenar la propagación de la infección por Shigella. Esto es un correcto lavado de manos y una preparación adecuada de los alimentos.

Cuando se presenta esta enfermedad diarreica infecciosa el pronóstico es muy bueno para la mayoría de los pacientes. Para los niños de corta edad, los ancianos y aquellos con deficiencias del sistema inmunitario existe un mayor número de complicaciones.

En todos los casos, evitar la deshidratación debe ser la prioridad del tratamiento. De la misma forma, es indispensable seguir las recomendaciones del profesional, en caso de que haya necesidad de medicamentos.

It might interest you...
Cómo combatir la diarrea
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Cómo combatir la diarrea

La diarrea es uno de los trastornos digestivos más comunes, que incluye síntomas como el dolor estomacal, mareos y vientre hinchado.



  • Killackey SA, Sorbara MT, Girardin SE. Cellular Aspects of Shigella Pathogenesis: Focus on the Manipulation of Host Cell Processes. Front Cell Infect Microbiol. 2016 Mar 31;6:38.
  • Tickell KD, Brander RL, Atlas HE, Pernica JM, Walson JL, Pavlinac PB. Identification and management of Shigella infection in children with diarrhoea: a systematic review and meta-analysis. Lancet Glob Health. 2017 Dec;5(12):e1235-e1248.
  • Carayol N, Tran Van Nhieu G. The inside story of Shigella invasion of intestinal epithelial cells. Cold Spring Harb Perspect Med. 2013 Oct 1;3(10):a016717.
  • Khalil, I. A., Troeger, C., Blacker, B. F., Rao, P. C., Brown, A., Atherly, D. E., ... & Reiner Jr, R. C. (2018). Morbidity and mortality due to shigella and enterotoxigenic Escherichia coli diarrhoea: the Global Burden of Disease Study 1990–2016. The Lancet Infectious Diseases18(11), 1229-1240.
  • Baker S, The HC. Recent insights into Shigella. Curr Opin Infect Dis. 2018 Oct;31(5):449-454.